Jueves, Septiembre 19, 2019
logo.jpg

Argentina tiene nueva ley de Medios, aunque carece de consenso popular

Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

 

La vieja ley de Radiodifusión nacional dictada por la última dictadura militar fue derogada por una nueva norma de Comunicación de Servicios Audiovisuales, tras ser aprobada por el Senado de la Nación esta madrugada en general por 44 votos a favor y 24 en contra. En tanto, los senadores continuaban el debate por su aprobación en particular. Si bien fue legítimamente votada por los miembros de la Cámara alta, esta nueva ley carece de un esperado consenso general y podría ser reformada a partir del 10 de diciembre próximo por la nueva integración que tendra el Parlamento nacional.  

Esta nueva Ley de Radiodifusión, según un despacho de la agencia noticias del Estado Télam, tiene como objetivos terminar con los monopolios en radio y televisión y darle participación en el espectro radiofónico a entidades sin fines de lucro, entidades con fines de lucro y al Estado Nacional, los tres por partes iguales.
El proyecto se debatió durante 16 horas, entre las 10:30 de la mañana del viernes 9 y las 02:30 de la madrugada del sábado 10 de octubre, principalmente, porque hubo más de 50 oradores, la mayoría de los cuales habló durante por lo menos media hora.
A los votos afirmativos del Frente para la Victoria se sumaron el del socialista Rubén Giustiniani, el tucumano de Fuerza Republicana, Carlos Salazar; los fueguinos del ex ARI, María Rosa Díaz y José Martínez; y la radical correntina María Dora Sánchez.
Al cerrar el extenso debate, el jefe del bloque oficialista, Miguel Ángel Pichetto, "esta es una norma moderada" que "atiende la problemática de las grandes empresas en la Argentina porque les permite mantener una cuota importante del espacio audiovisual, como es el 35 por ciento".
Agregó el jefe e la bancada oficial que “la ley plantea nuevos espacios de trabajo, especialmente para los periodistas. El corazón del debate de esta Ley es el de la posición dominante, por no llamarla monopólica".
A su turno, su par del radicalismo, el mendocino Ernesto Sanz, dijo que "este gobierno utilizó los dineros públicos para premiar a amigos que hablaban bien del gobierno y para castigar a aquellos que hablaban mal".
Y acusó que “hay medios que recibieron muchísimo más que lo que merecían en cuestión de tirada o de rating, y otros que no recibieron nada en función del impacto que tienen".
Sanz dijo que "el peligro de que haya menos medios y menos voces no es una subjetividad" y agregó que "queremos una Ley que además de ser buena, trascienda en el tiempo".
Por su parte, el presidente de la comisión de Presupuesto y Hacienda del Senado, el correntino Fabián Ríos, dijo que "es más fácil poner mordaza en la libertad de expresión con la Ley vigente, con este marco legal".
Enfatizó, además, que "lo único que nos anima es a romper esta matriz autoritaria para que cualquiera no pueda decir cualquier cosa", al hacer referencia a la vinculación que realizó el diputado electo Felipe Solá entre el crimen de un intermediario de publicidad provincial en Corrientes con la Ley de Medios que se votó.
El jujeño, y presidente de la UCR, Gerardo Morales, pidió "dejar la hipocresía de lado, todos queremos una ley de la democracia y nos preguntamos por qué este gobierno no acepta cambios".
Además, Morales planteó una cuestión de privilegio contra la correntina María Dora Sánchez que decidió cambiar su voto por la Ley, al remarcar que "la senadora admitió que pasaba a votar a favor por un objetivo de promesas de recursos para su provincia".

El transfuguismo se debe terminar porque ya parece un chiste. Como si ya no hubiera límites", enfatizó el senador radical. (Télam – Jackemate.com)

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar