Stephen William Hawking fue un físico teórico, astrofísico, cosmólogo y divulgador científico británico, quien antes de morir expresó sus preocupaciones acerca de temas tales como inteligencia artificial, calentamiento global, contacto con extraterrestres y el uso de armas nucleares.

Aun teniendo en cuenta su reconocimiento a las oportunidades que se generaron como resultante de los avances mundiales logrados en la materia, advirtió que “el desarrollo de la IA, de manera completa, podría significar el fin de la raza humana”.

Su temor fundamental pasaba por la posibilidad de que la inteligencia artificial igualara o superara a los seres humanos.

En torno al calentamiento global Hawking hizo referencia a su preocupación por el “punto de inflexión” donde el calentamiento de nuestro planeta “se volvería irreversible”.

Agregó que el retirarse por parte de Estados Unidos del Acuerdo de París “podría empujar a la Tierra al borde de convertirse en Venus, con una temperatura de 250 grados, con lluvia de ácido sulfúrico”.

Contacto con una civilización extraterrena 

Hawking también alertó al mundo sobre los intentos científicos de distintos gobiernos de contactar con alguna civilización alienígena. Declaró oportunamente en un programa especial de Discovery Channel (2010), que “los extraterrestres podrían atacar el planeta Tierra en su búsqueda de colonizarnos para obtener recursos”.

“Si nos visitan, el resultado sería muy parecido a cuando Cristóbal Colon cuando desembarcó en América, lo que no resultó bien para los americanos”, subrayó.

Y acotó: “sólo tenemos que mirarnos a nosotros mismos para ver cómo la vida inteligente podría convertirse en algo que no quisiéramos encontrar”.

El cosmólogo que nos ocupa, además, expresó temores sobre la tensión mundial que podría alcanzar un punto tan alto que podría desatar una catástrofe nuclear”.

Trayectoria 

El astrofísico nació en Oxford, el 8 de enero de 1942 y falleció el 14 de marzo de 2018, a los 76 años. Aportó, entre sus trabajos más importantes, conceptos fundamentales junto a Roger Penrose sobre teoremas respecto de las singularidades espaciotemporales en el marco de la relatividad general y la predicción teórica de que los agujeros negros emitirían radiación, lo que se conoce hoy como radiación de Hawking.

Una de las principales características de su personalidad fue su contribución al debate científico.

Se casó con Jane Wilde (1965-1991) y Elaine Mason (1995-2006). Sus hijos son Robert (1967), Lucy (1970) y Timoty (1979).

Teoremas 

Será siempre recordado por sus teoremas respecto a las singularidades espaciotemporales en el marco de la relatividad general y la predicción teórica de que los agujeros negros emitirían radiación, lo que se conoce hoy cono radiación de Hawking.

Vale apuntar que al agravarse su condición física por su enfermedad quedó casi paralizado al punto al que le afectó su capacidad de tragar y se ahogaba al comer, por lo que tuvo que comenzar una dieta especial, que se basaba en la retirada del gluten, el azúcar y los alimentos procesados, los que debieron complementarse por medio de diversos suplementos.

Así llegó a ser la persona más longeva con ELA, a la que sobrevivió 55 años, cuando la esperanza de vida es de sólo 14 meses. Su caso resulta aún hoy desconcertante para los neurólogos.

Como autor de libros de divulgación sobre ciencia alcanzó enormes éxitos de ventas como por ejemplo Breve historia del tiempo; del Big Bang a los agujeros negros y El universo es una cáscara de nuez. (Jackemate.com)

 

(*) Licenciado en Periodismo – rimar9900@hotmail.com

 

 

Déjanos tu Comentario
Comparte este Articulo ...
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin