(*) Ricardo Marconi

El homicidio es uno de los delitos más graves y, vale destacarlo, forma parte de los más antiguos, ya que desde la prehistoria se han detectado casos de individuos que decidieron terminar con la existencia de otros de manera premeditada, ya que, de hecho, se han realizado investigaciones sobre masacres que tienen más de 9.000 años.

Hay una gran cantidad de causas y aspectos que pueden mediar para que un individuo, independientemente de su sexo, decida quitarle la vida a otro y es por ello que no resulta fácil establecer un perfil claro y universal para todos los criminales –existen una gran variedad de perfiles y tipologías de asesinos-, y es por ello que en esta columna pretendemos esbozar un perfil genérico.

Comencemos por indicar que –como ocurre en Rosario, casi diariamente-, el asesinato es el acto mediante el cual una persona deja sin vida a otra de manera intencionada, existiendo como coadyuvantes actos tales como la alevosía, el ensañamiento o una compensación por la realización del hecho. Si de las investigaciones surge que ninguna de las tres circunstancias surge, estaríamos refiriéndonos a un homicidio.

Las motivaciones para matar pueden ser variadas y existen muchos tipos de asesinos y de asesinatos, dependiendo del móvil del crimen, la forma en que se realiza, el número de víctimas e incluso la relación entre víctima y victimario, llegándose a encontrar un perfil concreto para cada caso y características tipológicas.

Perfil psicológico del asesino

Hay algunos rasgos característicos que tienen a cumplimentarse en una gran proporción de casos y los podemos detallar de la manera meticulosa:

  • Visión del otro como causante de daño, amenaza u obstáculo.
  • Alta puntuación en psicopatía.
  • Discreción. El asesino pude no tener habilidades sociales
  • Bajo nivel de asertividad. [1] El asesino da prioridad a la provocación del deceso de la víctima.
  • No necesariamente el asesino es un psicópata. Una excepción la encontramos en los asesinos en serie, los cuales tienden a padecer psicopatía extrema, sociopatía o trastornos que alteran la percepción de la realidad.
  • Género y edad. En general los asesinos suelen ser varones jóvenes o de mediana edad, aunque hay algunos casos de niños asesinos. Los hombres se inclinan por las armas de fuego, mientras que las mujeres asesinan utilizando venenos.

Asesinos en serie

Charles Manson, un ‘killer’ que lideró un clan en los años ’70

Se destaca por el elevado número de víctimas y la crudeza de su accionar. Se considera asesino serial a todo aquel individuo que quita la vida de al menos tres personas de manera intencional y generalmente con premeditación.

En un período de tiempo concreto, estando dichos asesinatos separados entre sí. Los asesinos seriales manifiestan una elevada heterogeneidad en lo referido a las características, pero suelen compartir los siguientes elementos comunes:

  • Falta de empatía. Su intención es la de descargar frustraciones o fantasías concretas. No se sabe poner en lugar de la víctima. Tiene una visión de la realidad extraña, no hegemónica.
  • Suelen dar apariencia de normalidad.
  • Eligen víctimas vulnerables o fáciles de manipular para dejarlas en situación de sumisión para hacer notar que tiene el control.
  • Tienen capacidad elevada de manipulación y seducción para acercarse a la víctima y evitar resistencias, aunque su relación es superficial.
  • Provienen de entorno desestructurados, con elevado nivel de violencia. Posiblemente han sufrido abusos en su vida.
  • La motivación del asesino serial se basa en la gratificación psicológica que le proporciona cometer dicho crimen. Tienden este tipo de asesinos a ser selectivos al acechar a sus víctimas y lo hacen impulsados por alguna necesidad interior imperiosa como lo son el ansia de poder y la compulsión sexual. ​
  • Generalmente, la víctima comparte alguna característica con el agresor, ya sea ocupación, raza, apariencia, sexo o edad.
  • La acuñación del término serial ‘killer’ (asesino en serie) se atribuye comúnmente al agente especial Robert Ressler, en la década del 70, aunque ya había sido descrito muchos años antes por Ernst Gennat, en 1930.
  • No son pocas las veces que se los confunde con los asesinos en masa que matan a un número elevado de personas, de manera simultánea y en un período corto de tiempo. Comete múltiples asesinatos en una ocasión aislada y en un solo lugar. Los autores suelen suicidarse después y, por consiguiente, el conocimiento de su estado mental y los motivos detrás de sus acciones se dejan muchas veces a la especulación. Los pocos asesinos masivos que han podido ser atrapados afirman que no recuerdan claramente el evento.
  • También son confundidos con los asesinos relámpago, que cometen múltiples asesinatos en un período corto de tiempo, pero en lugares distintos.
  • No podemos dejar de mencionar al asesino itinerante, también conocido como asesino excursionista o ‘spree killer’, quien comete múltiples asesinatos en diferentes lugares, dentro de un período que puede variar desde unas cuantas horas hasta varios días. A diferencia de los asesinos en serie, ellos no vuelven a su comportamiento normal entre asesinatos.
  • También hubo perpetradores que han actuado en conjunto, como “Los estranguladores de la colina”.
  • Una de las primeras veces que se usó el concepto de asesino serial fue con el “asesino de los torsos” de Cleveland.
  • Con frecuencia tienen -los asesinos que nos ocupan-, sentimientos de inadaptabilidad e inutilidad, algunas veces debido a humillación y abuso en la infancia y el apremio de la pobreza, también bajo estatus socioeconómico en edad adulta, compensando sus crímenes esto y otorgándoles una sensación de potencia y frecuentemente venganza, durante y después de cometer los delitos.
  • Los asesinos en serie frecuentemente tienen impulsos extremadamente sádicos. Estos anulan la capacidad de sentir empatía por el sufrimiento de otros, de esta manera, son frecuentemente llamados sociópatas, términos que han sido renombrados por psicólogos como trastorno de personalidad antisocial. Algunos asesinos en serie hacen uso de la lujuria y la tortura para obtener placer sexual por mutilación de la víctima y también de matarla lentamente por un prolongado lapso de tiempo.
  • Las mujeres representan la minoría en las estadísticas de asesinos en serie. El conocimiento de sus acciones aterroriza a comunidades enteras y con frecuencia confunden a la policía, consecuencias que son incentivo de su sensación de poder. Este aspecto motivacional los desliga de los asesinos a sueldo y otros asesinos múltiples, quienes están motivados por el lucro.

Asesinos en serie y psicología

En su gran mayoría de los asesinos en serie tienen antecedentes enfermizos. Se sabe que, frecuentemente, fueron víctimas de abusos durante su infancia, ya sea física, sexual o psicológicamente, toda vez que existe una correlación entre los abusos de su infancia y los crímenes que cometen.

A ello debe agregarse el elemento fantasía en el desarrollo de los asesinos en serie porque en ellos es extremadamente importante. A menudo fantasean acerca de asesinar durante y aún después de la adolescencia.

Sueñan despiertos de manera compulsiva sobre dominación, sometimiento y asesinato, usualmente con elementos muy específicos de sus caprichos que después aparecen en sus crímenes reales. Otros disfrutan leyendo historias de sadismo, llenos de violación, tortura y homicidio.

Como actuar

Si el objetivo es investigar la posibilidad de que el victimario sea un asesino serial, las autoridades, para precisar quién es el responsable y como lo llevó a cabo, debe obtener los primeros indicios del lugar del hecho.

Para conocer el cuándo, la respuesta debe surgir de la determinación del período de resiliencia y para conocer con meticulosidad el lugar, lo inicial a precisar es si hubo un lugar primario solamente o si existe un secundario. Ello permite, en gran medida a los investigadores, establecer cuando y donde el criminal volverá a atacar.

Los técnicos también deben determinar con que elementos atacó el delincuente; las lesiones que provocó y el mecanismo de ataque y, por último, deben establecer la razón de la agresión desde el campo de la criminología.

Como encontrar la “huella psicológica”

Al generarse la indagación del crimen los peritos se abocan a la recolección de datos fundamentales utilizando campos técnicos como los de la fotografía pericial, la infografía, la planimetría y la autopsia.

Ello es completado con el estudio de anteriores crímenes seriales para lograr la eliminación de sospechosos.

Luego viene la etapa de la provocación de interrogatorios y la vinculación del o los presuntos responsables con hechos similares.

Para avanzar se utilizan el método inductivo –que parte del delincuente conocido-, el deductivo, que surge de la escena del crimen y la comparación con los datos existentes.

Finalmente se ingresa en la última fase investigativa y en la de ensayo final.

Perfil geográfico

Los criminólogos también se preocupan por hallar conclusiones sobre un aspecto que otorga muchos avances en las investigaciones: La obtención de un perfil geográfico.

Nos referimos, en este sentido, a la determinación de la forma de vivir y trabajar del presunto responsable; el nivel de violencia; la escalada del crimen cometido; el tiempo empleado, el lugar y, por último, la reconstrucción del episodio.

Alertas

Algunos asesinos en serie, presentan uno o más signos de alerta en su niñez de lo que se conoce como el “Conjunto Mc Donald” o “Tríada psicopática”. Estos son:

  • La piromanía: Comenzar incendio por la emoción de destruir cosas.
  • Crueldad hacia los animales (zoo sadismo), fundamentalmente perros y gatos.
  • Enuresis: Más allá de la edad en que los niños superan el comportamiento.

Sicarios

El sicario es un sujeto que actúa por un pago compensatorio de su accionar, generalmente no tiene relación con la con la víctima y no siente remordimientos por la misma porque a ésta no la elije y no “tiene período de enfriamiento entre crimen y crimen”, como sí lo tiene el asesino serial. (Jackemate.com)

 

[1] No expresa su opinión con firmeza.

 

(*) Licenciado en Periodismo – rimar9900@hotmail.com

 

 

Déjanos tu Comentario
Comparte este Articulo ...
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin