Giacometti se siente "manoseado" por su frustrada designación

 

La frustrada designación del comisario general retirado y abogado rosarino José Luis Giacometti no tardó en estallar públicamente, tras un anuncio gubernamental de ponerlo al frente de la Secretaría de Seguridad provincial y, minutos antes de asumir el elegido, bajarlo diciendo que sólo fue una hipótesis.

Giacometti aseguró que se sintió "manoseado" y sostuvo que fue su condición de ex policía la que le impidió asumir el cargo. También afirmó que "toda la policía, o al menos los policías con los que yo hablo, se sintió manoseada" por ese episodio.

Tras varios días de silencio, que él mismo se autoimpuso luego de su frustrado nombramiento, Giacometti confirmó que el día en que iba a asumir ya estaba en la ‘Casa Gris’ y que le dijeron que su asunción se aplazaba, pero también aseguró que hasta ahora nadie le dio una explicación oficial sobre los motivos por los cuales su designación quedó trunca.

El citado abogado rosarino, en declaraciones a LT 3 ‘Radio Cerealista’, contó que fue el ministro de Gobierno, Antonio Bonfatti, quien lo contactó por primera vez para ofrecerle el cargo, y reveló que después de eso se reunió con el propio Bonfatti y con el ministro de Justicia, Héctor Superti.

"Me pidieron que armara un plan de seguridad y hasta me investigaron para conocer mis antecedentes, y como estuvieron de acuerdo con lo que expuse volvimos a reunirnos, esta vez con el gobernador (Hermes) Binner", contó.

Según Giacometti, en esa reunión también estuvo presente Álvaro Gaviola, el hombre al que la gestión socialista ya había escogido como sucesor de Daniel Cuenca en el Ministerio de Seguridad.

El ex subjefe de la Unidad Regional de Rosario dijo hubo acuerdo sobre su designación y por eso Bonfatti salió a anunciarla públicamente.   

"El día que debía asumir un vehículo oficial vino a buscarme a mi casa y me llevó a Santa Fe, a la Casa de Gobierno", relató.

Pero esa tarde, un rato antes del acto oficial en el que Gaviola juraría como ministro y él como secretario de Seguridad, Bonfatti lo llamó a su despacho.

"Me dijo que había pasado algo y que iba a tener que esperar unos días. Al otro día me enteré por los diarios que me acusaban de haber estado involucrado en violaciones a los derechos humanos, aunque Bonfatti salió a aclarar públicamente que no era así", añadió.

Sobre si se sentía manoseado por su frustración designación, Giacometti dijo que sí y lo extendió a toda la fuerza policial.

"Todos los días hablo con policías que me dicen que se sintieron manoseados y creen que no me designaron porque pertenecí a la fuerza", sostuvo y repitió que "la policía se hubiese sentido enaltecida por el nombramiento de uno de sus miembros en el gobierno, pero ahora se siente manoseada".

Giacometti no quiso hacer comentarios sobre la designación del ex secretario de Gobierno de la Municipalidad de Rosario, Horacio Ghirardi, en el cargo que él no pudo asumir.

"No lo conozco (a Ghirardi) y no sé cuáles son sus planes", fueron sus últimos comentarios al periodismo. (Jackemate.com)