Por Ricardo Marconi (*)

El 19 de octubre de 2017, desde el Observatorio Astronómico de Hawaii, se detectó, por primera vez, un objeto interestelar de una longitud aproximada entre 500 y 800 metros al que se le dio el nombre de Oumuamua, que significa “Mensajero de lejos que llega primero”.

Karen Mech, astrónoma de la Universidad de Hawaii, señaló que “tiene la forma de cigarro y viaja a 310.000 kilómetros por hora”.

El Objeto 1I/2017 UI, según el Instituto de Astronomía de la Universidad de Hawaii, entró a nuestro Sistema alrededor de 1837, pero recién pudo ser visto en 2017, debido a que estaba demasiado lejos del Sol -que no podía reflejar suficiente luz-, como para ser captado.

Una vez que se acercó al Sol, se movió rápido y permaneció en una región visible para los telescopios, mostrando características inusuales.

Primero se infirió que era mucho más largado o aplanado que cualquier asteroide o cometa conocido en el Sistema Solar y, posteriormente, el astrónomo Taylor Travis no dudó en aseverar que “proviene de un Sistema Solar diferente al nuestro”, mientras que varios científicos del todo el mundo presumen que “es una creación artificial”.

Una trayectoria intrigante

Lo más intrigante, respecto del objeto espacial, es que su trayectoria se desvió de lo esperado en función de la fuerza gravitacional del Sol. Esa fuerza produce un efecto de cohete, provocado por la desgasificación –vaporización del hielo que sufren los cometas cuando pasan cerca del Sol-, aunque ninguna cola de cometa fue vista alrededor de Oumuamua.

Vale apuntar, además, que ese proceso de desgasificación debería haber producido una variación en su período de rotación, lo que tampoco fue detectado por quienes estudiaron el objeto.

Los especialistas se preguntan que podría estar causando el exceso de aceleración detectado en algunos momentos. En un documento científico publicado en The Astrophysical Journal Letters, se propuso que “la aceleración es causada por el empuje –no calentamiento-, de la radiación del Sol”, aunque cabe apuntar que esos mismos científicos que trabajan en la publicación afirman que “el objeto debería tener menos de un milímetro de espesor”.

¿Nueva tecnología propulsora?

A su vez, Michael Salla, un astrofísico de renombre internacional, estimó que el objeto “parecería tener patrones de propulsión de una nueva tecnología que captaría la luz solar y a través de ella se moviliza en el vacío del espacio interestelar.

Es un mecanismo muy parecido al que hemos dado cuenta en Jackemate.com, mediante columnas de “Introspecciones” en más de una oportunidad. Es una teoría que apoya Michael Denin, de la Universidad de California, radicada en el Estado de Irvine.

Bruce Fenton, autor de “Forgotten Exodus”, no duda en apuntar que “puede ser una sonda creada con el objetivo de buscar vida.

La trayectoria del objeto interestelar que analizamos, lo llevó más allá del Sol y luego avanzó en paralelo a la órbita de la Tierra. Viajó entre nuestro planeta y Marte para iniciar luego un recorrido hacia el exterior de nuestro Sistema Solar.

El origen

No se sabía desde donde provenía y un astrónomo estadounidense rastreó sus movimientos y terminó por advertir que provenía del cúmulo estelar de Las Pléyades o Las 7 Hermanas, que se encuentra a 400 años luz de nuestro planeta y cerca de la constelación de Tauro.

Otros especialistas, al referirse al origen de la “presunta nave”, hablan de que sea “una vela ligera que flota en el espacio interestelar en el que se despliega el Sistema Solar, como un barco que choca contra una boya en la superficie del océano.

Abraham Avi Loeb, reconocido físico de la Universidad de Hawaii

Una vela ligera es una vela empujada hacia adelante, ya que refleja la luz. De hecho, el telescopio espacial Spitzer lo observó durante más de 30 horas y no detectó emisiones térmicas, que es una característica que indica que su superficie es fría y altamente reflectante.

Abraham Avi Loeb, un respetado físico de la Universidad de Hawaii opinó que podría ser “un desecho tecnológico obsoleto de equipos sobre el que no sabemos si aún está operativo o no”.

Es más, avanzando en su teoría, recientemente publicó un libro en el que avanza en la teoría de la posibilidad de la existencia de una civilización extraterrestre.

Los observatorios radioastronómicos no pudieron detectar la transmisión de la posible nave a un nivel de potencia superior a la décima parte de un solo teléfono celular, mientras que otros especialistas piensan que el objeto podría ser una sonda enviada intencionalmente a la Tierra.

Loeb estima que “es necesario seguir buscando objetos interestelares en el cielo que podrían ser restos tecnológicos de otras civilizaciones que ingresan a nuestro Sistema Solar desde el espacio interestelar.

Es la única forma de inferir la verdadera naturaleza de Oumuamua, cuya evidencia aún no es concluyente, y de otros objetos”.

El científico expresó que ”la sugerencia que podría tratarse de una vela producida por una civilización extraterrena tiene su fundamento, ya que nuestra propia civilización está comprometida en el desarrollo de la tecnología ‘light-sail’, como el proyecto japonés IKAROS destinado a desarrollar altas velocidades mediante el proyecto Starshot, desarrollado por la Fundación Breakthrough Prize”.

Finalmente señaló: “Me parece por ello que es concebible que una civilización más avanzada que la nuestra, utilizando esta tecnología de manera rutinaria, haya sido el origen de los escombros espaciales del tipo Oumuamua”. Esto nos da pie para fascinarnos con la posibilidad -aún incierta-, de vida extraterrena.

La postura de Micho Kako

Precisamente Micho Kako, el autor de “El futuro de la Humanidad” y consultor científico de renombre internacional, no dudó en afirmar que “en todo el orbe hay construcciones relacionadas con la posición de Las Pléyades en el universo, de donde provendría Oumuamua, como por ejemplo el Cañón del Chaco

“Es más-agregó-, se rinde homenaje a estas estrellas desde el campo del arte con representaciones que alcanzan hasta 18.000 años de antigüedad y en esas representaciones se menciona a sus habitantes como seres divinos (mitologías), que llegaron para sembrar la vida en la Tierra”.

También aparecen Las Pléyades en una tableta sumeria, donde hay un dios que llega desde allí, así como un disco celeste que expone la constelación. A las estrellas, en algunas civilizaciones se las muestra como 7 hermanas y en otras como 7 benefactores de la humanidad.

En centros de investigación se ha comprobado la atenuación de la luz, posiblemente generada por el paso de planetas en Las Pléyades. Y en la isla Moloka`i, Hawaii, se celebra un festival anual que honra la aparición de Las Pléyades, de donde –dicen los pobladores-, llegó, en una canoa, el dios de la lluvia y la paz para establecerse en la Tierra, razón por la que se consideran “vástagos de personas estelares”.

Lo curioso surge desde el registro cronológico de los hawaianos que se extiende por miles de años y en el mismo se rastrea el origen de los mismos hasta Las Pléyades.

Precisamente estas estrellas forman parte importante de la historia de Siberia, el suroeste del Pacífico, Australia y de indígenas americanos. Incluso los Cherokies también dicen ser originarios de Las Pléyades.

Los australianos afirman que sus ancestros están en las estrellas a que aludimos y hay leyendas que dicen que los visitantes de Las Pléyades se establecieron en Lemuria donde “comenzó la humanidad para avanzar en lo cultural y lo tecnológico.

Incluso habitantes del Tibet, al mencionar al monte Kailan lo hacen en el marco de una “morada de dioses donde se hallaban los siete benefactores de la humanidad”.

Es más, los relacionan con los Sherpas, ya que sostienen que, en su ADN, en junio de 2014, se descubrió en un fragmento de hueso, un linaje prehumano en los que se conjugan el de los denisovanos y los sherpas

Episodios que sustentan un origen extraterrestre

La sucesión de episodios que se destacaron en el transcurso del 2020 en relación a la aparición de objetos voladores no identificados y avistamientos que generaron investigaciones pueden ser resumidos, por su alto valor testimonial en los casos siguientes:

  • En el transcurso del 2020, cincuenta (50) misiles quedaron inoperantes debido a la presencia de naves no identificadas en distintos puntos de Estados Unidos.
  • Se han detectado “focos” de ovnis que sobrevolaron plantas de energía nuclear y en inmediaciones de bases militares que tienen armamento nuclear. Por ejemplo, la base Warren (la de los 50 misiles). Esa base denunció varios avistamientos, ocurriendo los primeros en 1950
  • En otra base se inutilizaron 450 misiles por el tiempo en que las naves sobrevolaron el lugar.
  • También hubo casos en que se denunciaron inconvenientes en sistemas de lanzamiento de ICBM, pero en este caso oficialmente se dio cuenta de una falla informática.
  • Otra aparición ocurrió como 3º foco en Los Ángeles. Hay avistamientos reiterados sobre la zona de la falla geológica de San Andrés.
  • El patrón de las apariciones está definido. Casi siempre se producen en las zonas calificadas como las “más activas”, como por ejemplo la de Colorado, más precisamente en la zona de la Grieta de Río Grande, territorio donde se habla de alrededor de 400 avistamientos en 2011.
  • En noviembre de 2011 sobre Denver al mediodía hubo una aparición de un OVNI que desafiaba las leyes de gravedad junto a otras leyes físicas.
  • Hay estudiosos del tema OVNI que suponen la relación entre apariciones y energía magnética y electromagnética.
  • Se detectan muchos avistamientos en zonas de fallas terrestres y tectónicas (geológicas). Algunos suponen que OVNIS producen terremotos.
  • Entre Nueva Madrid y Cabo Ypiedimoi hubo 158 casos investigados por científicos. Se detectaron luces de plasma que se movían en forma inusual, controlados por alguna forma de vida inteligente. (bolas de plasma). Luego se produjo un terremoto.
  • Sobre la Bahía de Santa Mónica, desde 2010 al 2015 aumentaron los avistamientos. Algunos hablan de miles. Luego se detectan cientos de aves y peces muertos enMisouri.
  • Ver posibles desastres de colisiones entre OVNIS y aviones militares. Las aves cayeron muertas con radiación en el cuerpo. En Misiuri aparecieron, en 2013 ganado mutilado.

La multiplicación de avistamientos 

En 2020 el número de avistamientos se multiplicó considerablemente a más de 600 casos. En tal sentido, por su importancia en el nivel de detalles, vale hacer referencia a los siguientes:

  • Salida de una nave desconocida del interior del cráter principal del volcán Popocaltepe, para elevarse lateralmente hacia la izquierda si se observa el mismo de manera frontal.
  • En Bolivia, fotógrafos captaron cientos de presuntas naves en movimiento sin colisionar.
  • El 1º de abril, una luz azul se expandió en el cielo de Nueva York, sin explicación científica alguna. Las investigaciones permitieron determinar que idéntica explosión lumínica, del mismo color, tuvo lugar en el cielo de España, durante 5 minutos para desaparecer luego. Posteriormente, esa misma imagen lumínica tuvo lugar en el cielo de Pensylvania, donde la luz azulada estaba rodeada de puntos lumínicos blancos.
  • El 2 de abril de 2020, la nave Internacional tomó imágenes de una formación con dirección a nuestro planeta. Algunas tenían una luminosidad roja y la mayoría blanca. Las primeras se movilizaban a gran velocidad respecto de las blancas y en su totalidad desaparecieron imprevistamente.
  • El 3 de abril un fotógrafo aficionado, de nombre Jill, fotografió objetos en movimiento en la Luna, a plena luz del día. Se vieron con claridad 3 presuntas naves que pudieron llegar a medir hasta 2 kilómetros cada una, por lo que se consideraron “naves nodrizas”.
  • Hubo apariciones de luces en Bélgica, Reino Unido y en EE. UU, más precisamente en Detroit, en todos los casos de manera desperdigadas en el espacio. A las pocas horas, las mismas luces se notaron en México, Colombia y en el Valle del Cauca.
  • Accidentalmente un hombre, con su cámara, tomó imágenes de una nave descendiendo tras una arboleda y, sin explicación, las mismas luces, a las pocas horas, fueron advertidas en territorio ruso, con formato triangular, prendiéndose y apagándose.
  • Habitantes de Barcelona tuvieron la oportunidad de ver sobre la ciudad luces que se prendían y apagaban, provenientes de una nave y en abril del año que nos ocupa escucharon ruidos desconocidos, provenientes del espacio, ocurriendo lo propio en Rumania, mientras que en Tejas, EE.UU, el 22 de abril norteamericanos dieron cuenta a las autoridades del avistamiento de una nave que no pudieron identificar como proveniente de alguna base aérea, que volaba a gran velocidad, con tres luces  que se prendían, cambiaban de posición y se apagaban hasta que finalmente desaparecieron en el horizonte.
  • El mismo evento se reiteró 3 días después en el cielo de Nevada, mientras que en Michigan fueron 4 las luces juntas y una quinta separada, las que cambiaban de posición.
  • El 9 de mayo de 2020 una luz advertida en el cielo, sorpresivamente se convirtió en una formación aérea y otras 5 luces se prendían y apagaban mientras cambiaban de posición.
  • Río de Janeiro protagonizó otro avistamiento den 2020 con luces fijas y en movimientos no convencionales, con cambios de color del blanco al azul y al rojo.
  • A ello debe sumarse la visión de una nave en el Valle de Cauca, Colombia, considerado el lugar como el habitual de apariciones no convencionales. En ese caso se advirtieron luces que giraban en círculo.
  • En Estados Unidos se vieron 3 naves en formación en el medio de una tormenta.
  • Luego, en mayo fueron detectadas luces que salían en formación del planeta, tomadas en imágenes por astronautas de la Estación Internacional. Se movían con claridad y a alta velocidad. Algunas de las luces eran de tamaño mayor, como si pertenecieran a “naves nodrizas”.
  • El 10 de mayo, en Santiago del Estero, Ignacio Torales vio luces no habituales en movimiento en el cielo que se prendían y apagaban. “Eran blancas y se apagaban lentamente”, dijo a las autoridades.
  • Un fuerte comentario que no confirmaron fuentes de la Fuerza Aérea del Reino Unido, indicó que se había estrellado un objeto volador no identificado, que había una extensión de arbustos aplastados por el impacto y que las autoridades habían negado el episodio. Lo habitual para ese tipo de casos.
  • El 15 de noviembre 150 naves fueron tomadas, en un paneo, por la Estación Espacial Internacional, acercándose a la órbita terrestre.
  • Y en Kaguyima, se advirtió como una batalla en el cielo entre OVNIS, a velocidades increíbles. (Jackemate.com)

 

(*) Licenciado en Periodismo – rimar9900@hotmail.com

 

 

Déjanos tu Comentario
Comparte este Articulo ...
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin