“No hay un debate que se pueda dar, hay una realidad, que no admite otra cosa que tomar decisiones ante esa situación crítica, la más crítica en nuestra ciudad desde que empezó la pandemia”, afirmó este miércoles el intendente rosarino, Pablo Javkin, en conferencia de prensa en el Galpón 11 de la zona portuaria, donde brindó detalles de las nuevas restricciones a implementarse en la ciudad a partir del primer minuto de este jueves.

“No usamos la palabra colapso, es injusta, porque el colapso implicaría una caída. Acá no hay una caída, hay un esfuerzo extraordinario al máximo nivel de todos los trabajadores y profesionales de la salud para atender a cada persona que necesita atención”, aclaró el jefe del Palacio de los Leones, quien se encontraba acompañado de su secretario de Salud, doctor Leonardo Caruana.

Javkin destacó que se agregarán camas al sistema de salud local; incrementará los testeos y seguirá vacunando, y brindó, como dato, que este viernes la ciudad llegará a las 250 mil dosis de vacunas aplicadas.

“No se pueden poner camas en un patio, por ejemplo, ese es el límite de las medidas”, graficó un preocupado intendente.

“Por eso, hay que sumar restricciones para movernos menos”, sostuvo Javkin, para luego mencionar, como ejemplo de la situación crítica que atraviesa el sector sanitario por la pandemia. Al respeto dijo que, en el Sanatorio Parque, bulevar Oroño al 800, tiene 86 personas internadas por Covid-19 “y el 56% son menores de 60 años y también hay pacientes de 25 años. Eso significa que más de la mitad de los pacientes internados en las camas críticas responden a edades que el año pasado no requerían internación”, precisó.

“Durante todo el año pasado decíamos que debíamos cuidarnos para no contagiar a nuestros mayores. Ahora nos tenemos que cuidar también por los menores”, indicó y seguidamente afirmó que “los mayores están vacunados y es muy notorio el efecto positivo de la vacuna. No hay ninguna decisión de generar pánico, no hace falta, porque entendemos que estamos hablando de un porcentaje de camas críticas ocupadas por personas menores de 60 años. Y eso es una diferencia absolutamente notoria”, sostuvo Javkin.

Y exhortó: “Hay que entender que de acá al 30 de mayo tenemos que salir lo menos posible. El virus está acá y tenemos que guardarnos todo lo que podamos. No se le puede pedir aún más esfuerzo al personal de salud, al que vamos a reforzar incorporando personal, pero sabemos que tiene un límite. Necesitamos una retracción fuerte de la circulación que impida la situación que sigue a la actual, que es la que ninguno quiere vivir: la imposibilidad de atender a quienes lo necesiten”.

Agregó que “tenemos seis días hábiles y cinco no hábiles hasta el 30 de mayo, por los fines de semana y el feriado. Nosotros sumaremos controles y estamos tomando medidas que impactan mucho en los días laborales, pero donde necesitamos la ayuda más clara de la gente es en los días no laborales”.

Por ello, Javkin reclamó a los rosarinos que “no nos juntemos y no hagamos reuniones por fuera de la primera burbuja de convivencia”, concluyó.

Por su parte, el secretario de Salud, Leonardo Caruana, mencionó que “la situación que vivimos en la ciudad no la habíamos vivido nunca hasta ahora” y graficó que “el escenario nos pone en un lugar de mucho riesgo en relación a la atención médica”.

Señaló que “la ocupación, tanto en el sector público como en el privado, y no solo de camas críticas, sino también de camas generales, viene incrementándose de manera paulatina”.

Con respecto a la vacunación, señaló que, si se compara con 2020, “el año pasado no teníamos el horizonte de la vacunación que hoy es un hecho concreto, con un porcentaje importante de personas vacunadas, casi 250 mil personas y con mayores expectativas para los próximos días para ampliar la capacidad de vacunación”, agregó el secretario.

En relación al Plan de Contingencia, indicó que se agregaron camas en el HECA, que tiene una capacidad total de 45 camas de terapia intensiva; Hospital Carrasco, 76 camas generales, y el Policlínico San Martín 14 camas generales.

En el Hospital ‘Roque Sáenz Peña’ y el Hospital ‘Alberdi’ se aumentaron recursos para asistir pacientes de mayor complejidad, y se suman a la red 10 ventiladores ‘Inventu’ para poder asistir a pacientes críticos en salas de guardia de todos los hospitales.

Las medidas tienen el objetivo de restringir todo lo que se pueda la circulación de las personas, y por ello a partir de este jueves solamente podrán circular las personas que están autorizadas para trabajar y el permiso se debe gestionar a través de la aplicación Cuidar o en la página del Gobierno de Santa Fe. (Jackemate.com)

 

 

Déjanos tu Comentario
Comparte este Articulo ...
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin