Viernes, Junio 05, 2020
logo.jpg

Desde Ópticas Schellhas "ayudar es posible"

 

Cuando alguno de nuestros sentidos no funciona como corresponde, tanto sea por la edad o por alguna causa ajena como accidente o genética, la persona se siente desvalida y un tanto aislada. Una de las causas que más conmocionan es cuando la audición – por alguno de los motivos señalados arriba- comienza a fallar. El no escuchar o escuchar mal incluso puede llevar a la persona que lo sufre a una profunda depresión por no poder comunicarse con los demás en forma normal.

 Pero no es una enfermedad que afecta a los mayores, sino también a los niños, y en muchos casos no puede ser solucionada a través de una intervención quirúrgica, y por ende deben concurrir a una escuela especial con docentes especializada en esa temática.

En ese sentido, Pablo Schellhas, de Ópticas Schellhas, explica una campaña a través de la cual con la compra de un audífono Widex puede colaborar con un establecimiento educativo de niños hipoacúsicos.

Pero además de efectuar esa donación también obtendrá un descuento en la adquisición de dicho audífono, variando los montos de acuerdo a los modelos.

Es decir que se “puede beneficiar ayudando”.

Por eso, quien adquiere un audífono es porque tiene una deficiencia en su audición y sabe lo que ello significa, y entonces tiene la oportunidad de colaborar con un pequeño que sufre igual, pero que quizá los medios económicos de sus progenitores le impiden tener un audífono.

Es simple: “ayudar es posible”.