Han pasado muchos años para que un Consejo General de Guerra en la Argentina, en este caso sin representantes de la Armada nacional, dispusiera una destitución de un oficial superior y arresto riguroso para quien fuera el máximo jefe de la fuerza.

En este caso, dicho organismo que investigó la responsabilidad de ocho altos oficiales de la Armada por el hundimiento del submarino ARA ‘San Juan’, dispuso este lunes la destitución del capitán de navío Claudio Javier Villamide, ex jefe del comando de la Fuerza de submarinos de la Armada, y el “arresto riguroso” por 45 días para el ex jefe de la Armada, almirante Marcelo Srur.

Según fuentes del Ministerio de Defensa, Villamide fue sancionado por su “negligencia” en el accionar al evidenciar falta de cuidado o descuido de la tropa y equipamiento a su cargo.

En tanto, el almirante (RE) Marcelo Srur deberá cumplir ‘arresto riguroso’ de 45 días por haber informado en forma “incompleta” al Ministerio de Defensa los sucesos acontecidos con el submarino, “impidiendo de esta forma también proporcionar información a los familiares de los tripulantes, con el agravante de no comparecer ante la opinión pública”.

Los 44 tripulantes muertos del submarino ARA San Juan

De acuerdo con lo informado por el Ministerio de Defensa sobre las decisiones del Consejo de Guerra, se agregó que el contraalmirante (RE) Luis Enrique López Mazzeo, ex comandante de Adiestramiento y Alistamiento de la Armada, fue sancionado con 15 días de ‘arresto riguroso’, por encontrarse con procesamiento confirmado en la causa que tramita en Caleta Olivia, donde la Justicia Federal del fuero penal prosigue con el desarrollo de la investigación judicial.

A su vez, el contraalmirante (RE) Eduardo Luis Malchioldi fue absuelto por ‘falta de mérito’ decretado en la causa penal que se tramita en Caleta Olivia y, con respeto del capitán de navío (RE) Carlos Ferraro, fue declarada extinguida la acción disciplinaria respeto de la falta grave que se le imputaba.

El capitán de navío Héctor Aníbal Alonso fue sancionado con 20 días de ‘arresto riguroso’ por “no haberse constituido en la sede del Comando de la Fuerza de Submarinos ni haber convocado de inmediato a los integrantes del Estado Mayor”.

En tanto, el capitán de fragata Hugo Miguel Correa, en lugar de la sanción de destitución, se le aplicó 30 días de ‘arresto riguroso’, debido a circunstancias extraordinarias de atenuación previstas en la ley 26.394.

Por último, al capitán de navío Héctor Aníbal Alonso fue sancionado también con 20 días de ‘arresto riguroso’ al tener procesamiento confirmado en la causa penal que se instruye en Caleta Olivia.

Lo que llama la atención, y el informe no consigna nada al respecto, es el motivo o las razones que hubieron para que este Consejo General de Guerra no haya tenido representante alguno de la Armada habida cuenta que se trató de altos oficiales de esta fuerza y por una cuestión que tuvo muchos dimes y diretes y hasta resultó controvertido lo ocurrido por la ausencia siempre de información suficiente para interpretar o comprender realmente lo sucedido en alta mar con esta nave y sus 44 tripulantes. (Télam/Jackemate.com)

 

 

Déjanos tu Comentario
Comparte este Articulo ...
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin