Hora local en Rosario:

 

 

 

 

Por Ricardo Marconi (*)

Gustavo Petro, al jurar como presidente de Colombia, recibió la banda presidencial de manos de María José Pizarro, hija del comandante de la extinta guerrilla M-19, a la que perteneció el actual mandatario. El primer presidente de izquierda en la historia colombiana se comprometió a poner fin a la violencia interna en el marco de una nueva estrategia en la lucha contra el narcotráfico. Francia Márquez, en este contexto, hizo historia como la primera afrodescendiente en ocupar la vicepresidencia.

Petro, en la ceremonia, estuvo acompañado por la espada de simón Bolívar, robada en 1974 por el M-19 y que estuvo en su poder durante 17 años hasta que fue entregada al Estado en 1991 como un gesto de paz, permaneciendo desde entonces en una bóveda del Banco de la República y en 2010 fue trasladada al presidencial Palacio de Nariño.

En su mensaje, Petro pidió terminar, “de una vez y para siempre, con seis décadas de violencia y conflicto armado” y convocó a dejar las armas en las nebulosas del pasado”, así como “a aceptar beneficios jurídicos a cambio de paz, a cambio de la no repetición definitiva de la violencia” que dejó una estela de 50.770 secuestros, 121.768 desapariciones, 450.664 asesinatos y 7,7 millones de personas desplazadas, según estadísticas de la Comisión de la Verdad.

Operación militar 

Gustavo Petro y Francia Márquez, al frente del primer gobierno de izquierda colombiano

En una operación militar realizada en Colombia fue muerto el principal jefe disidente de las FARC. Se trata de Néstor Gregorio Fernández, conocido como “Iván Mordisco”. La muerte fue anunciada por Jorge Luis Vargas, jefe de la Policía de Colombia, quien señaló que el operativo se realizó en el departamento colombiano de Caquetá. El ministro de Defensa Diego Molano consideró al operativo como “una estocada final a las disidencias”, en la que fueron abatidos otros nueve miembros de la agrupación.

La Policía Nacional logró cercar a Mordisco en San Vicente de Caguán y luego de un bombardeo, fue asaltado el campamento. La inteligencia colombiana apuntó que el cuerpo de Mordisco “fue llevado por sus soldados del escenario del ataque”.

Las fuerzas colombianas consiguieron ubicar el cuerpo de la compañera sentimental de Mordisco y el de su especialista de comunicaciones, «con señales de que fueron arrastrados», informó ‘El Tiempo’ de Colombia, «lo que ratificaría la versión de que el cuerpo de Mordisco fue sacado del sitio». Además, pudieron incautar dos fusiles, pistolas, proveedores, granadas y hasta un drone.

Intimidación civil 

De acuerdo a las Fuerzas Militares, ese material bélico tenía como destino intimidar a la población civil y planear algunas acciones terroristas.

El Frente 1 “Armando Ríos”, que era liderado por Iván Mordisco, se financiaba a través del narcotráfico, la extorsión y el secuestro y tenía eje de operaciones en Meta, Caquetá y Guaviare.

La «Armando Ríos» es una organización que cuenta con unos 400 miembros, según estimaciones de inteligencia. Hace poco había sufrido un duro golpe con la muerte de Miguel Botache Santillana, alias Gentil Duarte, quien era uno de los cabecillas más destacados de las disidencias. Sin Duarte, Mordisco se presentaba como la principal cabeza de la organización a nivel nacional.

Nexo con cárteles mexicanos 

Se estimaba que Mordico tenía nexos con cárteles del narcotráfico de México. Era un francotirador y experto en explosivos desde el 2000 y en el 2008 se dedicaba al reclutamiento de poblaciones indígenas, mayoritariamente niños.  Al gestarse las negociaciones de paz en La Habana (Cuba), el guerrillero abatido anunció que no se desmovilizaría e invitó a los guerrilleros a “continuar con la lucha armada”. (Jackemate.com)

 

(*) Licenciado en Periodismo – Postítulo en Comunicación Política

 

 

Déjanos tu Comentario
Comparte este Articulo ...
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin