Por Ricardo Marconi (*)

Joe Biden brindó su primer mensaje como presidente de los estadounidenses ante la vicepresidenta Kamala Harris y la líder de la Cámara de Representantes Nancy Pelosi, con la presencia, además, de los principales funcionarios del país.

En la oportunidad presentó un programa gubernamental de 1.800 billones de dólares, estando el mismo destinado a niños, familias y a la educación. Los anuncios estarán sustentados por impuestos a las clases más privilegiadas económicamente.

Con un inmenso operativo de seguridad, Biden anunció los progresos logrados en su gestión contra el coronavirus –al momento de escribirse esta columna, EE.UU. cuenta con 573.000 muertos por dicho motivo-, muchos de los cuales corresponden a la gestión anterior.

Recordó también que se aplicaron 200 millones de dosis de vacunas y anunció ayudas económicas para la salud, así como para empresas afectadas por la pandemia y para ciudadanos que sufren graves problemas económicos, estando prevista, en tal sentido, la entrega de cheques de 1.400 dólares cada uno.

Biden tiene planificada la creación de cientos de miles de empleos y la generación del que denominó Plan Familia que propondrá al Congreso para que las mismas reciban 250 dólares por mes y por niño hasta el 2025 a través de excepciones impositivas.

El primer mandatario estimó en 200.000 millones de dólares, la cifra que utilizará para financiar nuevos jardines de infantes gratuitos, destinados a pequeños de 3 y 4 años y aplicará otros 225.000 millones para subsidiar el cuidado infantil, a la vez que tiene planeado destinar 109.000 millones para abonar los dos primeros años de estudios de alumnos que cursen la enseñanza superior.

Como lo logrará

Como siempre, en estos casos, la primera pregunta que surge es ¿de dónde provienen los fondos?  Y a respuesta la dio el titular del Ejecutivo en el mismo discurso:

  • Prevé eliminar resquicios y exenciones fiscales correspondientes a la renta de capital.
  • Promoverá un plan de infraestructura de 2 o 3 billones de dólares con impuestos a grandes corporaciones.
  • Y se cobrará impuestos a quienes ganan más de 400.000 dólares anuales.
  • Dará asistencia a pequeñas empresas y propietarios de viviendas.
  • Se financiarán las construcciones de carreteras y puentes y se mejorará el servicio de banda ancha.
  • Prometió luchar contra el cambio climático promoviendo el desarrollo vehicular eléctrico.
  • La construcción de redes de agua potable.

Oposición

Ante la presentación de los anuncios ya surgieron opiniones contrarias. Entre ellas la del Partido Republicano. Su líder rechazó los anuncios y señaló que “se generará un crecimiento excepcional del gasto público”. (Jackemate.com)

 

(*) Licenciado en Periodismo – rimar9900@hotmail.com

 

 

Déjanos tu Comentario
Comparte este Articulo ...
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin