El gobernador de Santa Fe, Omar Perotti, y su ministro de Seguridad, Jorge Lagna, encabezaron este lunes un encuentro con toda la cúpula policial, donde impartieron la orden de “ratificar y profundizar el rumbo” trazado “entre el delito y el Estado”.

Lagna afirmó que “nuestro mensaje fue claro, tanto el gobernador como el mío. Ratificamos el apoyo total al policía que cumple sus funciones con mucho compromiso y atento al orden legal establecido», tras la reunión celebrada en Rosario con la jefa de la Policía de la provincia, Emilce Chimenti; los jefes de las Unidades Departamentales, y jefes de secciones especiales.

«Estamos viviendo un momento de la Argentina, y de Santa Fe en particular, con efectos no deseados en materia de seguridad, que la gente está padeciendo, el diagnóstico no lo negamos», dijo el ministro.

Y, en ese sentido, enumeró algunas de las causas: «El estado de pandemia posterior a la pobreza, la reacción de bandas criminales ante medidas concretas del gobierno, en esta línea que ha trazado entre delito y Estado, como los operativos en la calle junto a las fuerzas federales, y la investigación y esclarecimiento de hechos de delitos complejos».

Tras indicar que se viven «raras situaciones» de intimidación pública, que «aparentemente no tienen un móvil definido», el ministro de Seguridad ratificó «el compromiso concreto, que está en marcha, de una inversión millonaria en equipamiento, comunicaciones, patrullajes, refuerzos y mayores remuneraciones. Por eso pedimos la Ley de Emergencia Económica, es una herramienta que necesitamos para acortar los plazos de compra de equipamientos y poder otorgar suplementos a los policías».

En el encuentro, Perotti y Lagna pidieron a las fuerzas de seguridad «reafirmar el trabajo en la calle, necesitamos seguir sumando presencia, e intensificar el trabajo conjunto con el municipio, y con las fuerzas federales».

Finalmente, el ministro señaló que el objetivo es «lograr mayor tranquilidad de los vecinos a través de mayor y más presencia. Los recursos presupuestarios están, al igual que el recurso humano: van a ingresar 857 nuevos policías en pocos días, y la mayoría se van a volcar a las grandes urbes como Rosario, donde tenemos la mayor problemática del delito». (Jackemate.com)

 

 

Déjanos tu Comentario
Comparte este Articulo ...
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin