Con bombos y platillos y consumiendo muchos minutos de televisión fuimos notificados los rosarinos y los santafesinos desde el Gobierno nacional sobre la llegada de casi dos mil efectivos de fuerzas federales y la creación de una unidad móvil en Rosario para combatir la narcoviolencia que impera, principalmente, en las calles rosarinas.

Lo anunció el recientemente designado ministro de Seguridad de la Nación, Aníbal Fernández, tras reunirse en la misma Casa Rosada con el gobernador de Santa Fe, Omar Perotti, y con su ministro de Seguridad, Jorge Lagna.

Pero para el diputado provincial del ‘Frente Social y Popular’ y actual candidato a diputado nacional por ‘Soberanía Popular’ en las elecciones generales del 14 de noviembre venidero, Carlos del Frade, “lo que hace Aníbal Fernández es fulbito para la tribuna” y desestimó que haya decisión política para terminar con el narcotráfico y las mafias porque “una tanqueta de Gendarmería no para un millón de dólares. Lo para cuando vas y allanar los bancos, “las cuevas de dinero”, las mutuales, clubes de fútbol, y muchos bufetes de abogados y empresarios”.

Del Frade, quien además es periodista y ha escrito libros en torno a las mafias que manejan el narcotráfico en esta provincia, compartió unos minutos en el programa ‘JACKE MATE’ de ‘Somos Rosario’ hablando sobre esta parte marginal de la sociedad argentina que pareciera no tener fin, sino que crece minuto a minuto, con más muertos y ataques de sicarios en distintas zonas rosarinas.

“Lo que hace (el ministro de Seguridad de la Nación) Aníbal Fernández de enviar 575 efectivos y mil más, a partir de marzo del año que viene, es fulbito para la tribuna”, comenzó diciendo el entrevistado, para luego recordar que “ahí repite una vieja consigna que había ideado (el ex presidente de los Estados Unidos) Richard Nixon cuando creó la DEA en 1973, que era militarizar los barrios empobrecidos de América latina, con un objetivo, que tenía más que ver con el control social que con la seguridad”, apuntó.

Y, al respecto, recordó que “se repite esto del fulbito para la tribuna en el 2014, cuando Sergio Berni (en aquél entonces ministro de Seguridad de la ex presidenta Cristina Fernández viuda de Kirchner) llegó con tres mil integrantes de las fuerzas federales, lo que creó cierto marco de tranquilidad que duró no más de tres semanas. Después, los nichos de corrupción de las fuerzas federales se sumaron a los de la Policía de la Provincia de Santa Fe, y se generó el desmadre que hoy vivimos”.

Decisión para combatir el narcotráfico

Sobre si existe en el Gobierno nacional y en su par provincial una verdadera decisión política para combatir el narcotráfico y las mafias o es solamente ‘piri pipí’, el legislador rosarino afirmó enfáticamente que “es hipocresía. Es mucho más que ‘piri pipí’ porque “esta es la vieja receta de los años 80 que se viene aplicando”.

Puntualizó en torno a lo mismo: “Para que le quede claro a la gente, el narcotráfico, como todo negocio, tiene que ver con la circulación del dinero”.

Y para explicar con mayor contundencia dijo que “una tanqueta de Gendarmería no para un millón de dólares. El millón de dólares se para cuándo vos vas a allanar los bancos, donde está el 30 por ciento de la cuestión ilegal; las ‘cuevas’, que son las ‘mesas de dinero’ que se mueven en el centro de Rosario; las mutuales; clubes de fútbol; muchos bufetes de abogados y empresarios. Eso es combatir el narcotráfico, y eso es lo que no se hace. Por eso para nosotros esto es un capítulo más de la hipocresía disfrazada de supuesto combate contra el narcotráfico”.

Añadió que “esto sirve, sin dudas, para hacer fulbito para la tribuna, porque de aquí hasta que lleguen los gendarmes, se va a preparar un espectáculo mediático, un gran circo, lo que sirve para dos meses, en lugar de pensar que aún faltan dos años para gobernar. Y gobernar bien es dar seguridad en serio y no esta fantochada”.

Consultado sobre si los responsables políticos en realidad le temen al narcotráfico, a las mafias del narcotráfico o sólo viven de esas mafias, el candidato a diputado nacional afirmó estar convencido que “los grandes partidos en la Argentina saben que combatir el narcotráfico es combatir el lavado de dinero, y no lo quieren hacer porque cuando se lava el dinero se mete ese dinero en empresas y en bancos, los que después invierten en las campañas políticas de los grandes partidos políticos. Por eso las cárceles están llenas de perejiles, nunca de guantes blancos”, enfatizó.

Los ‘Alvarado’ y ‘Los Monos’

Recordó que “bandas de narcomenudeo con poder fuego y con poder económico tenemos dos muy fuertes en Rosario: por un lado, los Alvarado, y por el otro ‘Los Monos’. ¿Hay que meterlas preso? Claro que hay que temerlas preso. Pero no hay que perder de vista que son de narcomenudeo, son los últimos eslabones de la cadena de comercialización”, precisó.

Y, al respecto, señaló que “por arriba (de estas bandas de narcomenudeos) están los tipos que te permiten abrir los depósitos fiscales acá en Rosario que, desde el año 2006, han sacado más de cuatro toneladas de cocaína. Hay que saber quiénes son los empresarios que en los puertos privados los habilitan para recibir armas, para recibir cocaína, como dice la DEA desde 1998”.

Continuó aseverando que “hay que ver quiénes lavan dinero en los bancos, y esos que son eslabones superiores a los Alvarado y a Los Monos. No les conocemos los nombres, no les conocemos la foto y ese es el drama que tenemos, el tamaño de la ignorancia sobre las identidades de los delincuentes de guante blanco. Esos que nunca pisan tribunales, que nunca pisan los pasillos de una cárcel”, concluyó del Frade. (Jackemate.com)

 

 

Déjanos tu Comentario
Comparte este Articulo ...
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin