El presidente de la bancada radical en la Cámara de Diputados santafesina, Maximiliano Pullaro, presentó un proyecto de comunicación solicitando al Gobierno de Omar Perotti que interceda ante su par de Nación para que deje sin efecto la prohibición de exportar carne vacuna porque “el cepo pone en peligro numerosas fuentes de trabajo en la provincia”, afirmó.

“Lo mínimo que la ciudadanía espera cuando nos elige es que actuemos con sentido común”, aseguró el ex ministro de Seguridad provincial, tras lo cual destacó que “mientras el mundo demanda cada vez más alimentos, el Gobierno nacional toma decisiones cortoplacistas que no sólo no reducen el precio de la carne, sino que, además, afectan la producción y las economías regionales, poniendo en juego miles de puestos de trabajo directos e indirectos, inversiones y consumo”.

Es por ello, que Pullaro le pidió al gobernador Perotti que “haga algo al respecto” y aseveró que “hay defender a nuestros productores ante los ataques del Gobierno nacional”.

El proyecto por el cual Pullaro solicita al Gobierno de Santa Fe que anule la medida restrictiva sobre las exportaciones de carne ingresó este viernes para su tratamiento en la Cámara baja.

“En lugar de abrir el diálogo con las entidades del campo sobre cómo mejorar la competitividad internacional de la producción de carne bovina, los convocan a último momento para informarles sobre la adopción de medidas que, como sucedió a partir de 2006, está demostrado que no sirven para bajar el precio en el mercado local y tiene efectos devastadores sobre el stock ganadero y la actividad de los frigoríficos”, manifestó Pullaro

El cierre de exportaciones, y ahora esta apertura parcial, para Pullaro “atentan contra las fuentes de trabajo en muchos frigoríficos que se encuentran en la provincia de Santa Fe y no han logrado solucionar los aumentos de la carne y, como daño anexo, perjudica las ventas en el mercado exterior donde, al no recibir el producto convenido, buscan otro país que lo provea”

Y enfatizó: “Empecinados en no reconocer el error, el gobierno nacional decide desconocer los datos del propio INDEC que señalan que, tras las restricciones por 30 días, no sólo no se redujo el precio de la carne, sino que se registró un incremento del 6,1% en mayo respecto de abril, acumulando un incremento interanual del 76,2%”, apuntó.

Agregó, en el mismo sentido, que “en el medio de una situación económica compleja como la actual, resulta inadmisible que se tomen decisiones que van a afectar negativamente en el nivel de actividad, el ingreso de divisas, la inversión y el empleo particularmente en provincias como Santa Fe donde la industria cárnica que tiene amplio desarrollo y presencia en todo su territorio”, concluyó Pullaro. (Jackemate.com)

 

 

Déjanos tu Comentario
Comparte este Articulo ...
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin