La República Popular de China está próximo a cerrar un acuerdo con la República Argentina por el cual realizará una inversión superior a los 20 mil millones de dólares para la cría y producción cárnica porcina, de la cual el 95 por ciento será destinado directamente para el país asiático, mientras el 5 por ciento restante puede quedar para consumo argentino o de otros países.

El secretario general de la Federación Internacional de Periodistas Agropecuarios, Adalberto Rossi, confirmó las tratativas entre ambos gobiernos durante una entrevista en el programa 780 de JACKE MATE, que se emite semanalmente por Cablevisión y Cablehogar Álvarez.

Rossi comenzó señalando que “hay una intención de la República popular de China de invertir en la Argentina en el sector porcino” y que esta inversión se trataría “de módulos de 17 a 20 mil madres, y cada uno de estos módulos productivos tendría, además, un establecimiento frigorífico para que la carne que produce salga elaborada con destino en un 95 por ciento para la China”.

Indicó que “se estaría pagando un valor aproximado a los 5 dólares el kilogramo, lo que es un valor interesante a nivel internacional para quien lo produce”, para luego afirmar: “El 5 por ciento restante quedaría para el productor, que podría destinarlo al mercado local o a la exportación a otros países”.

Sobre por qué la China eligió a la Argentina como centro de su millonaria inversión, Rossi dijo que había “una razón simple. Cuando China se ve afectada por la Fiebre Porcina, tiene que sacrificar el 70 por ciento de su rodeo, con lo cual tiene que salir a comprar carnes de animal, ya sea vacuna, aviar o porcina”.

Agregó que la China “consume muchísimo cerdo y cuando decide salir a producir fuera de país para poder asegurar el abastecimiento correcto de proteína animal, tenía más posibilidad en Europa, pero tenía el fantasma de la Peste Porcina. Otro destino sería Estados Unidos, pero con la regulación que existe no le era atractivo. Por lo que quedó Brasil y Argentina, y hay una relación entre Hugo Sigman, que tiene una importante planta de fabricación de vacunas anti aftosa (mAbxience) en China, y eso terminó por provocar coincidir en la decisión de volcar la inversión en Argentina”.

Puntualizó que la inversión del gigante asiático rondaría los 20 mil millones de dólares, de los cuales 10 mil millones dólares está a cargo de Hugo Sigman, y el resto de un grupo inversor chino”.

Precisó que los elegidos para aceptar este crédito deberán respaldarlo “con una 20 ó 25 por ciento de garantías financieras de fondos y, además, los impuestos que eso demanda. El resto lo pondría China.”

Al respecto, dejo bien en claro que “es una inversión que no es para cualquiera” porque “es un proyecto muy ambicioso por el que puede generar no solamente un volumen gigante de producción para el país (Argentina), sino que, además, generará empleos, arraigo y divisas. Es un proyecto que cierra por todos lados”.

En torno a un posible riesgo fitosanitario para la Argentina, Rossi dijo que “no lo hay porque se produce aquí y se exporta” y señaló, en ese sentido, que “en principio” las madres porcinas no serían importadas desde la China porque “no sería rentable hacer semejante importación de animales para aquí, con lo cual será otra genética”.

Sobre qué impacto podría producir entre los productores argentino, el titular de la citada federación de periodistas especializados le restó importancia porque “sólo el 5 por ciento quedaría aquí. El 95 por ciento restante va para la China, con lo cual el mercado argentino tendrá una oferta de un 5 por ciento mayor a lo que se produce actualmente, lo que no es tanto”, concluyó Rossi. (Jackemate.com)

 

 

Comparte este Articulo ...
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin