¿Pareja de ex líder terrorista chileno del 'FPMR' estaría trabajando en la Casa Rosada?

 

Me contó un amigo que trabaja en la ‘Casa Rosada’ que la pareja de un reconocido internacionalmente ex líder del grupo terrorista chileno de otrora ‘Frente Patriótico Manuel Rodríguez’, que respondería al nombre de guerra de ‘Salvador’, estaría trabajando en el sector de prensa de la mismísima sede del Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner.

No puede ser, fueron las primeras tres palabras que me surgieron cuando me contaba que esa persona de referencia –Paula Chaín, periodista chilena- sería nada más y nada menos que la pareja de Galvarino Sergio Apablaza Guerra, un supuesto refugiado en la Argentina acusado por la Justicia chilena de estar implicado presuntamente en el asesinato del senador Jaime Guzmán y en el secuestro de Cristian Edwards.Nuevamente le espeté a mi amigo que no podía creerlo.

Con la velocidad de un rayo, me replicó que Chaín se desempeñaría desde hace un tiempo en la oficina de Prensa de la Presidencia argentina. Entre sus labores, se contarían la transmisión de algunas pautas oficiales y la atención de peticiones periodísticas.

Como si fuera poco, mi amigo me recordó que la semana pasada la cadena Chilevisión difundió una entrevista realizada en Brasil a Mauricio Hernández Norambuena, conocido en el mundo del terrorismo como “Comandante Ramiro”.

Este ex frentista habría dicho en esa entrevista periodística que la decisión de asesinar al parlamentario Guzmán se adoptó en forma colectiva al interior de la dirección del ‘FPMR’, a la que pertenecían él, Apablaza, Juan Gutiérrez Fischman (“El Chele”) y Enrique Villanueva Molina, “Eduardo”.

Además, según un informe de la policía argentina, la periodista Paula Chaín (55) sería hija del coronel (R) de Carabineros de Chile José Chaín y nació en Temuco, en diciembre de 1964.

La pareja tiene tres hijos de nacionalidad argentina y viviría en Moreno, ciudad distante unos 54 kilómetros al oeste de la Capital Federal, donde “Salvador” fue detenido en 2004. Durante este tiempo, Apablaza se ha dedicado a trabajos esporádicos en diseño y programación web.

Paula Chaín, asimismo, fue contactada por el periódico trasandino ‘La Tercera’, pero declinó comentar las circunstancias en que llegó a trabajar con el Gobierno argentino.

Y estas declaraciones -también las reproduce el sitio digital ‘Informador Público’- del llamado “Comandante Ramiro” llevaron al canciller chileno Alfredo Moreno a afirmar el lunes último que “la extradición (de Apablaza) está en camino y lo tiene que ver la Corte Suprema de la Argentina, (...) espero que siga su curso para que vuelva lo antes posible”.

Si bien la duda descartesiana es la garantía de dudar para luego elaborar una nueva verdad en esta irreconocible Argentina, no dejo de pensar que si fuera ésto cierto “realmente estamos hasta las manos”. ¿No les parece? (Jackemate.com)