Un ataque aéreo israelí dirigido intencionalmente destruyó este sábado un edificio de 12 pisos que albergaba las oficinas en la ciudad de Gaza de The Associated Press y otros medios informativos, horas después de que otro ataque aéreo —contra un campo de refugiados densamente poblado en la ciudad— matara al menos a 10 palestinos de una familia numerosa, la mayoría niños.

“Estamos impactados y consternados” por el “increíblemente perturbador” ataque contra el inmueble, afirmó el presidente y CEO de la AP, Gary Pruitt, en un comunicado.

“El mundo sabrá menos de lo que está sucediendo en Gaza por lo que pasó hoy”, agregó.

Los empleados de la AP y otros inquilinos evacuaron el edificio de forma segura después de que los militares avisaran por teléfono que el ataque era inminente en una hora.

Tres misiles pesados hicieron impacto en el edificio, derrumbándolo totalmente en medio de una nube gigantesca de polvo.

Durante 15 años, la oficina de AP en el último piso y la terraza de la azotea fueron un lugar privilegiado para cubrir los conflictos de Israel con los gobernantes de Hamas en la Franja de Gaza, incluso las guerras de 2009 y 2014.

La cámara de la agencia de noticias ofreció tomas en directo las 24 horas del día mientras los cohetes de los milicianos volaban hacia Israel y los ataques aéreos israelíes martilleaban la ciudad y sus alrededores esta semana.

El inmueble también era sede de las oficinas de la cadena Al-Jazeera, una cadena de noticias financiada por el gobierno de Qatar, y de apartamentos residenciales.

Al-Jazeera transmitió los ataques aéreos en directo mientras el edificio se derrumbaba. “Este canal no será silenciado. Al-Jazeera no será silenciada”, dijo una presentadora de Al-Jazeera English, con la voz cargada de emoción. “Podemos garantizarlo ahora mismo”, agregó.

El ejército israelí dijo que apuntó contra el edificio porque contenía equipos de las agencias de inteligencia de Hamas.

Las fuerzas armadas israelíes alegaron que esas agencias estaban utilizando las oficinas de los medios de comunicación como “escudos humanos”. No aportó pruebas de estas afirmaciones.

El edificio donde funcionaba AP Gaza se desmorona por el impacto de tres misiles israelíes

El Comité para la Protección de los Periodistas, con sede en Nueva York, exigió a Israel “una justificación detallada y documentada” del ataque.

“Este último ataque contra un edificio que Israel sabía que albergaba medios de comunicación internacionales hace pensar que las Fuerzas de Defensa de Israel están atacando deliberadamente las instalaciones de la prensa con el fin de interrumpir la cobertura del sufrimiento humano en Gaza”, dijo el director ejecutivo del grupo, Joel Simon, en un comunicado.

El otro ataque aéreo israelí contra el campo de refugiados, horas antes, fue el golpe individual más mortífero del conflicto actual entre Israel y el grupo radical Hamas. Ambas partes están tratando de conseguir ventajas a medida que aumentan los esfuerzos por lograr un alto del fuego.

El último estallido de violencia comenzó en Jerusalén y se extendió por toda la región durante la semana pasada, con enfrentamientos entre judíos y árabes y disturbios en ciudades mixtas de Israel. También hubo protestas palestinas generalizadas el viernes en la Cisjordania ocupada, donde las fuerzas israelíes mataron a disparos a 11 personas.

Comunicado de AP

En tanto, por este incomprensible ataque a la sede periodística de AP y Al-Jazeera, el presidente y director general de la AP, Gary Pruitt, dio a conocer la siguiente declaración en la que afirma que “estamos impactados y consternados de que las fuerzas armadas israelíes hayan atacado y destruido el edificio que albergaba las corresponsalías de la AP y de otras organizaciones de prensa en Gaza. Ellas han sabido desde hace tiempo la ubicación de nuestra corresponsalía y sabían que había periodistas ahí. Nosotros recibimos un aviso de que el edificio sería atacado”.

Agrega que “estamos pidiéndole información al Gobierno israelí y estamos en contacto con el Departamento de Estado de Estados Unidos para saber más”.

Concluye sosteniendo que “es un acontecimiento increíblemente perturbador. Hemos evitado por poco una pérdida terrible de vidas. Una decena de periodistas y colaboradores de la AP estaban dentro del edificio y afortunadamente logramos sacarlos a tiempo. El mundo sabrá menos de lo que está sucediendo en Gaza por lo que pasó hoy”. (AP/Jackemate.com)

 

 

Déjanos tu Comentario
Comparte este Articulo ...
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin