Jueves, Febrero 20, 2020
logo.jpg

El Papa recordó una contundente cita bíblica para criticar a los sacerdotes pederastas

 

"Los que escandalizan a los pequeños merecen que les cuelguen una piedra de molino al cuello y los tiren al mar”, fueron las palabras que usó el Papa Benedicto XVI para condenar los casos de abusos a menores por parte de sacerdotes.

Con el recuerdo de estas palabras de Jesús, Benedicto XVI condenó con dureza los casos de sacerdotes pederastas en la reunión plenaria del Consejo Pontificio para la Familia, según lo publicó el sitio digital español ‘20 minutos’.

El Obispo de Roma agregó que "las duras palabras" de Jesús contra quien escandaliza a los pequeños "obligan a todos" a no bajar, nunca, el nivel de ese respeto y amor".

El Papa también opinó sobre el matrimonio, y subrayó que la unión entre hombre y mujer es el "ambiente natural" para el desarrollo de los niños.

Y al respecto afirmó que "la Iglesia siempre promovió la tutela de la dignidad y de los derechos de los menores”.

Aprovechó para explicar el Papa que “por desgracia, muchas veces, algunos de sus miembros, actuando en contra de ese compromiso han violado esos derechos, un comportamiento que la Iglesia jamás dejará de deplorar y de condenar".

La contundente cita bíblica del Papa también había sido utilizada en Argentina en 2005 por el ex obispo castrense Antonio Baseotto, cuando sugirió que “cuelguen una piedra de molino al cuello y arrojen al mar” al entonces ministro de Salud, Ginés González García.

El ex obispo castrense lo había sugerido para defender su propuesta en contra de la despenalización del aborto, lo que terminó provocando una controvertida situación política que desgastó la relación de Argentina con el Vaticano desde el punto de vista gubernamental.  (Jackemate.com)

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar