El demócrata Joe Biden ha derrotado al presidente Donald Trump en Georgia, mientras Trump ha conseguido la victoria en Carolina del Norte, según han informado los grandes medios del país. Esto significa que ya está distribuidos todos los votos electorales, después de una semana y media de las elecciones.

Biden ha conseguido 306 votos electorales y Trump tiene 232, y la novedad es el cambio de color de cinco estados respecto a las elecciones de 2016: Wisconsin, Michigan, Pensilvania, Arizona y Georgia son ahora demócratas.

Ante la prudencia de algunos líderes internacionales por las acusaciones de fraude electoral por parte del presidente Trump, China ha felicitado este viernes a Joe Biden y Kamala Harris por su victoria, a través del portavoz de la diplomacia china, Wang Wenbin.

Precisamente, el Estado de Georgia ha comenzado este viernes el recuento de los votos, tal y como había solicitado el equipo del presidente, un proceso que puede durar cinco días.

El recuento a mano de los cerca de cinco millones de votos y, después de que todos los condados certificarán sus resultados, deberá concluir el miércoles 18 de noviembre a la medianoche, anunciaron las autoridades electorales de Georgia.

La Agencia de Seguridad de Infraestructura y Ciberseguridad (CISA, por sus siglas en inglés) ha asegurado que las elecciones presidenciales del pasado 3 de noviembre fueron “las más seguras en la historia” de Estados Unidos.

“No hay evidencia de que un sistema de votación haya borrado, perdido o cambiado las boletas, o que haya sido pirateado de alguna manera”, señalaron en el documento.

Tras asignar esta madrugada, tal y como se esperaba, los 11 votos de Arizona en el Colegio Electoral a Biden, las grandes cadenas de televisión han sentenciado esta tarde las carreras en los otros dos estados pendientes.

Con una ventaja de 14.152 votos, Biden es el primer candidato demócrata en ganar las elecciones en Georgia en 28 años.

El actual presidente Donald Trump, por su parte, ha conseguido retener Carolina del Norte (15 votos), otro de los estados que los demócratas aspiraban a arrebatarle este año. Biden fue declarado presidente electo el pasado sábado, tras confirmarse su victoria en Pensilvania y conseguir los 270 votos del Colegio Electoral necesarios para ganar la carrera.

Trump, sin embargo, se niega a reconocer su derrota a pesar de que sus intentos de cuestionar los resultados en los tribunales han sido hasta ahora infructuosos debido a la falta total de pruebas de fraude.

Todo lo que han presentado son supuestas irregularidades que los jueces no han considerado indicios de un esquema a gran escala para alterar el resultado electoral, sino más bien errores administrativos o humanos o incidentes malinterpretados por desconocimiento de cómo funciona el sistema electoral. (Agencias/Jackemate.com)

 

 

Déjanos tu Comentario
Comparte este Articulo ...
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin