El canje de la deuda externa argentina alcanzó un nivel de adhesión de 93,5%, lo que se eleva al 99% del total de los bonos elegibles por la cláusulas de acción colectivas, anunció este lunes el presidente Alberto Fernández, quien se hallaba junto con su ministro de Economía, Martín Guzmán.

El jefe del Estado presentó el resultado del canje en un acto desarrollado en el ‘Salón del Bicentenario’ de la ‘Casa Rosada’, acompañado por la vicepresidenta Cristina Fernández viuda de Kirchner; el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; el titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, y los gobernadores, algunos de ellos de manera presencial y otros en forma virtual.

“Una vez más encerraron a la Argentina en un laberinto muy difícil de salir. Pero ya estuve alguna vez en esa situación con Néstor (Kirchner). Confíen en nosotros, porque vamos por el camino” correcto, dijo Fernández.

Y agregó: “Hoy tenemos la tranquilidad que no hemos traicionado esa conciencia porque hicimos las cosas tal como prometimos hacerlas.Esta vez la deuda no la van a pagar los que menos tiene, y hemos podido cumplir”.

El ministro Martín Guzmán, quien fue presentado por Alberto Fernández, tuvo a su cargo el informe con los detalles de la reestructuración, señalando que “la oferta a los acreedores privados tuvo una aceptación masiva por parte de los acreedores”.

Como resultado de esa negociación, Guzmán precisó que “el 99% de deuda bajo ley extranjera ya ha quedado reestructurada: Eso se condice con una adhesión total al canje de 93,5% que, por obra de las Cláusulas de Acción colectiva (CACs), eleva el porcentaje reestructurado al 99 %”, precisó el titular del Palacio de Hacienda.

“Esto pone a Argentina en una situación mucho más sana y sólida que la que se enfrentaba en diciembre 2019 “, agregó el ministro.

El proceso de reestructuración de deuda demandó algo más de ocho meses, luego de que el 21 de enero pasado el Gobierno anunciara su intención negociar un canje de títulos. La primera propuesta presentada a los acreedores fue realizada a mediados de abril, y tras dos enmiendas, finalmente el acuerdo fue alcanzado el 4 de agosto pasado.

De cara al futuro y a las medidas a poner en marcha para reactivar la economía, Fernández dijo que con este canje “despejamos un obstáculo que nos impedía pensar en esto, en breve espero que despejemos el obstáculo que es la deuda con el FMI”, por un monto total de US$44.000 millones.

“Solo sepan que el 10 de diciembre cuando llegamos (al Gobierno), entre e2020 y 2025 la Argentina debía pagar US$ 48.000 millones. Esas eran las obligaciones que Argentina había asumido. Hoy no existen, quedaron postergadas para más adelante, eso son recursos que vamos a poder destinar al desarrollo, a la producción y a hacer ese país más equilibrado y más federal”, subrayó el jefe del Estado.

“Sepan también las generaciones futuras, que cuando pasen 10 años, cuando lleguen al año 2030 la Argentina deberá US$ 38.000 millones menos que los que debía en diciembre del año pasado”, enfatizó Fernández.

El mandatario agradeció el apoyo de varios líderes europeos y de la región, y también al Papa Francisco, “que siempre estuvo ayudándonos silenciosamente”, al igual que la vicepresidenta Cristina Fernández viuda de Kirchner y los gobernadores.

Guzmán precisó que partir de este acuerdo, el país tendrá un alivio de la deuda en la próxima década de U$S 37.700 millones y la tasa de interés promedio baja del 7% al 3.07%, permitiendo además un alivio mayor en los primeros 5 a 10 años.

Adelantó que el 15 de septiembre enviará al Congreso el proyecto de ley de Presupuesto, en el que se apuesta por “un déficit fiscal primario de alrededor de 4.5% del PBI”, contra el 8% con el que cerrará este año

“Ya hemos iniciado las conversaciones formales con el FMI. La razón de esto es que a partir de 2018 Argentina tomó U$S 45.000 millones de deuda bajo la premisa de que eso iba a restaurar la confianza en los mercados”, algo que no sucedió, señaló el ministro.

Un eventual nuevo acuerdo con el FMI “lo vamos a hacer de frente a la sociedad, no a las espaldas. De hecho, la intención del Gobierno nacional es enviar el acuerdo al que se llegue con el FMI al Congreso para su aprobación, que es algo que no se ha hecho nunca y está totalmente alineado con la idea de cuidar a la Argentina y de ir generando condiciones al país para inmunizar al país de los problemas de endeudamiento insostenible”, concluyó Guzmán. (Télam/Jackemate.com)

Déjanos tu Comentario
Comparte este Articulo ...
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin