El sector de los inquilinos rosarinos viene soportando incumplimiento de normativas desde los propietarios de los inmuebles, entre ellas el congelamiento de precios de los contratos y el desalojo, así como la posibilidad de elaborar en el ámbito de la ciudad de un tipo de registro municipal de contratos de alquiler. Fue por ello que hubo este lunes una reunión para tratar esta situación en la comisión de Derechos Humanos del Concejo Municipal rosarino, a la que invitaron al presidente del Centro de Estudios Metropolitanos y de la Concejalía Popular, Nire Roldán, y al titular de la Asociación de Inquilinos de Rosario, Emanuel Canelli.

En modalidad virtual se realizó la reunión semanal de esta comisión presidida por la edila Susana Rueda, de Rosario Progresista, y la participación de la vicepresidenta, Jesica Pellegrini, de Ciudad Futura-FSP; Norma López y Alejandra Gómez Sáenz, del Frente de Todos-PJ; Ana Laura Martínez, de Juntos por el Cambio, y Daniela León, de Unión Cívica

El ex concejal rosarino Nire Roldán destacó la presencia en la agenda pública del tema de la nueva Ley Nacional de Alquileres y el Decreto de Necesidad y Urgencia. DNU 320 del 2.020, que se vence este 30 de septiembre. También el espacio de debate para trabajar en políticas públicas para que se cumplan los derechos de los inquilinos.

El presidente de la Concejalía Popular destacó que se pelea contra sectores corporativos que “pretenden frenar estos avances y con la realidad en cuanto a la práctica de contratos informales en la renta de los inmuebles que favorece a todo tipo de incumplimientos”.

Por otra parte, destacó que ninguna de las dos medidas nacionales antes referidas, tiene como consecuencia la suba en el valor de los alquileres, que sí está relacionada al puro abuso que existe en el mercado y a una especulación inmobiliaria.

En este sentido, explicó que muchas de las razones por la que se dictó el DNU, hoy en día siguen vigentes e instó a profundizar la herramienta de mediación obligatoria gratuita en todos lados.

“Por eso hay que efectivizarlo en defensorías del pueblo; Oficinas del Consumidor; Colegio de Corredores Inmobiliarios; Colegio de Abogados y todos los institutos para garantizar y asistir a todos los contratos de alquiler”, precisó Roldán.

Asimismo, informó que se pidió prorrogar algunas herramientas del DNU, también poner en marcha un programa específico para el endeudamiento de los locatarios con herramientas como el ahora 12, 24 y 36 y la puesta en marcha del programa de alquiler social.

A su turno, Canelli, puntualizó que existen 200 mil personas alquilando en Rosario, calificó a la situación actual como “muy compleja” y denunció que el decreto presidencial no se cumple y que “cotidianamente se da un intento sistemático de los corredores inmobiliarios respecto a desconocer las prórrogas automáticas del contrato con precios congelados y mismas condiciones, haciendo renovaciones retroactivas con aumentos”, precisó.

Si bien destacó la importancia del DNU, subrayó que si no se prorroga vendrán otros problemas como los aumentos que ya estaban previamente establecidos en los contratos.

Por otra parte, alentó a que el alquiler esté regulado por el Estado en una situación similar al servicio público, como el taxi.

Luego de la exposición de los invitados, la concejala radical Daniela León indagó sobre la existencia de certezas en cuanto a la prórroga del DNU y el detalle de los organismos de control y aplicación de la ley.

Al respecto Nire Roldán insistió en que hay sectores que buscan confundir para evitar cumplir con lo que establece el DNU y aseveró que “mantiene la esperanza en cuanto a la prórroga, respecto a los desalojos y contratos. Incluso con algunas modificaciones el congelamiento de precios también y segmentar topes”. (Jackemate.com)

 

Fuente: Prensa Concejo Municipal Rosario

Déjanos tu Comentario
Comparte este Articulo ...
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin