Hora local en Rosario:

 

 

 

 

Por Jorge Metz (*)

Es sabido que la matriz energética en los últimos años viene de mal en peor, obliga a la importación de combustibles líquidos y gaseosos, que adicionalmente se agrega los altos costos de arrendamiento y servicios para los regasificadores en Bahía y Escobar y el abastecimiento de fuel oíl y gas oíl en las termoeléctricas.

El soñado superávit energético proyectado se iniciaba con estimular la producción en Vaca Muerta e YPF en ese objeto contrataba la barcaza Tango, con el objetivo de exportar GNL en épocas de bajos consumos.

Se pago en época de Cristina Kirchner USD 15 por millón de BTU, posterior en un revés de los precios de los commodities en baja, salto de USD 3 a USD 8 por millón de BTU con el gobierno anterior, a los USD 27 de LNG en ascenso actuales, en cuenta la baja en la producción del recurso boliviano, las restricciones en Vaca Muerta y la perspectiva de un conflicto entre Rusia y los países de la OTAN por Ucrania, que ha generado temores de una crisis energética en Europa.

Nadie puede desconocer que seguramente serán más altos los precios. Se especula con alrededor de USD 5000 millones y 18 cargamentos de 50000 m3 de gas oíl por otros USD 550 millones.

Después de muchos años de políticas energéticas erróneas que dependen de la importación en un mercado de muy alta competitividad en el mundo. Las grandes ligas del comercio mundial giran en derredor de este negocio que no solamente se debe tener capacidad exportadora, sino que, además, experiencia y oficio porque sus resultados son de muy alto riesgo.

Es el capitalismo desarrollado por los mejores ante un mercado muy volátil y profesional. Nada parecido a nuestros responsables actuales.

A mediados del 2019 se adjudicaron 18 áreas de 3 cuencas de la plataforma continental para buscar gas y petróleo en el mar argentino por 724 millones de dólares. Las empresas contaran con un periodo de 13 años máximo en los bloques más profundos y 11 años en las áreas más cercanas de la costa.

Recién a principio de este año se dio luz verde para la inversión en semejante iniciativa millonaria. Este es el camino recomendado para dar por agotado este gran desafío de intentar revertir la matriz después de 30 años de errores acumulados y un montón de dinero de los argentinos que podría ser destinado con otro objeto.

En la confección de los pliegos nuestro aporte no pudo ser superior porque venían con la exigencia de bandera condicionada a los regímenes laborales de los tripulantes agremiados en Argentina, pero si aportamos, para que el sector técnico de embarcaciones (los que operan los equipos), evitando el cruce del ‘waiver’ al cabotaje nacional con embarcaciones adaptadas a hacer relevamientos.

Cuando se hizo la presentación internacional de las zonas a licitar, hicimos una exposición de todos los servicios en puertos marítimos ofrecidos, sus facilidades o dificultades, con una descripción de la legislación aplicable para los remolcadores supply y escorts, con la perspectiva de liberar este sector para el futuro, cosa que hicimos al liberar completamente los remolcadores DP2 en la ley de la Marina Mercante.

Finalizando nuestra participación en responder las consultas de los inversores más puntuales a medida que se las formulaban a Energía. Por acá es el camino. (Jackemate.com)

 

(*) Ex Subsecretario de Puerto, Vías Navegables y Marina Mercante de la Nación

 

 

Déjanos tu Comentario
Comparte este Articulo ...
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin