Hora local en Rosario:

Al momento de iniciarse esta columna, el presidente ucraniano Volodymyr Zelensky prometía que Dombás “volverá a ser ucraniano”, aunque militarmente era contradicho por el avance soviético en la región sureste, donde la situación es difícil por el incremento del potencial de fuego soviético en la región.

Zelensky llamó a incrementar la resistencia para que “Dombás vuelva a ser ucraniano. Incluso si Rusia trae todo el sufrimiento y la ruina reconstruiremos cada ciudad, cada comunidad. No hay otra alternativa real”, recalcó el presidente ucraniano.

El gobierno de Ucrania continúa requiriendo que le suministren múltiples sistemas de lanzamiento de cohetes para contrarrestar la ofensiva rusa. Mientras tanto, John Kirby, secretario de prensa del Pentágono, señaló que “todavía no se han tomado esas decisiones”.

El presidente ucraniano visitó trincheras para alentar a sus tropas

A todo esto, en la región ocupada de Jerson, los rusos cerraron las áreas circundantes con las regiones ucranianas de Mikolayiv y Dnipropetrovsk.

Rusia probó su misil hipersónico

Hasta una distancia de 1.000 kilómetros llega el misil crucero hipersónico Zircón que Rusia acaba de probar en las últimas horas, según comunicó el Ministerio de Defensa soviético.

El misil fue disparado desde el Mar de Barents hacia un objetivo en el mar Blanco, una ensenada en el sector sur de la costa oeste de Rusia, formado ello parte de una prueba ampliada de nuevas armas.

Se exhibió el video del misil en una trayectoria empinada desde una fragata clase Almirante Grigorivich de Rusia en el mar, al que tuvo acceso una agencia internacional de noticias estadounidense.

Opciones de la OTAN

En razón de ello, EE.UU. avanzó en su evaluación para enviar un nuevo sistema avanzado de cohetes a Ucrania.

Y no sólo eso se está haciendo. La OTAN está apoyando con un incremento de operaciones de inteligencia y de provisión de armamento sofisticado, así como asistencia humanitaria y, simultáneamente, con la implementación de mayores sanciones económicas para deteriorar en esa área a los rusos, ya que el presidente de la Federación rusa Vladimir Putin se resiste a abandonar la invasión en base a su poder energético, agrícola e industrial, lo que les reporta a los soviéticos 750 millones de dólares diarios.

Cuatro paquetes

A las opciones militares, la OTAN planteó cuatro paquetes de sanciones económicas, destinadas a golpear empresas estatales, militares. tecnológicas y de fertilizantes, a la vez que pretende cancelar activos de la oligarquía rusa a nivel mundial, a lo que se ha sumado la cancelación de reservas líquidas, depositadas en bancos occidentales, que representarían 230.000 millones de dólares y la desconexión de los principales bancos del sistema SWIFT de pagos y cobros internacionales.

Sólo resta cortar las importaciones energéticas de Europa, las que se resiste a implementar dicha herramienta. Las sanciones económicas requieren tiempos adicionales para lograr objetivos que permitan el cese de la masacre soviética. (Jackemate.com)

 

(*) Licenciado en Periodismo – Postítulo en Comunicación Política

 

 

Déjanos tu Comentario
Comparte este Articulo ...
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin