Por Ricardo Marconi (*)

Estados Unidos inició en Irán la búsqueda de Saif al-Adel, sindicado por la CIA como el encargado de reorientar el funcionamiento de Al Qaeda, luego que se lo designara como jefe máximo de la organización yihadista. Los organismos de seguridad estadounidenses estiman que el nuevo conductor producirá un nuevo giro ideológico al grupo terrorista, ya que posee conocimientos militares en razón de haber sido un ex general militar egipcio, quien en la actualidad tiene 60 años y ha tomado posesión del cargo de Ayman Zawahiri.

Este último había sido designado a cargo del mando tras la muerte de Osama Bin Laden, en 2011 en una operación secreta de los SEAL, trascendiendo luego que el cuerpo del mismo habría sido cremado.

Al-Adel es conocido con el alias de “La espada de la venganza” y el FBI ofreció una recompensa de 10 millones de dólares por su cabeza, en razón de que es considerado un criminal de mayor peligro que Laden.

El nuevo jefe tiene una ficha en el FBI por “Conspiración para matar ciudadanos de Estados Unidos, para asesinar, destruir edificios y propiedades norteamericanas y para destruir los servicios de defensa nacional norteamericanos”.

Además, está señalado por los atentados de 1998 contra la Embajada de EE.UU., en Dar es Salaam (Tanzania) y Nairobi (Kenia), en los que murieron 224 personas. Al-Adel luchó contra el ejército soviético en Afganistán durante los años 80. Se mantuvo en el país hasta la caída de los talibanes en 2001, y desde allí huyó a Irán.

Asentado en este punto, Saif al-Adel organizó la rama de Al Qaeda en Arabia Saudita, la que ha perpetrado varios ataques terroristas en el país desde 2003. Además, llegó a dirigir la unidad de protección personal “Guardia Negra” de Bin Laden, llamada así por el color de sus bufandas.

“ISIS en situación frágil por su derrota”

La inteligencia norteamericana y la europea, tienen claro que el ISIS se encuentra en una “situación frágil por su derrota ante la coalición internacional y la eliminación del califato, aunque mantiene su presencia en las redes y no hay un conocimiento total de sus “células durmientes”.

El experto en terrorismo Richard Kemp, estima que Saif puede lograr la cooperación y fusión de grupos terroristas, a la vez que recalcó que “Irán es su punto base, ya que allí ha logrado apoyo a sus ataques en varias oportunidades”.

Said al Adel y Osama Bin Laden, asesinado por un equipo SEAL en Pakistán

Ali Soufan, experto antiterrorista del FBI, también compartió su análisis con el diario Daily Mirror, donde se señaló: “El venerado estatus de Saif en el movimiento, así como su profunda experiencia como líder de seguridad e inteligencia militar y planificador terrorista, lo convierten en un emir potencialmente peligroso”. Según sus fuentes, es sanguinario: era el menos afectado por las muertes de civiles

Células muertas 

La inteligencia iraní –trascendió-, estarían utilizando, al igual que los grupos terroristas, “células muertas”, esto es agentes a la espera, ocultas, dispuestos a ser “despertados” para ser “despertados”, a los efectos de cumplir con operaciones en Europa.

El avance militar de China, India, Rusia e Irán ha generado desequilibrios en las fuerzas armadas de Estados Unidos y el Comando Sur, localizada en Honduras y Miami, dependencias que se agregan a El Salvador y Aruba-Curazao, por lo que, debido a ello,  reafirmó su supremacía en América Latina, ya que se concretarían organizaciones de seguridad, oficinas de defensa y grupos de consejerías de defensa militar en distintos países de América Latina, en los que ya operan, desde 2017, más de 5.400 efectivos. 

Desarrollos militares 

En torno a ello debemos puntualizar, en primera instancia, que el desarrollo económico crece en forma paralela con el militar en China, más allá de su región de influencia y es por ello que ha decidido exportar armas a Venezuela y profundizar su relación económica con Afganistán.

Respecto de Joe Biden y compañía, vale decir que se ha dejado superar por Rusia, ya que los soviéticos se han convertido en los mayores proveedores de armas a Sudamérica (27%), por sobre EE.UU. (15%), a pesar de que los lazos entre Irán y América Latina preocupan a Washington, aunque por el momento, Irán carezca de capacidad militar para asegurar el influjo necesario para ser un obstáculo a la prominencia de EE.UU. en la región. Analistas internacionales estimaron que la relación Argentina-India es actualmente muy pobre.

No debemos olvidar que Estados Unidos tiene vigente un programa de asociación de los Estados a través del cual las guardias nacionales de 17 gobiernos más Puerto Rico y Washington tienen firmados acuerdos de seguridad y defensa con 23 países latinoamericanos.

Ya en 2016 Argentina había firmado un acuerdo con la Guardia Nacional del Estado de Georgia, Beijing y Moscú, que prometieron asistencia material en el ámbito de la defensa y la seguridad, a lo que debe agregarse que Washington, en 2018, prometió 436 millones de dólares en ayuda militar y policial.

Ya, los norteamericanos habían vendido a Méjico 1.339 millones de dólares en armas y el Comando sur continúa, cuando corresponde, realizando ejercicios militares con países latinoamericanos como denominado Panamax Unitas. 

El especialista Nick Turse aseguró que desde 2006 el despliegue de la ‘Operation Forces’ incrementó el despliegue militar en un porcentaje que pasó del 3 al 4,39 por ciento.

Es de destacar que el Comando Sur realizó maniobras antiterroristas en el marco de un cambio focal en América Central y el Caribe, así como en Brasil, Chile y Perú. En 2017 las fuerzas especiales que nos ocupan realizaron ejercicios para lograr la intercepción y secuestros de drogas.

Amputaciones y ejecuciones 

Ejecuciones, amputaciones y castigos físicos se volvieron a imponer en Afganistán, tras el regreso de los talibanes, los que habían sido utilizados como mecanismo de control social en Afganistán durante el régimen impuesto entre 1996 y 2001.

La milicia extremista volvió a imponer esos tipos de castigos para disciplinar ideológicamente a la población que no logró huir del país.

Asimismo, entre sus primeras medidas, contradiciendo lo que los nuevos líderes habían asegurado que “no se volvería a producir”, eliminaron el Ministerio de la Mujer, creado por el desaparecido gobierno democrático, a la vez que vetaron la educación media y superior a las mujeres.

El mulá Nurudín Turabi desestimó –como era previsible que sucediera-, las críticas al régimen anterior, en el que los reclusos eran ejecutados en estadios llenos y exigió a los demás países que no interfirieran con el nuevo gobierno de facto instaurado tras la toma violenta de Kabul, el pasado 15 de agosto.

Turabi enfrentó las críticas señalando: “Nadie nos va a decir cuáles leyes debemos tener. Seguiremos los lineamientos de islam y nuestras leyes estarán basadas en el Corán”, subrayó.

Los talibanes aplicarán estrictamente la Sharía, un cuerpo de normas que se remontan a la Edad Media, basadas en el Corán, los consejos de Mahoma y una antigua jurisprudencia islámica, calificada como ultraconservadora e intransigente que sólo admitió mínimos avances tecnológicos como los videos y el uso de celulares.

Turabi encabezaba el denominado Ministerio para la Propagación de la Virtud y la Prevención del Vicio –la policía religiosa-, y se desempeñó como ministro de Justicia.

El funcionario era criticado por los castigos que aplicaba a la población en el estadio deportivo de Kabul o en la mezquita Eid Gah, teniendo como testigos a cientos de afganos.

El suplicio de los condenados 

Los condenados eran obligados a arrodillarse y se los ajusticiaba con un tiro en la cabeza, tarea que estaba a cargo de un miembro de la familia de la víctima, que tenía la opción de recibir dinero y perdonarle la vida al acusado.

En esas ejecuciones públicas, muchas mujeres perdieron la vida y prueba irrefutable de ello son los videos que circulan entre los afganos y tras las fronteras de Afganistán.

A los ladrones se les amputaba una mano y a los convictos de robo en una carretera se les hacía lo propio y también se les cortaba un pie, obviamente sin anestesia.

La ciudadanía afgana, casi nunca podía tener acceso a un juicio que conducían clérigos islámicos que se regían por la Sharía y edictos religiosos.

Turabi admitió que entre los jueces “ahora habrá mujeres que decidan casos” y que “por razones de seguridad” se continuará con el corte de manos a culpables “para producir un efecto disuasivo”, a la vez que agregó que “se está estudiando la posibilidad de volver a hacer públicos los castigos”.

Humillaciones 

Para humillar a los delincuentes por hurtos menores, los guardias talibanes que circulan armados por las calles, están autorizados para colocar a los culpables, maniatados en la parte trasera de un camión, para pasearlos por las calles de Kabul y otras ciudades. Incluso trascendieron casos en que a los ladrones de poca monta se les pone un pan viejo en la boca o les pintan la cara.

Turabi, -quien tiene una pierna artificial y perdió el ojo derecho, como resultante de haber participado en la guerra de ocupación soviética en la década del 80-, está a cargo del sistema penitenciario y junto a otros dirigentes, está en una lista de dirigentes talibanes que las Naciones Unidas están dispuestos a sancionar si se logra su apresamiento, ya que se lo considera un líder radicalizado de manera extrema. (Jackemate.com)

 

(*) Licenciado en Periodismo – Postítulo en Comunicación Política

 

 

Déjanos tu Comentario
Comparte este Articulo ...
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin