Con esta severa crítica se expresó el diputado provincial socialista en el Frente Progresista Cívico y Social, Joaquín Blanco, al realizar una serie de cuestionamientos en torno de las políticas de seguridad llevadas adelante por el Gobierno provincial de Omar Perotti y por la “falta de compromiso del Gobierno nacional”.

El presidente del bloque del Partido Socialista aseguró que “hasta acá las políticas de seguridad de (gobernador Omar) Perotti sólo fueron promesas de campaña, que no se llevaron a la gestión prácticamente en ningún caso”.

En ese sentido, señaló “la poca presencia policial, la escasez de patrulleros, el destino incierto de fondos anunciados y el no cumplimiento de promesas electorales y de gestión”, son algunos de los principales ejes de sus críticas.

El diputado provincial del PS

“El gobernador prometió soluciones mágicas y ahora resulta no sólo que no estamos mejor, sino que la situación general se ha agravado, con retrocesos en todos los aspectos, como por ejemplo la capacidad operativa de la fuerza, que se ha disminuido, y eso lo perciben los vecinos sobre todo de las grandes ciudades”, afirmó.

Las declaraciones públicas fueron realizadas por el legislador, a una semana del encuentro que tuvo la comisión de Derechos y Garantías con más de 20 representantes de vecinales de la ciudad de Rosario, donde se puso de manifiesto la “alarmante situación” por la falta de presencia policial y la “visible merma” de los patrullajes en calle, sumado a las dificultades para conseguir un interlocutor válido de parte del gobierno provincial sobre este tema.

Blanco, al respecto, hizo una serie de planteos y cuestionamientos concretos, entre los que se destaca el pedido de “certezas al Gobierno de Omar Perotti sobre el destino de los 3 mil millones de pesos de inversión prometidos por el Gobierno nacional para atender esta problemática en octubre pasado”, además de que se conozcan la cantidad de patrulleros y fuerzas federales disponibles en la ciudad de Rosario.

“Hace 10 días existió una reunión conjunta entre Perotti, el ministro de seguridad de Santa Fe, Marcelo Saín, y la ministra nacional Sabina Frederic, de la que no se conoce ninguna conclusión ni avance respecto de la situación que se vive, ni de los recursos prometidos que a esta altura no sabemos si llegaron y se malgastaron, o si nunca salieron de Casa Rosada”, sentenció.

“Sinceramente, con dos administraciones del mismo color política en nación y provincia, esperábamos que alguna de las deudas pendientes como la falta de inversión y de efectivos federales, comiencen a ponerse al día. Pero las soluciones brillan por su ausencia”, afirmó.

Asimismo, el diputado planteó la preocupación “ante la evidente ausencia de móviles policiales patrullando la ciudad de Rosario”, y recordó que el año pasado el ex jefe de la Unidad Regional II dijo que entre 2019 y 2020 se había pasado de 160 móviles en calle, a sólo 50.

“Qué se ha hecho para recuperar la operatividad del parque automotor de la fuerza desde ese momento”, cuestionó, e instó, entonces, al Ministerio de Seguridad “a que dé a conocer qué cantidad están en funcionamiento, qué están haciendo y cuántos se encuentran en reparación”.

En el mismo sentido, el dirigente reprochó la promesa incumplida hecha hace exactamente un año atrás al pie del Monumento a la Bandera por el presidente de la Nación, Alberto Fernández, junto con el gobernador Omar Perotti, cuando se comprometieron “a impulsar un fortalecimiento de toda la actuación de la Justicia federal en la ciudad” y de “crear de una nueva sala y una Secretaría de Narcotráfico en la Cámara Federal de Apelaciones de Rosario”, de lo que tampoco hubo ninguna novedad desde su promesa.

La Junta Provincial de Seguridad también es otra promesa incumplida. El bloque socialista viene reclamando su convocatoria desde enero de 2020.

“La única respuesta que hubo al respecto fue cuando, el 23 de septiembre pasado, cuando el ministro de Seguridad dijo públicamente, y por pedido del gobernador, que iba a llamarla. Pero todavía estamos esperando”, agregó el legislador rosarino.

Blanco aseguró que “se ve una situación de hartazgo y mucha preocupación por parte de la sociedad que no está siendo atendida por los funcionarios provinciales”.

Y finalizó diciendo que “la ciudadanía tenía una expectativa por las propias palabras del gobernador durante la campaña, que no sólo no se han cumplido, sino que sus acciones fueron en una dirección diametralmente opuesta. Hay una situación de enfado muy pronunciada por una sensación de engaño. Durante las últimas semanas hemos visto diversas manifestaciones públicas en distintos barrios de la ciudad, con vecinos y vecinas que realizan reclamos muy válidos. Está claro que existe un problema grande y no hay soluciones a la vista”. (Jackemate.com)

 

 

Déjanos tu Comentario
Comparte este Articulo ...
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin