La mafia americana entendió en 1931 que los ‘capos’ de los distintos grupos debían ser sustituidos y fue entonces que tomó la decisión de conformar en su reemplazo lo que dio en llamar “La Comisión”.

De esta manera, quedó formado un órgano rector, a nivel nacional de la mafia italiana en Estados Unidos, consistente en una especie de Comisión de Gobierno, conformada por los jefes de las cinco familias de Nueva York y el jefe de la familia de Chicago.  La última reunión tuvo lugar en noviembre de 1985.

“Capo di tutti capi” 

Antes de que la Comisión fuese creada, las familias mafiosas norteamericanas del crimen estaban controladas por una figura conocida como “capo di tutti capi”, quien tenía un gran poder sobre todos los jefes y ello provocaba conflictos y guerras casi sin solución de continuidad [1].

Luego del asesinato de Maranzano en 1931, las familias de la mafia convocaron una reunión en Chicago.​ El propósito de la reunión fue la de sustituir la vieja figura del “capo de todos los capos” y establecer un nuevo régimen consensuado entre las familias del crimen. 

Luciano estableció un Consejo de Administración mafioso que se denominó “La Comisión” para supervisar todas las actividades de la mafia en los Estados Unidos y servir como mediador de conflictos entre familias.

La Comisión constaba de siete jefes de familias mafiosas: los líderes de las cinco familias de Nueva York:  Charlie “Lucky” Luciano, Vincent Mangano, Tommy GAgliano, Joseph Bonanno y Joe Profaci;, el jefe del ChicagoOutfit, Al Capone y el jefe de la familia criminal de Búffalo, Stefano Magadino.

Luciano fue nombrado presidente y el acuerdo consistió en que se reunirían cada cinco años o si fuera necesario para discutir problemas de familias.

La Comisión tenía la potestad de aprobar la elección de un nuevo jefe de cualquier familia antes de que tomara posesión de su cargo de manera oficial. Los nuevos componentes debían ser aprobados por las familias y luego que ello ocurría, el nuevo miembro se convertía en un hombre de honor.

La Comisión permitió que los mafiosos judíos Meyer Lansky, Bugsy Siegel, Louis Buchalter, Dutch Schultz y Abner “Longie” Zwillman pudieran trabajar al lado de ellos y participar en algunas reuniones.

En 1935, Dutch Schultz cuestionó la autoridad de la Comisión cuando quiso asesinar al fiscal Thomas Dewey. En vez de eso, la Comisión asesinó a Schultz el 23 de octubre de 1935. 

 Luego, la Comisión utilizó a Louis Buchalter para doblegar a cualquier enemigo ante su autoridad.

La comisión en el poder 

En 1936 Charles “Lucky” Luciano terminó tras las rejas y ello les permitió a los cinco jefes mafiosos que se hallaban libres: Vicent Mangano, Joseph Profasi, Joseph Bonanno, Tomy Gagliano y Stefano

Magaddino tomar el control de la Comisión, por lo que se consideró que se volvía a una gestión conservadora, más cercana a las creencias tradicionales de Sicilia en un marco territorial americano.

El poder de turno eligió para la conducción, como presidente, a Vincent Mangano, mientras que Profasi pasó a ser el secretario hasta 1946, oportunidad en la que se realizó una conferencia general en La Habana, Cuba, la que había sido organizada por Luciano y en la que se discutiría si este último se convertiría en el “jefe de jefes” y si los mafiosos estadounidenses ingresarían activamente en el tráfico de drogas.

También –como ya adelantamos en otra columna-, sería el punto de reunión para analizar si Bugsy Siegel, debía ser asesinado por haberse apropiado del dinero que manejaba por el gerenciamiento del Hotel Flamingo en Las Vegas.

Los principales capos de las mafias norteamericanas que integraron ‘La Comisión’

Vincent Mangano, en 1951 desapareció siendo el líder de la facción conservadora enunciada y Albert Anastasia se alineó con los “liberales americanos insertados en el mundo mafioso” entre los que se encontraban Frank Costello y Tommy Lucchese.

Una nueva cumbre 

La Comisión, en 1957 decidió reunirse nuevamente en lo que se denominó la Cumbre de Apalachín para que ingresaran dos jefes más: Angelo “Don” Bruno, de la familia criminal de Philadelphia y Joseph “Joe Z” Zerilli, de la Detroit Partnership.

A ello debe agregarse que en esa cumbre se le proporcionó unn “asiento” a Jack Dragna, jefe de la familia criminal de Los Ángeles, la que permaneció 25 años.

Desde la muerte de Dragna, en 1956, dicha familia de Los Ángeles ha sido representada por el Chicago Outfit.

Autoridades norteamericanas han señalado que la Comisión aún existe y está conformada por las cinco familias neoyorquinas y la referida Outfit, aunque se mantienen silenciosas a partir de la tarea persecutoria del FBI que terminó con el proceso contra la Comisión.

Ello determinó que no se produjeran nuevas “Cumbres y a ello se debe agregar como motivación la muerte de Paul Castellano, asesinado en 1985.

Eso sí, han sido detectadas mini reuniones de dos o tres jefes máximos, a la que se debe agregar una convocatoria en el 2000 a la que asistieron representantes de las cinco familias, (tres jefes, un ‘consigliere’ y un miembro del grupo dirigente de los Genovese).

Con el tiempo se nominó a presidente de la Comisión Nacional para reemplazar la denominación de “capo di tutti capi”, connotación que debía ser eliminada por estar basada en un solo líder. (Jackemate.com) 

 [1] Joe Massería y Salvatore Maranzano  se pelearon por el título de “The Boss” en la que se denominó la Guerra de los Castellammarese y el 15 de abril de 1931 Massería fue asesinado, permitiendo que Maranzano asumiera dicho título. Maranzano dividió a todas las bandas en varias familias del y crimen y, posteriormente, Lucky Luciano y sus aliados decidieron eliminar a Maranzano., quien el 10 de setiembre de 1931 fue abatido

 

(*) Licenciado en Periodismo – rimar9900@hotmail.com

Déjanos tu Comentario
Comparte este Articulo ...
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin