No convenció y dejó más dudas que certezas entre los diputados provinciales del Frente Progresista Cívico y Social, y así lo hicieron saber a través del presidente del bloque, Joaquín Blanco, las declaraciones del ministro de Gobierno, Justicia y Derechos Humanos de la provincia, Roberto Sukerman, durante su interpelación por el supuesto ‘Vacunatorio VIP’ denunciado en el Hospital Escuela ‘Eva Perón’ de Granadero Baigorria, municipio vecino al norte de Rosario.

Sukerman, en su interpelación realizada este lunes por la mañana en el recinto de la Cámara baja, descartó de plano la existencia de un sitio así, afirmando que “no hay en la provincia lugares para vacunar con privilegios a determinadas personas y todos los funcionarios y las funcionarias que dependan de la provincia van a sufrir las consecuencias si se comprueba alguna irregularidad”.

En tanto, el diputado provincial socialista Joaquín Blanco fue contundente al señalar que el ministro político de la ‘Casa Gris’ de Santa Fe “no dio certezas ni datos concretos” y agregó que “el Gobierno (de Omar Perotti) no se hace cargo de una situación lamentable y escandalosa”.

Sukerman, quien durante su permanencia estuvo sentado junto al presidente de la Cámara baja, Pablo Farías, aseguró que “ya hay investigaciones en marcha. Queremos dejar absolutamente claro que ante cada situación que no correspondía, el Gobierno actuó, y se iniciaron sumarios, Fiscalía está investigando”.

Asimismo, explicó que “el propio gobernador (Omar) Perotti y cada una de sus ministras y ministros se vacunó cuando les tocó” y añadió: “Quiero recordar algo que no se dijo mucho y es que el gobernador Perotti y la mitad su gabinete sufrieron el Covid antes de ser vacunados y en muchos casos la pasaron mal y debieron ser hospitalizados y sus familiares también”.

También expresó que “nosotros estamos orgullosos de nuestra campaña de vacunación, y no solamente la campaña, sino también los testeos, la infraestructura sanatorial y hospitalaria que se pudo generar en todos estos meses, lo que tiene que ver con las ayudas económicas a los sectores perjudicados por la pandemia. Es decir, son los cuatro hitos que nosotros marcamos de esta situación de pandemia”, aseveró.

En otro momento de su interpelación, Sukerman se lamentó porque los legisladores “nos hayan arrimado más de 30 preguntas, las 5 iniciales más 26 preguntas más, más las subpreguntas, más el pedido de informes, y nos lo hayan entregado el viernes a las 14.05. Ni siquiera tuvimos un día hábil. Por lo tanto, todavía estamos recibiendo información y desde ya aclaramos que la información que todavía no podemos disponer la vamos a acercar apenas podamos porque queremos responder todas las preguntas”, cerró el ministro.

Blanco: “Tuvimos escasas precisiones”

Por su parte, Joaquín Blanco, en su condición de presidente del bloque del FPCyS, también se lamentó porque -dijo- “tuvimos escasas precisiones del ministro. Esperábamos respuestas claras, políticas, que expliquen que pasó en Baigorria, y cuáles fueron los motivos por los cuales el vicepresidente de la Empresa Provincial de la Energía se vacunó en ese lugar”.

Y continuó: “Se realizaron planteos con respecto a la nómina de funcionarios vacunados, dónde y cuándo se vacunaron, planteos con respecto a la distribución de las vacunas en la provincia, así como se le planteó la necesidad de controles interiores y un monitoreo transparente. Son todas cuestiones que el ministro no supo responder”.

A su vez, los diputados que hicieron uso de la palabra consultaron también por las irregularidades ocurridas en el hospital de Reconquista, así como en otros departamentos y localidades provinciales, y lo ocurrido con los trabajadores del IPEC y también de cultura que fueron inmunizados pese a no estar entre la población objetivo.

Para los legisladores del FPCyS, el ministro Sukerman no brindó precisiones, pese a la insistencia de los mismo respecto a las responsabilidades políticas en estos temas, como tampoco ante las consultas referidas a qué funcionarios fueron vacunados desde que inició la inoculación en la provincia.

En tanto, tampoco hubo mayores certezas en lo referido a qué funcionarios son quienes deciden la distribución de las vacunas en el territorio provincial.

En igual sentido, el diputado Blanco insistió con la posibilidad de realizar un cruzamiento de datos informáticos entre la nómina de funcionarios con la base de datos de personas vacunadas, así como se exigió por la falta de respuestas a los diversos pedidos de informe realizados por la Cámara desde el inicio de la pandemia.

“Esto es fundamental no solo para que haya justicia con lo que pasó, sino por el respeto a los cientos y cientos de personas que fallecieron esperando su turno para vacunarse”, aseveró Blanco, y agregó: “Le pedimos al Gobierno de Santa Fe que tome seriamente, no son las vacunas una cuestión para especular electoralmente. Queremos que sea el propio gobierno el que pueda decir que, en los meses de enero y febrero, cuando no había vacunas, quiénes se vacunaron de manera totalmente irregular”, exigió.

Asimismo, llamó a “tener ejemplaridad desde el Estado”, y reflexionó: “Si la sociedad se queda con que hay amigos del poder que tienen privilegios se descompone lo más básico, eso es lo que debemos evitar”.

Tras sostener que “la transparencia debe ser lo que guíe”, Blanco dijo que “hoy esperábamos respuestas y creo que el ministro Sukerman se lleva más preguntas, nos quedamos con gusto a poco”, concluyó. (Jackemate.com)

 

 

Déjanos tu Comentario
Comparte este Articulo ...
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin