Las Farc del 'Mono Jojoy' seguirán con la lucha guerrillera

 

Un comandante de las Farc, visto como el jefe militar de esa guerrilla, aseguró que la insurgencia no cesará en su lucha y que líderes de las fuerzas castrenses regulares podrán enfrentar instancias internacionales por su presunta responsabilidad en casos como los escándalos por ejecuciones extrajudiciales.

"Hemos luchado y continuaremos haciéndolo, con valor, entrega y sacrificio por derrocar este régimen podrido de las oligarquías y construir otro orden social... no vamos a desistir después de más de 40 años de lucha, ni a aceptar una falsa paz", dijo en un comunicado Jorge Suárez Briceño, alias Mono Jojoy, uno de los siete miembros del secretariado o la máxima jefatura de las Farc, y que reproduce el sitio digital del diario colombiano ‘El País’

Colombia "necesita encontrar los caminos que conduzcan a poner fin a esta guerra entre hermanos, senderos de reconciliación que nos lleven a Acuerdos de Paz... Acuerdos de paz sí, pero, el punto cardinal es: ¿con o sin cambios estructurales en lo político y social?", agregó Suárez en su pronunciamiento divulgado en la página de Internet de la Agencia de Noticias Nueva Colombia (Anncol), que suele difundir comunicados rebeldes.

En su nota, una "carta abierta" dirigida al comandante de las Fuerzas Militares, general Freddy Padilla de León, el líder insurgente salió al paso de llamados públicos hechos en varias ocasiones, la última vez en enero último, por el jefe militar para que el Mono Jojoy se desmovilice.

"Qué poco nos conoce usted señor Padilla de León: con toda sinceridad, sin odios ni resentimientos y con el respeto que todo revolucionario profesa por sus adversarios, le respondo: No, muchas gracias, general", dijo Suárez refiriéndose a una eventual desmovilización.

Visto como el líder militar de las Farc, a unidades del Mono Jojoy se le responsabiliza por los mayores golpes dados en los 90 a unidades del Ejército, que dejaron decenas de militares muertos y otros cautivos.

Además, añadió el rebelde, "de seguro el pueblo o la justicia internacional, le irá a reclamar su responsabilidad como comandante de las Fuerzas Militares en los crímenes de lesa humanidad contra nuestro pueblo, hipócritamente llamados 'falsos positivos' o ejecuciones extrajudiciales".

Las Fuerzas Militares fueron estremecidas a fines del 2008, cuando una veintena de miembros del Ejército, entre ellos tres generales, fueron destituidos por su presunta responsabilidad en la desaparición y muerte de al menos once hombres de una barriada de Bogotá y cuyos cadáveres aparecieron más tarde en fosas comunes, en el noreste del país, identificados como supuestos guerrilleros o criminales abatidos en distintos combates con el Ejército.

Activistas y autoridades judiciales han dicho que tales ejecuciones extrajudiciales eran un intento de mostrar resultados positivos en el combate oficial contra los grupos armados ilegales como las Farc y bandas de traficantes. (Jackemate.com)