Se cumple este viernes el centenario de la masacre de cientos de obreros que fueron asesinados por la compañía británica ‘La Forestal’ en enero de 1921, en el extremo norte provincial. Y es por ello que desde el Partido Justicialista de Santa Fe se emitió un comunicado para recordar dicho acontecimiento con las firmas de Ricardo Olivera y Norma López, en calidad de presidente y vicepresidenta, respectivamente.

“La historia comenzó en 1880, cuando el Gobierno de Santa Fe determinó que con bonos del Tesoro y tierras públicas se cancelaría una deuda, que fue destinada en 1874 a conformar el capital inicial del Banco Provincial de Santa Fe”, se recuerda.

Y agrega: “Así, dos millones de hectáreas tapizadas de quebrachos, la mayor reserva de tanino del mundo, pasaron mayoritariamente a manos inglesas, pero también había intereses alemanes y franceses.

“The Forestal Land, Timber and Railways Company Limited, La Forestal, explotó los bosques santafesinos de quebracho desde 1906 hasta 1963. Villa Guillermina, La Gallareta, Villa Ana, Villa Ocampo y Tartagal, eran las localidades donde decidían los ingleses en Santa Fe.

Con dinero ilegal les pagaban los sueldos a sus trabajadores

“La compañía inglesa formó un estado dentro de nuestra provincia, aquí tenían puertos y ferrocarriles propios, tendieron 400kilómetros de vías, y hasta pagaban a sus trabajadoras y trabajadores con monedas que sólo se aceptaban en los almacenes de la misma empresa. Así, logró ser la primera productora de tanino a nivel mundial. Con el tanino producido en el norte de Santa Fe y Chaco, se curtió el cuero de las botas de los soldados británicos en la Primera Guerra Mundial.

“En 1919 comenzaron una serie de huelgas. La primera fue en julio, los obreros reclamaban aumento de salarios, suspensión de los despidos y 8 horas de trabajo. Después de algunos días de paro obtuvieron la promesa de aumento, pero ante el incumplimiento de dicha promesa el 14 de diciembre comenzó otra huelga hasta mediados de enero de 1920.

“Los obreros impidieron la circulación de los trenes, a lo que La Forestal respondió cortando la luz y el agua en los pueblos. Finalmente, luego de la resistencia de las y los trabajadores, la empresa se comprometió a un nuevo aumento de salarios y tres turnos de 8 horas.

Declaración de la huelga obrera

“En enero de 1921, fábricas y obrajes cierran dejando a miles de trabajadores en la calle. Los obreros replicaron ocupando las fábricas en Villa Ana y Villa Guillermina. El 28 de enero se declara la huelga en todo el territorio, adhirieron la Federación Obrera y los ferroviarios. De esta manera, comenzó un período de enfrentamientos con la Gendarmería Volante, la fuerza policial de la empresa.

“Los obreros y sus familias se ven obligados a huir, para lograr la deserción generalizada de los trabajadores incendiaron sus viviendas. Familias enteras se escondieron en los bosques. Las huelgas de La Forestal terminaron con un territorio arrasado, cientos de obreros asesinados, otros torturados y algunos detenidos.

“En 2004, durante el Gobierno de Néstor Kirchner, la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación y el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), determinó que, como consecuencia del tipo de explotación forestal realizada en Santa Fe por la Forestal y otras empresas, la provincia perdió el 86% de sus bosques.

“Reivindicar a Teófilo Lafuente, el primer secretario del Sindicato de Obreros Tanineros, es darle dimensión a la lucha de trabajadoras y trabajadores contra la opresión extranjera y nativa, contra el modelo extractivista, la trata de personas y el saqueo al país. Las organizaciones populares y sindicales, fueron siempre quienes provocaron las verdaderas transformaciones políticas y sociales.

Hubo más Forestales

“La historia argentina da cuenta de la repetición de procesos similares al de La Forestal durante gobiernos democráticos antipopulares y dictaduras. La historia santafesina también tiene trágicos y vergonzosos ejemplos: Vicentín es uno de ellos, nombre propio de la corrupción y connivencia del Estado con empresarios que han saqueado el país durante décadas. Y también, sus trabajadoras y trabajadores, junto a sus entidades gremiales, representan la lucha por la igualdad.

“Formamos parte de un movimiento Nacional, Popular, Democrático, Latinoamericano y Feminista. Por conciencia histórica y compromiso militante, sigamos construyendo mayorías emancipadoras y un Estado con Justicia Social”, concluye el recordatorio de la llamada ‘Masacre de La Forestal’, que también fue llamada al escenario por artistas, músicos y compositores. (Jackemate.com)

 

 

Déjanos tu Comentario
Comparte este Articulo ...
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin