Los trabajos de puesta en valor del Museo Municipal de Arte Decorativo ‘Firma y Odilo Estévez’, situado frente la plaza ’25 de Mayo’ y del ‘Palacio de los Leones’, sede del Gobierno rosarino, han permitido conocer accidentalmente los orígenes desconocidos aún de la ciudad de Rosario, sobre la que se dice ‘no tiene fundador’ y ‘es hija de su propio esfuerzo’.

En la mañana del martes último, integrantes de la Secretaría de Cultura y Educación municipal se reunieron para analizar el desarrollo de la obra de puesta en valor del citado museo, y el titular de esta dependencia, Dante Taparelli, en declaraciones al periodismo, valoró que «esta casona es una joya patrimonial de la ciudad. Ahora tenemos tres museos en uno, y esto es maravilloso. Además, para una ciudad que no fue fundada, encontrar las raíces nos habla de sus orígenes».

Señaló, asimismo, que «al encontrar los pozos de agua aparecieron los primeros vestigios de civilización en un terreno virgen. Tenemos el origen genuino de la ciudad, con las distintas trazas, los distintos tipos de ladrillos»

Y afirmó: «Creo que una casa tan significativa como ésta pone en escena la generosidad de una familia, que ha vivido muy bien y en los últimos momentos de su vida deciden que todo lo que acumularon pase a ser patrimonio público para que la gente se eduque en el futuro, en el gusto, en la historia, en la materialidad, habla de la ciudad que debemos tener, a la que debemos apuntar».

Más adelante, reflexionó que «siempre dije que somos originales yendo a los orígenes, y esta casa es parte del origen de la ciudad», para luego agradecer el apoyo de la empresa constructora MSR.

«Este proyecto tiene unas perspectivas inalcanzables y cada día que pasa tenemos ideas nuevas y esto pasa por lo fértil que es este lugar. Además, es un museo de características únicas para la región que se transforma en meca de futuras donaciones».

Asimismo, el secretario mencionó que se está evaluando de qué manera podrán coexistir este descubrimiento con la muestra del patrimonio de este museo en diferentes exhibiciones.

Interior del museo y las excavaciones que permiten conocer el origen de Rosario

Para finalizar, pidió a la ciudadanía estar atenta porque «se vienen cosas muy bellas en este lugar, que no es cualquier lugar. Es una casa sobreviviente de los gestos que han tenido los grandes propietarios con respecto al futuro y a la ciudad».

Por su parte, Analía García, directora del Museo, expresó que «aparece ahora la historia de los comienzos de la ciudad porque la casona de Santa Fe 738 está en plena referencia con la historia de la ciudad”.

Dijo también que “esta casa museo tiene un historial que dialoga en las diferentes convergencias de la casona con la historia de la ciudad. Esto nos permite historiar desde la familia Estevez a tiempos coloniales», para finalmente destacar que «este sitio apela y nos interpela en un concepto maravilloso que es la memoria. Nos permite encontrarnos con la memoria de Rosario».

Los trabajos de excavación se realizan a través de un convenio entre la Municipalidad y la Universidad Nacional de Rosario para investigar, preservar y poner en valor el patrimonio cultural de la ciudad.

Sebastián Bosch es director General Museos y Bibliotecas, y el funcionario detalló algunas de las cosas que se encontraron en el lugar.

“Hay vestigios de materiales de construcción anteriores al edificio de los Estévez lo cual hace pensar dónde empieza el museo, quizás sea en la estructura de la casa mientras fue propiedad de los Ibarlucea, incluso más atrás en el tiempo, como muestran las excavaciones arqueológicas donde aparecieron el brocal del aljibe, albañales, resto de estructuras, que probablemente sean de columnas, fragmentos de cerámica arqueológica Chaná, más otros que están bajo el estudio de los equipos de la Universidad”, sostuvo.

El convenio que hace posible estas obras

A través del acuerdo entre MSR Constructora y la Municipalidad de Rosario, se realizan los arreglos en el Estévez. Este convenio de colaboración público y privado permitió poner en marcha una obra edilicia estructural de uno de los edificios más emblemáticos del casco histórico de nuestra ciudad.

La Facultad de Humanidades y Artes de la Universidad Nacional de Rosario, por otra parte, se encarga de realizar tareas de arqueología preventiva vinculadas con el impacto y monitoreo de obra en el hall central del museo.

La coordinación de las tareas de investigación arqueológica en la institución está a cargo de Fernando Oliva, arqueólogo y profesor titular de la Cátedra de Arqueología Americana y Argentina en la Facultad de Humanidades y Artes de la Universidad Nacional de Rosario. (Jackemate.com)

 

 

Déjanos tu Comentario
Comparte este Articulo ...
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin