Por Ricardo Marconi (*)

Un telescopio ubicado en el Polo Sur detectó ondulaciones gravitacionales en el espacio, las que databan del principio de los tiempos. Las reverberaciones fueron mucho más allá de la potencial validación del modelo del Big Bang.

El equipo, del telescopio les ofreció a los astrofísicos una pista de lo que el cosmólogo ruso Yakov Zeldovich llamó “el acelerador de partículas de los pobres al Universo”.

Las ondulaciones detectadas por el telescopio Bicep2, fueron suaves patrones en espiral, causados por la polarización de la radiación de microondas que dejó el Bing Bang.

Inflación cósmica

Las ondas gravitacionales aludidas fueron señales buscadas por mucho tiempo en función de una teoría denominada de la “inflación cósmica”, esto es la fuerza detrás del estallido del Big Bang: un abultamiento antigravitacional que se inició una billonésima de segundo después de que el reloj cósmico comenzó a avanzar.

Los especialistas, vale recalcarlo, han incorporado desde hace mucho tiempo la inflación cósmica a su modelo estándar del cosmos, pero durante mucho tiempo no pudieron demostrarla.

Ahora la cuestión para astrónomos y físicos es establecer ¿qué provocó dicha inflación? y “¿qué pone a la gravedad de cabeza?”, según lo expresó Alan Guth, del Instituto Tecnológico de Massachusetts y uno de los fundadores de la teoría de la inflación cósmica, a lo que debe agregarse la pregunta ¿qué hizo que estallara el Universo?

Como bien se sabe Einstein expuso la noción de la antigravedad a la física. Para él era conocida como la “constante cosmológica”, un factor que utilizaba para explicitar el hecho que el Universo no colapsaría.

Hace una década y media astrónomo descubrieron que la expansión del universo se aceleraba en razón de una fuerza misteriosa que se denominó “energía oscura”.

Conocer la identidad de la inflación cósmica podría ser crucial si los científicos quieren remontarse a la historia cósmica desde su inicio, cuando sospechan que el universo estaba dominado por una sola fuerza en lugar de las cuatro conocidas hoy: gravedad, electromagnetismo y las fuerzas nucleares débil y fuerte.

Al parecer, las ondas que nos ocupan parecen datar del momento en que los teóricos sospechan que el electromagnetismo y la fuerza débil se separaron de la fuerza nuclear fuerte, con la gravedad, habiendo tomado su propio rumbo.

Gravitones

De acuerdo con la teoría de la inflación cósmica, las ondas del Bicep2 son imágenes magnificadas de las partículas hipotéticas que se denominan gravitones que transmitirían gravedad en la teoría cuántica. Los gravitones son producidos por el mismo proceso por el que se filtran los agujeros negros.

Se le conoce como radiación de Hawking en honor a Stephen Hawking, el teórico de los agujeros negros, quien la descubrió en 1973. (Jackemate.com)

 

(*) Licenciado en Periodismo – rimar9900@hotmail.com

 

 

Déjanos tu Comentario
Comparte este Articulo ...
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin