El intendente rosarino Pablo Javkin firmó este jueves la promulgación del nuevo Código de Convivencia que reemplaza al anterior Código de Faltas. La flamante normativa, aprobada días atrás por el Concejo Municipal e impulsada por el propio Ejecutivo local, entra de esta manera en vigencia y comienza su proceso de implementación, que tendrá un plazo de 180 días.

Javkin firmó el decreto para oficializar el flamante código durante un encuentro en el Palacio de los Leones, sede del Gobierno municipal, en el que estuvo acompañado por los presidentes de los distintos bloques del Concejo Municipal e integrantes de las distintas bancadas; del coordinador de Gabinete, Rogelio Biazzi; del secretario de Gobierno, Gustavo Zignago, y de la subsecretaria de Comunicación Social, Jorgelina Fay.

“Es un código moderno, muy claro, muy definido en relación a la aplicación de las normas, obviamente dentro de lo que corresponde a la autoridad municipal, pero pone a Rosario en un lugar de primera línea a la hora de definir qué aceptamos y qué y cómo lo sancionamos”, señaló Javkin sobre la nueva normativa, presentada por el Ejecutivo a fines de marzo pasado y aprobada por los ediles el pasado 5 de noviembre.

Asimismo, recordó que “teníamos un código del año ’81, no habíamos podido dar este debate en democracia” y valoró que “se pudo concretar con el apoyo de todos los bloques” en el cuerpo legislativo.

“Marca la forma en la que tenemos que respetar las reglas en la ciudad, eso es lo más importante”, mencionó el jefe del Palacio de los Leones.

Además, Javkin destacó que el código incorpora “instrumentos novedosos” y suma una “participación ciudadana activa”.

Los nuevos derechos

En ese sentido, explicó: “Con respeto por los nuevos derechos, con una lógica de modernización y digitalización, pero sobre todo con el objetivo de que la regla que vemos marcada en la calle contribuya a un mejor clima de convivencia y de seguridad”.

El jefe municipal sostuvo, además, que el nuevo cuerpo normativo permitirá cambios en “cómo es el procedimiento de juzgamiento de las faltas” y en la “posibilidad de que haya faltas que por su gravedad tengan sanciones más fuertes”.

Asimismo, destacó: “Genera una posibilidad de juicios por jurados, en algunos hechos como pueden ser siniestros viales que causen enorme conmoción”.

A partir de la firma del intendente, se inicia el proceso de implementación y puesta en práctica del nuevo código, cuyo eje central es la generación de convivencia como herramienta para contrarrestar la violencia y fomentar la paz y el respeto.

La iniciativa también apuesta a ordenar las diversas reglamentaciones existentes, innovar en la relación con la ciudadanía, establecer mecanismos de control y prevención e incorporar nuevas temáticas y dimensiones de la vida en la ciudad.

Desde el municipio se destacó la necesidad de tener en cuenta una serie de componentes operativos para la implementación del nuevo Código, a partir de una necesaria relación funcional entre cada uno de ellos, ya que el mismo requiere de una nueva forma de administración, nuevos sistemas, personal renovado, espacios amigables y cercanos, tecnología disponible y claridad y transparencia en las acciones.

El nuevo Código apunta a endurecer las sanciones para quienes incumplan y a sumar nuevos mecanismos de control haciendo uso de los avances tecnológicos y nuevas medidas que prioricen la prevención y la restauración inmediata del daño.

También suma nuevas faltas para quienes accionen contra el medio ambiente y la salud, y fuertes sanciones contra toda expresión discriminatoria. Se busca además una mayor protección del espacio público y el mobiliario urbano, entre otras nuevas disposiciones. (Jackemate.com)

 

 

Déjanos tu Comentario
Comparte este Articulo ...
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin