Murió el ingeniero Roberto Miguel Lifschitz o para los rosarinos solamente Miguel. Dos veces intendente de Rosario (2003-2011), un período como senador departamental (2011-2015) y tercer gobernador socialista de Santa Fe (2015-2019). Antes ocupó otros cargos menores en la Municipalidad desde la llegada del socialismo al Ejecutivo rosarino.

Nacido un 13 de septiembre de 1955, fue estudiante del Politécnico y egresado como ingeniero de la Facultad de Ciencias Exactas de la Universidad Nacional de Rosario. Desde muy joven militó en el socialismo o en el llamado ‘Partido de la Rosa’. Su primer cargo político fue como director general del Servicio Público de la Vivienda de la Municipalidad de Rosario.

Un gran luchador, emprendedor y de una fortaleza envidiable en su labor política. Es el autor de la existencia en Rosario de los Centros de Distritos Municipales en que se dividió para descentralizar el municipio en distintas zonas de la ciudad.

En el año 2019 lideró la lista de diputados provinciales del Frente Progresista Cívico y Social, ganando con una amplia mayoría dichas elecciones y consiguiendo 28 de los 50 legisladores.

Hasta su deceso fue el presidente de la Cámara de Diputados de la provincia y ya su nombre sonaba más que fuerte para encabezar la dupla de candidatos a senadores nacionales en los venideros comicios generales previsto para los últimos meses de este año.

Fue, como en otrora el fallecido gobernador Carlos Sylvestre Begnis, un político que conoció palmo a palmo la provincia de Santa Fe en toda su dimensión y a cada uno de sus municipios y comunas.

Siempre activo, siempre con su sonrisa contagiosa de esperanza, recibió a cada uno de los periodistas que lo fueron a entrevistar y así también con la gente a la que nunca le rehuyó cuando por la calle se cruzó mientras él caminaba, tanto en campaña como ejerciendo un cargo.

Su figura trascendió la provincia y, tras conocer su deceso tras varios días de pelear contra el Coronavirus, recibió el adiós de dirigentes nacionales como el presidente Alberto Fernández desde Portugal, la vicepresidenta Cristina Fernández, del gobernador de Santa Fe Omar Perotti, del intendente municipal de Rosario Pablo Javkin y del jefe de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta.

Tanto en el Municipio de Rosario como la provincia de Santa Fe declararon dos días de duelo por la muerte del último ex gobernador santafesino socialista, por lo que todas las actividades oficiales previstas han sido suspendidas. En los últimos meses, junto con el deceso de Lifschitz también falleció el primer gobernador socialista Hermes Binner.

Quedará en la memoria de los rosarinos como en la de los santafesinos toda su impronta política, pero también significará para Santa Fe la pérdida de un gran político de raza, esos que aparecen muy de vez en cuando. (Jackemate.com)

 

 

Déjanos tu Comentario
Comparte este Articulo ...
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin