El Govern de la Generalitat calcula que al menos un 30% de los comercios catalanes no volverán a levantar la persiana después de los tres meses de confinamiento causados por la pandemia del coronavirus. Así lo afirmó la consellera de Empresa y Conocimiento de la Generalitat, Àngels Chacón, en el programa ‘Via Lliure’ de RAC1.

Chacón ha cifrado la destrucción de la ocupación que implicará el cierre de estos negocios. “El pequeño comercio y la gran distribución representan el 16% del empleo. Son muchos puestos de trabajo”, ha lamentado.

Ante esta situación, ha defendido un cambio de paradigma en el sector como unas de las posibles soluciones para la regeneración del tejido comercial.

Según la consellera, que es especialista en comercio internacional, es necesaria una reconversión de los negocios porque los hábitos de consumo también han cambiado.

“El comercio debe integrar las nuevas tecnologías porque hay una nueva generación de consumidores que se comporta diferente. Nuestros hijos ya entienden las compras por internet”, afirmó Chacón.

Catalunya perderá la mitad de turistas

La Generalitat prevé además que el turismo caerá este año en Catalunya entre un 41 y un 53%. “Vendrán menos de 10 millones de turistas extranjeros, porque la mayor parte procederán de los mercados de proximidad. Si viniesen la mitad de lo habitual, ya estaría contenta”, sostuvo la consellera.

Normalmente llegan alrededor de 20 millones de turistas extranjeros a Catalunya cada año, aproximadamente la mitad de ellos durante los meses de verano.

Chacón ha señalado que un 40% de los catalanes tiene intención de hacer vacaciones este verano.

“Cerca del 30% irá a segundas residencias, un 20% a hoteles y un 15% a apartamentos. Pero este turismo interno sólo representa el 8% de los ingresos de la actividad turística en Catalunya”, advirtió. El 84% de ingresos restantes, unos 21.000 millones de euros, lo aportan los extranjeros.

En este sentido, la consellera destacó que no hay que despreciar el turismo, un sector que representa el 12% del PIB catalán, más que ningún otro.

Dos niños en sus bicicletas por el barrio Gótico

“Qué bien se pasea por la ciudad sin turistas…Sí, pero también hay que darse una vuelta por la catedral de Barcelona y darse cuenta todos los establecimientos y restaurantes que dependen de ese turismo”, precisó.

“No es una catástrofe”

“No es una catástrofe, pero necesitamos ayudas directas para el comercio y el turismo”

Un par de niños se aprovechan de la ausencia de turismo para jugar en el carrer del Bisbe, en pleno centro de Barcelona. Mané Espinosa

Un par de niños se aprovechan de la ausencia de turismo para jugar en el carrer del Bisbe, en pleno centro de Barcelona. Mané Espinosa

Aunque ha rehusado hablar de “catástrofe” para referirse a la situación del comercio y el turismo, sino a un “momento de cambio”, Chacón reclamó ayudas directas para salvar ambos sectores.

De los 140.000 millones de euros de ayudas directas que la UE tiene previsto dar en España, ha pedido que 7.500 millones de euros se destinen directamente al sector turístico catalán, y otros 5.000 millones de euros más al comercio.

Preguntada por la crisis de Nissan, la consellera dijo que “no damos Nissan por perdida, pero evidentemente cada vez se ve más difícil”.

En cuanto a las próximas elecciones catalanas, Chacón aseveró que “todavía hay muchísimo trabajo que hacer. Me sabría muy mal que no se aprobara la ley de facilitación de la actividad económica, y esto vendrá de unos meses. Además, hay mucho que hacer para la recuperación de la reputación de Catalunya, de la marca, de la captación de inversiones…”.  (La Vanguardia/Jackemate.com)

Déjanos tu Comentario
Comparte este Articulo ...
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin