Por absolución de los Fraticelli, Binner cargó duró contra la Corte de Justicia provincial

 

"Esto fue producto del contubernio entre el Poder Judicial y el poder político en la provincia", afirmó el gobernador de Santa Fe, Hermes Binner, tras conocerse el fallo absolutorio para el ex juez Carlos Fraticelli y a su ex esposa, Graciela Diesser, quienes habían sido condenados a prisión perpetua por la muerte de su hija Natalia en el mes de mayo de 2000

Binner, en declaraciones al programa ‘Diez Puntos’ de Radio 2 de Rosario, tampoco se privó de recomendarles a los integrantes del superior cuerpo colegiado de Justicia santafesina que "si fuese de juez de la Corte, renuncio, porque sería la única salida ética después de esto", en referencia a la absolución dictada en favor de Fraticelli y su ex esposa la semana anterior.

La disputa entre Binner y varios miembros de la Corte Suprema de la provincia viene desde hace tiempo, inclusive desde antes de la asunción del socialismo en el gobierno de Santa Fe.

En septiembre de 2007 –luego que el Frente Progresista Cívico y Social ganara las elecciones pero antes de asumir la gestión– un grupo de jueces provinciales reunidos en una cena del Colegio de Magistrados cantó a viva voz la canción "Resistiré".

La fiesta abrió una polémica acerca del sentido de ese tema y los legisladores que estaban presentes cuestionaron "la clara oposición de los miembros de la Justicia al nuevo mandato que comenzaba pero sobre todo a que se implante en la provincia un mecanismo claro para nombrar a la Corte".

Pero esa tirante relación entre el Ejecutivo y los magistrados volvió a sentirse hace dos semanas cuando el mandatario realizaba una gira comercial por Malasia y Singapur. En esa oportunidad, el Colegio de Magistrados de Santa Fe emitió un documento que cuestionaba al Ejecutivo santafesino por “no satisfacer el servicio de Justicia que la sociedad demanda”.

Acusaban a la actual gestión gubernamental por no haber cumplido las promesas de mejoramiento anunciadas, describían una situación de "colapso" en todos los fueros y se oponían a la reforma del código procesal.

"Por algo nos frenan la reforma judicial, porque es la forma de garantizar una Justicia transparente en la provincia. Cuando la corporación sale en contra de la ley es porque defiende el sistema actual", expresó Binner.

Y añadió: "Creo que es una maniobra distractiva. Al lado de lo que significa el caso Fraticelli, por ejemplo. El propio colegio que debiera haberlo defendido a Fraticelli, como miembro de la corporación, lo dejó solito ante una acusación que carecía de los argumentos, ante un sistema inquisidor. Esto es lo que puso en crisis la realidad de la justicia santafesina".

Tras ello, Binner fue tan directo como contundente, al sostener, tras el fallo que absolvió al ex magistrado de Rufino –que estuvo preso durante seis años por el crimen de su hija Natalia y en el marco de un proceso polémico–, “si fuese de juez de la Corte, renuncio, porque sería la única salida ética después de esto".

Señaló también en el mismo sentido que “esto habla muy mal de la Justicia como sistema independiente; habla muy mal de la independencia de los tres poderes. Se trata de una Justicia que esta amañada en la no independencia de los tres poderes y amparada en la política", denunció.

Y agregó finalmente: " Si tiene que venir la Corte Internacional o la Corte Suprema de Justicia de la Nación a decir que se equivocaron es porque las prácticas no están dando las respuestas adecuadas". (Jackemate.com)