Hora local en Rosario:

 

La Cámara de Senadores de Santa Fe dio media sanción al proyecto del legislador provincial Miguel Elías Rabbia, del Partido Justicialista y representante del departamento Rosario, por el que solicita que se le asigne a cada efector de salud de gestión pública de la provincia un número de prestador del Instituto Autárquico Provincial de Obra Social (IAPOS).

Según Rabbia, el objetivo de la propuesta es la inclusión de todos los profesionales prescriptores, vinculados contractual y laboralmente a la institución, dentro de la red prestacional del IAPOS permitiendo a los mismos la prescripción de medicación, métodos complementarios y tratamientos médicos.

“Al asignar un número de prestador institucional los profesionales tratantes, en caso de carecer un número de prestador profesional, podrán recetar medicación y prescribir tratamientos complementarios con el número de efector”, indicó.

“La solución no reviste de complejidad para ser implementada o una mayor erogación de recursos. Al contrario, se logrará una gestión más eficiente, ágil y de proximidad hacia los ciudadanos al mejorarse los servicios que se brindan a los mismos”, precisó.

Al respecto, el senador por el departamento Rosario explicó que “actualmente en distintos efectores de salud existen numerosos profesionales que no se encuentran inscriptos como prestadores del IAPOS”, y agregó: “La falta de inscripción provoca la imposibilidad de indicar tecnologías diagnósticas, tratamientos y/o medicamentos a sus pacientes afiliados a dicha obra social”.

Por ello, aclaró que “sólo son autorizadas por parte del IAPOS las prescripciones de profesionales registrados en el mismo, independientemente de estar afiliado el paciente en cuestión”.

En ese sentido planteó que “en una gran cantidad de localidades del interior existe solo un centro sanitario para toda la comunidad e incluso algunas carecen del mismo, debiendo sus habitantes moverse kilómetros para acceder a la atención”.

Añadió, asimismo, que “si a ello se le agrega que en algunas ocasiones los médicos tratantes no se encuentran inscriptos en prestadores del IAPOS el servicio sanitario se ve notoriamente afectado”.

Puntualizó, siguiendo su explicación, que “en esos casos aquellos tratamientos médicos complementarios y/o medicación prescripta a los pacientes no será autorizada por la obra social de los trabajadores del Estado quedando trunca la integralidad de la atención médica, haciendo caer los preceptos de accesibilidad y oportunidad en la prestación del servicio de salud”

Y concluyó diciendo que “esto suele acarrear un retraso en los diagnósticos y prácticas terapéuticas, lo que en más de una ocasión genera un sufrimiento a los ciudadanos y un mayor costo, al necesitar una segunda consulta con un profesional inscrito en IAPOS y generalmente fuera del lugar de residencia del paciente”. (Jackemate.com)

 

 

Déjanos tu Comentario
Comparte este Articulo ...
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin