Hora local en Rosario:

La reforma constitucional y la autonomía municipal son deudas que tiene la provincia de Santa Fe, al menos desde hace casi 30 años tomando como punto de partida la modernización de la Constitucional Nacional en 1994, durante la gestión presidencial del fallecido presidente riojano Carlos Saúl Menem.

La Carta Magna santafesina data su última reforma de los primeros años de la década de los años sesenta, del siglo pasado, y muchos institutos están ausentes y la vida del hombre ha sufrido grandes transformaciones que necesitan de ordenadores legales para que sea mejor la convivencia en la sociedad.

Y fue Rosario, la principal ciudad de esta provincia y la segunda o tercera del país, que abordó este martes la necesidad de tener su autonomía. Es por ello que el centro del encuentro fue el recinto de sesiones del Concejo Municipal rosarino, en el Palacio Vasallo, frente al Monumento Nacional a la Bandera, donde desde distintos sectores de la vida rosarina y provincial expusieron sus opiniones y analizaron la problemática.

La apertura de las exposiciones estuvo a cargo del intendente de la ciudad, Pablo Javkin quien agradeció la invitación y felicitó al Concejo por el debate legislativo pluralista que se concretó en esa casa.

“Tenemos la necesidad imperiosa de avanzar en el certificado de adultez de Rosario, a 101 años de tener una Constitución provincial pionera. No hay ningún otro caso de una ciudad con más de un millón de habitantes sin autonomía”, recordó desde el estrado superior del recinto.

El titular del Ejecutivo municipal mencionó la situación de pandemia por el Covid-19 donde dijo “tuvimos que aplicar normativas de exención para poder realizar acciones”, enumerando hechos cotidianos prácticos de gestión donde se advierte la necesidad de la autonomía:

“Caso de vinculación de suelo industrial, de transporte interurbano donde tenemos convenio entre localidades vecinas, pero sin definición constitucional o legal sino por decretos, señaló Javkin.

Habló, además, de los casos emblemáticos de seguridad, salud y educación a los cuales mencionó como “tres pilares básicos de las capacidades estatales que no tienen definiciones concretas respecto de las responsabilidades. Rosario avanzó en salud, pero sin definición constitucional o legal”.

Sobre el caso educación, mencionó la ejecución de “una escuela secundaria virtual ligada a un programa social del municipio» o en el tema seguridad «¿el rol de la policía o cómo resolver el ingreso de las fuerzas federales?”

Por otra parte, destacó “el avance de la ordenanza de lavado de activos” y alertó que «podemos sufrir que alguien cuestione las potestades legales de los municipios y no podemos concederle al delito una debilidad de cuestiones legales por no tener autonomía”, concluyó.

También participaron los ediles Verónica Irizar, del bloque Socialista; Carlos Cardozo y Ana Laura Martínez, de Unión Pro/Juntos por el Cambio; Lisandro Cavatorta y Silvana Teisa, de Todos Hacemos Rosario; Pedro Salinas y María Luz Ferradas, de Ciudad Futura, y Valeria Schvartz, de Volver a Rosario; el ex edil Roberto Bruera, y la dirigente de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos, Norma Ríos.

Caren Tepp

Tras la palabra del intendente municipal, prosiguió la presidenta de la comisión de Gobierno, la concejal Caren Tepp, de Ciudad Futura, quien le dio la bienvenida a Daniel Erbetta, ministro Corte Suprema Justicia de la provincia, para luego declarar que “consagrar la autonomía requiere que el pedido no venga solamente de los partidos políticos, sino de todas las instituciones de la sociedad civil”.

Agradeció a las universidades, a los gremios (Sadop, ATE, Sindicato de -Trabajadores Municipales, Festram, entre otros).

“Tener la voz de los trabajadores es fundamental. Queremos que se alce la voz de la ciudad de Rosario En términos jurídicos la autonomía está resuelta. La reforma constitucional del 94 nos exige avanzar en términos de autonomía municipal. La provincia de Santa Fe es una de las pocas que queda con esta deuda. Acá sí, a casi 30 años de esa reforma es deuda que no tengamos la autonomía consagrada en el territorio provincial”.

Agregó que la ciudadanía se enfrenta cada vez a problemas más complejos; que la sociedad y el Estado no es el mismo hoy que hace 100 años, en los inicios del siglo XX.

“Hoy la sociedad tiene problemas territoriales y nosotros tenemos vocación municipalista. Hay que tener decisiones que generen impacto. Hay un momento de oportunidad, de abajo hacia arriba”, precisó.

Valoró los alcances de la autonomía que otorga mayores competencias y recursos “ante el aumento de la desigualdad, y la violencia de nuestra sociedad”, cerró.

A continuación, el subsecretario de Innovación Institucional Legislativa de la provincia, Mariano Bär, coincidió con el estado de situación descrito por el intendente y contó que “en el año 2021, el gobernador ( Omar Perotti) dictó un decreto creando un programa que se llama Santa Fe + Autonomía con un consejo de expertos que trabaja en un texto para un proyecto de ley”, aclaró que “lo mejor para avanzar en la autonomía municipal es una reforma constitucional, pero que hasta el momento no fue posible generar consensos”.

El decreto, además, crea “un consejo de ciudades, que ya se reunió tres veces y donde presidentes comunales e intendentes debaten. También una tercera instancia de la participación ciudadana”.

Por otra parte, precisó que “en Santa Fe tenemos municipios y comunas, esto trae aparejado una complejidad respecto a la diversidad de localidades, por lo que será una autonomía a la carta para transferir recursos necesarios según las competencias que se asuman”.

Erbetta: “¿Hace falta reformar la Constitución? Sin dudas”

Continuó luego el ministro de la Corte Suprema de Justicia de la provincia, Daniel Erbetta, quien precisó que “el formato de audiencia pública reivindica un mecanismo de participación democrática”, tras lo cual recordó que, antes de la reforma de 1994, se había encaminado un fortalecimiento de los municipios que luego se consagró de manera contundente con la reforma constitucional de 1994.

Luego mencionó que cinco provincias modificaron sus textos ese mismo año, restando solamente a la fecha las provincias de Mendoza, Santa Fe, y Buenos Aires a los efectos de la reforma de 1994.

“¿Hace falta reformar la Constitución? Sin dudas”, puntualizó, aunque sugirió que se puede avanzar con una ley provincial que recepte el amplio espectro autonómico municipal.

“Entre todos debemos repensar una nueva institucionalidad para el siglo XXI en la provincia de Santa Fe que nos puede otorgar nuevos caminos”, concluyó.

Prosiguió el vicepresidente segundo del Concejo Municipal, Alejandro Rosselló, quien preside la comisión especial de Autonomía del cuerpo.

Roselló valoró el hecho de poder enriquecerse en esta instancia de audiencia pública junto a organizaciones sociales e intermedias para poder volcar ese aprovechamiento colectivo en legislación. “Autonomía es poder hacer”, sintetizó el presidente segundo del Concejo Municipal, porque “consiste en la capacidad de dictar sus propias normas, de gobernarse, de generar su propia administración”, destacó.

Explicó que la discusión está saldada -si se puede hacer por ley o reforma constitucional-, y que la alternativa se puede consagrar por la Ley Orgánica de Municipalidades.

Distintos sectores de la vida pública y privada participaron de las deliberaciones

“La autonomía no tiene que ver con lo abstracto. Tiene una incidencia directa con la calidad de vida de los ciudadanos. Aquel que se encuentra más cerca del problema está más cerca de las soluciones”, puntualizó. “Rosario tiene un problema: Los recursos que tiene no alcanzan a solucionar sus problemas”, mientras que seguidamente enumeró problemáticas de la ciudad. “Rosario pierde recursos. ¿Alguien tiene dudas que si el intendente de Rosario puede definir su policía eso no mejora?”, finalizó.

Seguidamente, la coordinadora provincial de la Dirección Nacional de Promoción y Fortalecimiento para el Acceso a Justicia dependiente del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, Gabriela Durruty comenzó su alocución mencionando que “este tipo de audiencias se acercan mucho a las formas de democracias semidirectas. No estamos discutiendo autonomía sí o no, sino ¿autonomía cómo?”, se preguntó

Y dijo: “Por eso son importantes las definiciones ideológicas, por ejemplo, el acceso a la justicia es un derecho inalienable dirigido a los sectores ‘vulnerabilizados’ de nuestra sociedad, si esta es la primera definición ideológica solo resta la decisión política y tiene las herramientas jurídicas necesarias”.

Finalmente, compartió un ejemplo similar a la autonomía: “En nuestro país teníamos una norma constitucional del derecho a la verdad y no había posibilidad de llevarla adelante, sin embargo, los abogados que nos precedieron en esta lucha inventaron un proceso sobre los juicios por la verdad histórica.  No existían y se inventó un procedimiento” y cerró con una frase: “Inventamos o erramos”.

A su turno, el jefe de gabinete del Ministerio de Trabajo de la Nación, y constitucionalista, el ex concejal Roberto Sukerman, que participó de manera virtual, recordó enfáticamente que “he sostenido una postura desde el punto de vista académico y político sobre, si no podemos avanzar en una ley de reforma constitucional, debe ser a través de ordenanzas municipales, incluso declarando la autonomía de Rosario”.

“Defender la autonomía recíproca, abierta, solidaria”

A su turno el ex concejal, abogado constitucionalista y secretario de Transporte de la Nación, Diego Giuliano, igualmente a través de zoom, pidió “defender la autonomía recíproca, abierta, solidaria” y subrayó que “es un debate que lleva tres siglos en la Argentina”, para luego recordar que más adelante en el tiempo, Lisandro de la Torre en 1880, ya pensó en la autonomía de Rosario y Santa Fe e hizo su tesis al respecto.

“La autonomía no es un verbo”, enfatizó, para posteriormente aseverar que “el debate del siglo XXI es que su Constitución está inadaptada porque no se adapta en su autonomía en todas sus dimensiones”.

Instó a Santa Fe a definir su autonomía por reforma constitucional o vía legislativa y señaló que “la Corte exhorta, advierte, en todos los casos que se dicten normas. Estamos en la última fase del debate autonómico. Ha traspasado los límites del propio ordenamiento”, concluyó.

La diputada provincial del GEN (Generación para un Encuentro Nacional), Mónica Peralta recordó que “en el 2007 ya hablábamos de autonomía, pero las situaciones actuales requieren acciones concretas porque además de la administración de recursos, que es muy importante, la autonomía permite generar relaciones sustentables”.

La legisladora sostuvo, finalmente, que la reforma constitucional “es una deuda de la política santafesina, los tiempos nos exigen que nos pongamos arriba de los problemas y lo resolvamos”.

Lewandoski: “Autonomía es una deuda de la política”

En tanto, el senador nacional santafesino, Marcelo Lewandoski, afirmó que “autonomía es una deuda de la política”, para posteriormente dar cuenta que hay cuestiones que van más allá de una reelección, de un cargo electivo: “Se trata de acuerdos políticos que se necesitan para esa reforma”, subrayó.

Después dijo que no debemos confundir autonomía con atomización, por el contrario, a su entender, la regionalización debe ser mucho más profunda. “La autonomía no debe separar sino unir”, finalizó.

En su caso, el diputado provincial del bloque Igualdad y Participación, Rubén Giustiniani, saludo en especial a la presidenta de la comisión de Gobierno del Concejo Municipal y recordó que “presentaron en la Cámara un proyecto para dotar de autonomía a los municipios y realizaron dos audiencias públicas”.

Señaló, asimismo, que “nos pasa que no tenemos ley de defensa del consumidor, de seguridad pública, de información pública, de educación y educación sexual integral, lo que muestra una debilidad institucional de Santa Fe”.

Posteriormente, precisó que “Rosario tiene potencia y ha adquirido autonomía por esfuerzo propio” al tiempo que concluyó: “autonomía municipal y participación ciudadana son dos caras de una misma moneda”.

Oscar Blando, abogado y profesor titular de la cátedra de Derecho Político de la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Rosario (UNR), mostró la Constitución de 1921, mencionó las Cartas Orgánicas, y dio cuenta que todavía es materia pendiente.

“La autonomía debe hacerse desde la reforma constitucional”. Y enumeró porque considera que debe hacerse de esa manera. «Porque la Constitución Nacional así lo establece, por sus competencias, por la debilidad institucional de las leyes, y porque a través de las leyes puede haber conflicto de poderes», sostuvo quien fuera director provincial de Reforma Política y Constitucional en los gobiernos del Frente Progresista.

Recordó, además, los intentos del ex gobernador Miguel Lifschitz de consagrar la autonomía cuando estaba al frente de la provincia y dijo que “no es sencillo avanzar y resolver conflictos en temas controversiales como seguridad e ingresos porque hay atribuciones provinciales».

“Uno de los temas claves son los recursos. Transferencias que deben ser automáticas y no condicionadas para que no se lesione la autonomía municipal”, planteó

“¿Por qué no hay reforma constitucional? Porque es una cuestión de naturaleza política, por relaciones de poder, nadie quiere relegar poder, por eso no hay autonomía”, culminó.

La secretaria de Desarrollo Humano, Educación y Capacitación del Sindicato de Trabajadores Municipales, Mónica Milillo, recordó las acciones de la organización e hizo una reseña de las actividades vinculadas a la autonomía.

“Autonomía es poder decidir, no solo de las cuestiones políticas, sino las potestades que adquiriríamos. Posibilidades de políticas de Estado. Debemos participar en esta conformación, impulsarla”, agregó.

Melisa Herrero, integrante de Vecinales Rosarinas Unidas manifestó su apoyo a este reclamo por la autonomía municipal y dijo que “queremos manifestar nuestro apoyo que empodera a los vecinos y vecinas. Acerca la política a los ciudadanos”.

Por su parte, la concejal del Frente de Todos–PJ, Norma López, explicó que “no quiero entrar en temas legales, pero sí mencionar que, si no tenemos autonomía, es por responsabilidad política. La construcción debe ser para más derechos e inclusión de las personas y no para garantizar la renovación de los políticos”.

Argumentó que “desde el Concejo se pudo avanzar en acciones como licencia de paternidad, ordenanza de acoso y violencia laboral, cupo laboral trans, paridad de género en cargos electivos, cannabis medicinal, todo sin pasar por la Legislatura”.

López continuó diciendo que “pese a algunos boicots, sancionamos una ordenanza de expensas claras que nos permite cuidar las economías familiares”. Cerró aseverando que “somos la ciudad más importante de Santa Fe y no somos la capital de la provincia.  Crecimos en la Gesta belgraniana y la osadía hoy debe ser la característica que rige la definición política para tener acuerdos de trazabilidad y sustento de las políticas públicas”.

“A Rosario la gobiernan como si fuese una colonia”

Juan Monteverde, concejal de Ciudad Futura, planteó el debate de la autonomía como “una necesidad de la ciudad cómo respuesta a los tiempos que transcurren”.

“En Rosario el pueblo es pacífico, que yo insisto con esto de que la ciudad de Rosario se acostumbró en los últimos tres años a convivir con la pandemia, que convive todo el mundo, con la pandemia de las balas y la muerte, y la pandemia del ecocidio y el humo que no nos deja respirar”, marcó.

“A Rosario la gobiernan como si fuese una colonia, por eso la lucha por la autonomía es una lucha por la libertad, y creo que nosotros, los sectores democráticos progresistas tenemos que recuperar la lucha por la libertad, nunca puede ser una lucha ni una bandera conservadora o reaccionaria”.

Concluyó sus palabras ampliando: “Démosle poder a la gente, reformemos las instituciones para devolverle el poder al pueblo y convertir la democracia, el poder del pueblo para el pueblo».

Seguidamente, el edil de ‘Arriba Rosario’, Ciro Seisas, destacó el tema recurrente de agenda donde “hay un acuerdo político para avanzar en esta herramienta, que no se puede postergar más. La vida avanza hacia las ciudades”, y por ello reclamó que “nos dejen gobernarnos, porque la gente pide seguridad y para ello necesitamos autonomía”.

El diputado provincial del Partido Demócrata Progresista, Gabriel Real, en su intervención destacó que “hay coincidencias en el tema de fondo sobre la necesidad de la autonomía” y resaltó que “no es una cuestión de decisión jurídica, sino política” para plantear la necesidad de “hacernos cargo la política”.

Aseveró que “el mundo vio que el municipalismo era la mejor forma”, y recordó que en la Cámara de Diputados de la provincia hay 10 proyectos sobre reforma constitucional, para enfatizar respecto que “la decisión está en el Senado”.

Franco Bartolacci, rector de la Universidad Nacional de Rosario, dividió su planteo en dos partes. En primera instancia puso a disposición a la Universidad pública en la tarea de generar centralidad y jerarquía en la agenda “de un tema que todos entendemos urgente, desde la formación y generación de conocimiento y la investigación”.

La segunda mitad de su discurso se centró en que la estrategia más contundente para llegar a una transformación es construir consenso social. “Para que tengamos un cambio en la Constitución Provincial lo que tenemos hay que hacer es sacudir desde la sociedad para que esas transformaciones se produzcan” amplió Bartolacci.

Acto seguido, tomó la palabra el abogado Enrique José Marchiaro, quien calificó de “sano el nivel de exposición” y expuso una especie de mapa para orientar dentro de la complejidad de la triple regulación normativa (nacional, provincial y municipal)”.

La concejala Julia Eva Irigoitia, de Todos Hacemos Rosario, aludió a que “estábamos movilizados y comprometidos en avanzar en la legitimación de las autonomías municipales”, por lo que consideró necesario “replantearse la manera en la que estamos haciendo las cosas y dejar de lado egoísmos y mezquindades políticas” para acotar que debe partirse “de lo que estamos viendo. Podemos y debemos hacerlo bien”.

Valeria Argüello, vicepresidenta del Colegio de Abogados de Rosario, expresó sobre la particularidad que la pluralidad de proyectos sobre autonomía presentados concuerda en que se necesita una Constitución abarcativa, inclusiva y actualizada, y destacó que la provincia de Santa Fe no se adhirió al mayoritario espíritu reformista que vivió la República y concluyó con la nueva Constitución de 1994.

“A casi treinta años de la reforma nacional de 1994 continuamos en esta grave omisión constitucional” denunció Argüello.

“La reforma constitucional debería verse como un faro para poder reforzar la democracia, las instituciones republicanas, los partidos políticos y obviamente el poder de los municipios. El Colegio de Abogacía de Rosario queda a disposición para seguir trabajando en la temática” concluyó.

“Esto representa un fracaso de la dirigencia política de los últimos años”

La concejala Susana Rueda, de Rosario Progresista, planteó que «esta ciudad que no estaba en los planes de nadie termina siendo autónoma por prepotencia, pero empobrecida por decisión política», para agregar que «hace mucho tiempo que era el momento» de la autonomía

Al plantear que “es una de las pocas provincias que no tiene reforma constitucional y esto representa un fracaso de la dirigencia política de los últimos años”, para consignar que “no todos somos responsables”.

Pidió que «esta vez la inseminación artificial que puede dar lugar al embarazo y al parto de la autonomía sea un camino sin retorno».

Dijo que “la ciudad está adquiriendo nuevas competencias que son imprescindibles” y, al respecto, aludió, entre otras, al papel del Estado en políticas económicas, desarrollo social, educación, capacitación, cuidado del ambiente, la contaminación del aire, el tránsito, el transporte, la defensa del consumidor, la seguridad”.

El diputado provincial de Vida y Familia, Nicolás Mayoraz, destacó que “siempre se renueva el entusiasmo, pero los resultados no aparecen. Soy de la idea de que la autonomía debe venir de la mano de una reforma constitucional” y continuó: “Frente a esta imposibilidad hagamos el intento de avanzar por ley”

A continuación la diputada provincial Dámaris Pacchiotti, de Ciudad Futura, recordó que “existen 10 proyectos en la Cámara de Diputados y Diputadas que habilitan la reforma parcial de la Constitución provincial” y aseveró que “se trata de una definición política», para agregar que «esto no es responsabilidad de todos de no avanzar sino que es de una forma de hacer política tradicional”.

Germán Ocampo, integrante del secretariado de la Federación de Sindicatos de Trabajadores Municipales (Festram), puntualizó que la autonomía en materia salarial es contraria al modelo de organización y negociación colectiva del movimiento obrero argentino.

Al abordar el tema la concejal María Fernanda Gigliani, de Iniciativa Popular, mencionó antecedentes entre ellos “el fallo emblema, el caso Rivademar, que todos los estudiantes de derecho tenemos que analizar» y «ese fallo señalaba que no se puede privar a los municipios de las atribuciones mínimas necesarias para desarrollar su cometido”.

También recordó un fallo más reciente el del 29 de octubre del 2020, respecto a la Asociación del Personal Municipal de Las Colonias, en el que se alude a la falta de actualización de la Constitución Provincial.

Para la concejala Jesica Pellegrini, de Ciudad Futura, “la autonomía es un imperativo social y ético, histórico de la provincia de Santa Fe ligada a la historia institucional de nuestro país”.

Mencionó la función social de la propiedad, y el fallo que constituye una exhortación a la autonomía municipal. Avaló la idea de una reforma mediante una ley; aseguró que el derecho da las herramientas adecuadas para poder hacerlo.

“La reforma lleva más tiempo pero también puede ser por ley. Es un mecanismo válido, no debe asumirse como debilidad sino como fortaleza, es una ley de características casi federales”, afirmó.

“Tiene competencia como garante de la Constitución Nacional, cualquier planteo contrario debería rechazarse en la Corte Suprema. Es una garantía de índole institucional”, subrayó.

Aclaró que en un fallo anterior al ’94 la Corte estableció un piso mínimo para el avance de las facultades municipales. Por último, abonó la teoría de un camino que, por ley, es a su entender válido y defendible.

El diputado provincial Leandro Busatto, del Frente de Todos, recordó que desde 1994 la Constitución Nacional dispone la autonomía y que delega a las provincias la necesidad de implementar tal disposición.

“Discutir la autonomía en los tiempos que corren es discutir que tipo de organización queremos para nuestra comunidad”, planteó Busatto, quien agregó que “la pandemia nos ha puesto en la necesidad de repensar qué vida queremos”. (Jackemate.com)

 

 

Déjanos tu Comentario
Comparte este Articulo ...
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin