¿'La Cámpora' quiere nacionalizar el juego del Grupo López?

¿Será cierto que los muchachos de ‘La Cámpora’ ahora quieren sacarle a Cristóbal López, el amigo de siempre de Néstor Kirchner, el negocio del juego y para ello impulsarían con sus propios legisladores un proyecto de ley para nacionalizarlos?

Más allá que sea apenas un rumor que corre por algunos pasillos de la 'Casa Rosada’, mis amigos kirchneristas me dicen que Don Cristóbal está “muy preocupado” porque siente la sensación de que lo dejan afuera del paragua de protección que tenía de las buenas épocas en que Néstor Kirchner era su gran amigo.

Tan es así, me dicen estos amigos más cristinistas que nunca, que habría un síntoma de paranoia en su entorno que se incrementa segundos tras segundos porque percibe que desde el Gobierno nacional no se emiten señales amigables hacia él.

Y no es para menos, porque los muchachos de ‘La Cámpora’ que están entre los directivos del ex Comfer le seguirían demorando el traspaso de Radio 10 y de otros medios que pertenecían al llamado ‘Grupo Hadad’.

Santiago Aragón es quien está al frente de esta dependencia estatal, y todos saben que, además de haber sido decano de la Facultad de Ciencias Sociales de Lomas de Zamora, es la mano derecha de Gabriel Mariotto, su antecesor en el cargo, quien llevó adelante la ley de Medios aún en controversia judicial y actual vicegobernador de Buenos Aires.

Desde los sectores empresarios que se relacionan con Don Cristóbal López no entienden porque no le aprueban la compra de Radio 10 y de los otros medios de Hadad, porque fueron –según mis amigos- quienes lo impulsaron a esta compra de medios para sacarlo del juego a Hadad.

Habría que esperar un poco más para que esta operación de los chicos de ‘La Cámpora’ comience a emerger desde lo más profunda del cristinismo y se ponga a funcionar la maquinaría política que llevaría a nacionalizar el juego y hasta ya algunos comenzaron a ver esta cruzada como el éxito popular conseguido con la restatización de YPF.

Los chicos crecen, y como crecen necesitan de más espacio para sus acciones políticas. ¿Hasta dónde los dejará llegar Cristina en esta puja de poder, porque detrás de está la figura de su hijo dilecto, Máximo? ¿Cristóbal López, después de su acercamiento al poder, sufrirá el ostracismo de muchos, y se encamina a ser la nueva víctima del neocamporismo? (Jackemate.com)