Lunes, Junio 01, 2020
logo.jpg

Bíblico: Revelan que el Arca de Noé tenía forma de moneda

Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

ARCA NOÉ

La columna, que el lector tiene a su disposición, tiene por objetivo dar a conocer los minuciosos análisis que han llevado adelante especialistas en estudios religiosos. Estudiosos del Islam dieron a conocer el 6 de abril de 2014 una tablilla babilónica en la que estaría el prototipo del arca gracias a la cual Noé, su familia y una pareja de animales de cada especie se habrían salvado de morir ahogados en el diluvio universal

Irwing Finkel, conservador del Museo Británico en Londres, dio a conocer la tablilla que sería del 1750 A.C., una pieza de arcilla, con 60 líneas de escritura cuneiforme de la antigua Mesopotamia que dice: “Casco, casco de caña, Atrahasis, presta atención a mi consejo. Así podrás vivir para siempre. Destruye tu casa y construye una nave. Rechaza las propiedades y salva tu vida. Pon en marcha un arca que harás de planta circular, con un ancho y largo iguales”.

Atrahasis es un héroe babilónico, y le habla a su Dios, que le da instrucciones precisas: “Usar cañas, fibras de palma y cuerdas, colocar 3.600 puntales y celdillas en el interior, dar capas de betún o brea, por dentro y por fuera, colocar un tejado para orar y meter a los animales salvajes de dos en dos”.

Finkel calculó las dimensiones de la circunferencia, una superficie de 3.600 metros cuadrados y 6 metros de altura. El arca en la Biblia es prácticamente idéntica “Esto revela una reelaboración de la idea babilónica original para, -sobre la misma base-, construir un barco más potente y de aspecto de barcaza de transporte fluvial”.

Preguntas para hacerse

¿Por qué Noé sólo? ¿La Biblia cuenta toda la historia? Escritos antiguos hablarían de Noé y sus nacimientos milagrosos. Además, se habló de inseminación artificial para que fuera el padre de una nueva generación humana.

¿Noé fue un experimento genético?, ¿se hizo un exterminio para eliminar imperfecciones biológicas para recomenzar nuevamente? ¿el arca de Noé es una “construcción imposible desde lo físico y biológico?, ¿el Arca no es otra cosa que un banco de ADN?.

El arca es un relato de la biblia hebrea, en el que se narra cómo, por orden de Dios –Yahvé o Jehova-, el patriarca Noé construye una embarcación para su salvación y la de su familia, esto es su esposa, sus hijos Sem, Cam y Jafet, y las esposas de estos, quienes, preservados del diluvio universal, luego tendrían la misión de repoblar la Tierra, debiendo llevar ciertos tipos de animales puros e impuros y alimento.

La historia se encuentra tanto en los textos sagrados del judeocristianismo (la Torah como el Antiguo Testamento), como en el Corán musulmán.

Su origen puede remontarse al mito sumerio de Ziusudra, incluido en un poema épico de la mitología caldea llamado Atrahasis y al contacto de los hebreos con la cultura mesopotámica, luego de la caída de Jerusalén.

La tendencia actual es de escepticismo respecto a la literalidad del diluvio universal, en razón de la inexistencia geológica para tal evento, pero a pesar de ello, varios científicos siguen explorando el monte Ararat.

El período que tuvo Noé para la construcción del arca es indeterminado y especialistas interpretan los 120 años citados en el relato como plazo hasta el diluvio y para otros sólo es una reducción del promedio de vida de la humanidad.

Concluido el lapso de construcción se inició el diluvio hasta cubrir las montañas más altas, sobreviviendo Noé, su familia ampliada y los animales, asentándose finalmente, luego de algunos días en el monte Ararat, retrocediendo luego las aguas hasta que emergieron las cimas de las cumbres.

Luego de un proceso de envío de un cuervo y una paloma, que regresó con una hoja de olivo de en su pico, supo que las aguas se habían retirado. Vivió Noé después del diluvio 350 años más y, al final, a la edad de 950 años, falleció.

La embarcación

En el Génesis, la Biblia enuncia que la embarcación era una “teba”, que en hebreo significa canasto, cesto, caja o arcón. En el relato se deja como resultado que la embarcación era solo una gran “arca” rectangular, de fondo plano sin proa ni popa, sin , quilla, remos, timón, anclas o velas, diseñada para flotar y no para navegar.

El texto dice que fue hecha de madera de “gofer”, que es un árbol no identificado, pero basándose en la similitud existente entre esta vocablo y el correspondiente a la palabra “alquitrán”, hay quienes lo han relacionado con un tipo de árbol “resinoso”, tal vez el roble blanco o el ciprés, cuyas maderas son muy duraderas y de extrema resistencia a la putrefacción.ARCA DE NOE 1

El arca habría sido calafateada por entro y por fuera con betún brea. Fue detalaldo specialmente el que se hiciera un “isohar”, esto es “brillante”, en hebreo: tragaluz o ventanal a un codo por sobre el arca, una puerta al costado y tres cubiertas superpuestas.

El largo era de 150 metros de largo, 25 de ancho y 15 de alto, al decir del Génesis, en su capítulo 6, versículo 15.

La hipótesis documental

Los eruditos del tema que nos ocupa adscriben a la escuela hermenéutica de crítica de textos modernos. La historia del Arca, contada en el Génesis está basada en dos fuentes casi-independientes y sólo alcanzó su forma actual en el siglo V antes de nuestra era.

La hipótesis aplicada se sustenta en la diferencia de estilo en el hebreo que indica una antigüedad mayor para ciertas partes de la historia, así como en la ausencia del nombre inefable o Tetragramatón para referirse a la deidad en los textos m´s recientes.

Según el texto más antiguo (el Yavista) narra la supervivencia de un hombre que salva a su familia en una embarcación y a su familia.

El segundo texto, superpuesto, más elaborado (Elohista) provendría de una fuente sacerdotal que habría introducido al relato información con fines didácticos: la separación de animales Kosher y no kosher, la repetición de siete días para cada espera, a la manera sabática y otros elementos.

La historia del Génesis tiene paralelos en el mito sumerio de Utnapishtim, que cuenta cómo un antiguo rey fue advertido por su dios personal de que construyera una embarcación en la que escaparía de un diluvio enviado por el Consejo Superior de los Dioses.

En 2014, Irving Finkel, por entonces curador del Museo Británico, descubrió una tablilla en escritura cuneiforme que contenía una narración del diluvio similar a la de Noé. El hallazgo fue detalaldo en su libro The Ark Before Noah.

Religiones abrahámicas mezclan soluciones teóricas y problemas prácticos mediante soluciones teóricas y alegóricas como por ejemplo que el Arca sería un precursor de la iglesia cristiana que ofrece salvación a la humanidad.

Exploraciones

Hubo quienes han explorado el monte Ararat, en el noreste de Turquía, en busca del arca perdida. En 1916, Vladimir Rosskowizky, un explorador ruso, aseguró haber hallado a la altura de 4.000 metros en el monte aludido, una embarcación semienterrada en el hielo.

El Zar Nicolás II de Rusia envió una expedición que ratificó que el hallazgo correspondía al Arca y se extrajeron pruebas que se estimaron como definitivas. La Revolución Soviética y el fin del régimen zarista hicieron que las evidencias se perdieran definitivamente.

Luego de la Segunda Guerra Mundial, muchos escaladores o exploradores han señalado haber visto o hallado fragmentos del Arca en las inmediaciones de la cima del monte Ararat y varios documentales considerados serios incluyen rastreos satelitales.

Las exploraciones han sido limitadas, ya que la situación geopolítica de la zona -en especial durante la época de la Guerra- impidió la autorización de ascensos por los países que han convergido limítrofemente con la zona del Ararat, esto es Armenia, Irán, Turquía y la ex URSS.

En 1949, una expedición turco-estadounidense, fotografió lo que se conocería a futuro como la Anomalía del Ararat y en 1955 surgieron nuevamente noticias acerca de su supuesto descubrimiento, cuando un alpinista francés, llamado Fernand Navarra, aseguró haber observado una estructura de madera, a más de 4 000 metros y que identificó como el Arca de Noé. Adicionalmente, aportó un travesaño de madera negra.

En 1965, un aviador turco fotografió lo que él creía se trataba de la huella de una embarcación entre unos campos de hielo en Ararat. Posteriormente se conocería como la anomalía del Ararat.

Esta anomalía es una formación geológica inusual que semeja haber sido depositaria del arca, ya que presenta la forma de un navío en forma de hoja, muy similar a la caricatura popular del arca con forma de barco, y cuyas medidas son bastante parecidas a las descritas en la Biblia.

Esta anomalía geológica hallada a 4 600 m de altura en el sector iraní fue identificada, a su vez, en 1974 por satélites. Sin embargo se demostró que se trataba de una formación de lava volcánica.

El más reciente, ocurrido en 2010, fue de parte de unos investigadores chinos y turcos que aseguraron, en un 99%, de haber hallado una importante porción del navío.

Dichos hallazgos incluían una sección compartimentada de madera datada mediante el método de carbono 14 en 4.800 años y que podría haber albergado animales, ya que parecía un pesebre.     

No obstante, al mismo tiempo que se anunciaba el descubrimiento, un grupo ‘cientista’ cristiano aseguraba que era un montaje fraudulento en cooperación con los campesinos de la zona. (Jackemate.com)

 

(*) Licenciado en Periodismo – Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

 

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar