Miércoles, Junio 03, 2020
logo.jpg

Fugado de Alcatraz habría enviado carta al FBI tras 50 años

Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

ALCATRAZ - FUGA

Aquel 11 de junio de 1962 Frank Morris junto John y Clarence Anglin estaban decididos a todo, incluso a morir si fuera imposible salir del infierno de esa “prisión maldita” que consideraban a Alcatraz. Y para ello habían planificado un intrincado plan, -que si resultaba positivo en el campo de las probabilidades-, les daría la ansiada libertad luego de haber planificado hasta el último detalle detrás de las celdas de los prisioneros, en el bloque B, donde había un sombrío corredor de casi un metro de extensión

 

La elección del plan fue certera. Escaparon utilizando, desde la celda, un sector de hormigón muy dañado por la humedad para desembocar mediante un conducto de ventilación al corredor, usando como herramientas una cuchara de metal soldada con plata, obtenida de una moneda de 10 centavos de dólar y un taladro eléctrico improvisado con un motor de ventilador que habían hurtado en el penal y que habían logrado mantener oculto.

Gracias al ingenio de Morris, el ruido fue disfrazado  por el sonido del acordeón que era tocado por él durante la hora en la que se les permitía a los reclusos hacer música, mientras que el progreso del trabajo fue cubierto por paredes falsas, las cuales en las oscuras celdas no eran percibidas por los celadores.

Tras un arduo y lentísimo trabajo la ruta fue completada y los tres prisioneros retiraron el motor y el ventilador, elementos que reemplazaron por una malla de metal, dejando el espacio para que pudieran ingresar al conducto.

Les costó localizar en el taller de la prisión y robar un cable abrasivo de carburo de silicio y luego de lograrlo retiraron remaches de una rejilla. Luego, se dedicaron  a reemplazar sus cuerpos con maniquíes hechos con papel maché y cabello que obtuvieron mediante el mecanismo de “robo hormiga”, de la peluquería.

El meticuloso plan de fuga fue completado con la construcción de una balsa inflable, tarea que les llevó muchas semanas, utilizando más de 50 impermeables de guardias robados. Los impermeables eran ocultados bajo hojas que obtenían cada vez que un temporal azotaba la isla.

En La noche de la fuga terminaron escapando a través del conducto de ventilación en el techo de la prisión, sin ser detectados desde las torres de los guardias.

La investigación

El FBI fue requerido para hacer una investigación oficial y en el transcurso de la misma fueron asistidos sus agentes por el prisionero Allen West, quien en principio formó parte del grupo, pero que finalmente fue abandonado a su suerte.

Cuando Morris y sus cómplices aceleraron la fuga, West se quedó dormido y al reaccionar y voltear la pared falsa que había construido, sus cómplices ya habían huido.

Los guardias y el FBI hallaron en su búsqueda paletas de madera y partes de la balsa hecha cerca de la Isla Ángel. Las indagaciones se iniciaron en 1962 y se cerraron definitivamente a finales de diciembre de 1979.

Las conclusiones oficiales concluyeron que los fugados se habían ahogado en las frías aguas -50  grados Fahrenheit-, de la bahía mientras trataban de tocar tierra firme por las fuertes corrientes del océano.

Otros informes indican que había un bote ilegal en la bahía la noche del escape y que un automóvil Chevy fue robado en tierra firme. Incluso se ha mencionado que familiares y amigos  han recibido cartas y mensajes sin firmas.

Es más, la progenitora de los hermanos Anglin recibe flores de manera anónima en el Día de la Madre. Incluso dos mujeres fueron reportadas secretamente a la policía por solicitar un funeral para los fugados antes de desaparecer. Además, se insistió con la versión que John Anglin había llamado al FBI.

La carta

Recientemente, en el FBI surgió una sensación de nerviosismo ante la posible evidencia que demostraría que tres hombres no sólo lograron escapar de Alcatraz, sino que sobrevivieron y vivieron en libertad desde su fuga, fuera de las desnudas celdas y alejados de su brutal personal de vigilancia y sus pocos amables compañeros de reclusión.

Supuestamente John Anglin, uno de los fugados, e ideólogo del  aludido plan de fuga -que respondía a Frank Morris, cabecilla del grupo y un excelente ejecutor del bandoneón, así como criminal desde los 13 años, arrestado por  todo tipo de delitos-, envió una nota a la agencia federal más de 50 años después de la fuga.

La “carta” la recibió el canal de televisión de California KPX 5, en la que el emisor se identificaba y agregaba que se ofrecía a entregarse a cambio de  ser tratado de cáncer.

El texto de la misiva dice textualmente: “Mi nombre es John Anglin. Escapé de Alcatraz en 1962 con mi hermano Clarence y Frank Morris… ¡Sí, todos lo logramos esa noche pero por muy poco! Tengo cáncer. Si anuncia en televisión que se promete ir primero a la cárcel por no más de un año y recibir atención médica, le responderé para informarle exactamente donde estoy. Esto no es broma”.

“Seamos honestos, pasaría un año en la cárcel si también obtuviera todos mis gastos médicos pagados y sin siquiera tener que robar un banco”, prosigue el texto.

Algunos de los familiares de los Anglins han dicho que los fugados estaban vivos. Supuestamente, incluso, hay una foto de los hermanos vivos en Brasil, en 1975.

Si los reclusos escaparon tuvieron algo de ayuda. James “Whitey” Bulger, era el líder de la pandilla Winter Hill y uno de los diez fugitivos más buscados del FBI, escribió una carta a un sobre de los hermanos Anglin, diciendo que les había dado consejos sobre cómo permanecer ocultos luego de escapar. Estaba en Alcatraz al mismo tiempo que el trío.

Bulger tenía en su haber 19 cargos de homicidio, conspiración para cometer asesinatos, extorsión, distribución de narcóticos y conspiración para cometer lavado de dinero.

La película

Teniendo como protagonistas a Clint Eastwood, Fred Ward y Jack Tribeau, como Frank Morris, John Anglin y Clarence Anglin, respectivamente, en 1979 se describió la fuga en el filme “Escape de Alcatraz”. Allen West fue interpretado por Larry Hankin, aunque el nombre de su personaje fue cambiado por Charley Butts. En la película se dan fuertes indicios de los hombres lograron tocar tierra firme.

Entre los presos más peligrosos de Norteamérica que arribaron a Alcatraz vale incluir a Robert Stroud “El hombre pájaro de Alcatraz”, quien pasó en prisión 17 años soportando las terribles condiciones de vida del lugar y con una sola cosa a favor: la calidad de la comida, razón por la que muchos presos se ofrecieron como voluntarios para ser transferidos a la isla.

Intentos de escape

Los guardias del penal recibían a los convictos en el muelle de la isla, a sabiendas que todos tenían sus primeros pensamientos enfocados en como escapar.

Treinta y seis prisioneros protagonizaron 14 intentos de escape e incluso dos reclusos lo intentaron dos veces; 23 fueron descubiertos y a 6 les dispararon los guardias a la cabeza durante el escape; 2 se ahogaron y 5 desaparecieron presuntamente ahogados.

El primer intento de huida fue el 7 de abril de 1936 y lo protagonizó Joseph Bowers, quien tenía la tarea de quemar la basura en el incinerador. Pretendió escalar una cera de alambre al borde de la isla.

Al ser descubierto hizo caso omiso de las advertencias del guardia y resultó herido en la caída desde 15 metros de altura, motivo por el cual falleció.

El 16 de diciembre de 1937 Theodore Cole y Ralph Roe, durante sus horas de trabajo en el taller cortaron barras de hierro de ventanas y se sumergieron en las aguas de la bahía, en momentos en que había una tormenta, siendo declarados ahogados en las turbulentas aguas de la bahía. Sus cuerpos no habrían sido hallados.

Máxima seguridad

La Prisión Federal de Alcatraz, de máxima seguridad, ubicada en la isla del mismo nombre, de 2,01 km2, frente a la costa de San Francisco, California, Estados Unidos, funcionó desde 1934 a 1963.

Su edificación se erigió en sólo dos años -1910/1912-, y en ese tiempo fue una prisión militar del Ejército norteamericano, habiendo sido una ciudadela desde 1860.

Allí se instalaron, en principio, cuarteles disciplinarios, siendo adquirida por el Departamento de Justicia estadounidense el 12 de octubre de 1933 y en agosto de 1934 la isla pasó a ser una prisión de la Oficina Federal de Prisiones, dependiente del Departamento de Justicia, luego que los edificios fueran modernizados en función de los requerimientos correspondientes a una prisión de primera categoría.

El propósito de esta transferencia fue castigar a aquellos que estuvieran involucrados en el crimen desenfrenado que prevaleció en la década 1920/1930.

La ubicación estudiada, entornada por aguas frías y con alta correntada, hizo creer a quienes decidieron la ubicación que Alcatraz funcionaría a prueba de escapes.

El diseño de la prisión contemplaba, desde el aspecto carcelario, que el destino era el de mantener tras las rejas a prisioneros que generaban constantes y graves problemas en otras prisiones federales, llegando a contener  1.576 criminales despiadados de EE.UU, entre los que se hallaban Robert Franklin Stroud –el pajarero de Alcatraz; Bumpy Johnson, Rafael Cancel Miranda, Mickey Cohen, Arthur Baker y Alvin Karpis, quien permaneció detenido más que cualquier otro recluso, así como Al Capone y los protagonistas esenciales de esta columna. Alcatraz sirvió como vivienda al personal de la Oficina de Prisiones  y a sus familias con el riesgo que ello conllevaba.

 

El edificio, de tres pisos, incluía los cuatro bloques principales de la cárcel: bloques A, B, C y D, a lo que se agregaba la oficina del alcalde, el área de visitas, la biblioteca y la peluquería.

Las celdas medían 2,74 metros por 1,5 metros y 2,13 metros de alto, donde no había privacidad, con una cama, una pileta y un inodoro en la parte trasera de pared, a lo que se agregaba una manta. Las noches eran muy frías en la isla.

Las autoridades de la prisión

George Hess, del Servicio de Salubridad Pública de Estados Unidos fue nombrado director médico; El doctor Edward W. Twitchell era el consultor de psiquiatría en enero de 1934; las instalaciones fueron controladas por tres oficiales del Hospital de la marina de EE.UU; y entre el personal del Buró de Prisiones se hallaba el oficial mayor Loring Mills.

Hess dispuso en abril de 1934 que se retirará de la prisión material viejo y se instalaran 269 celdas, construidas con material de acero proveniente de vagones  y sobre esta cuestión ronda desde ese año la leyenda  de que un cargamento de celdas y hierro cayó accidentalmente en la Bahía de San Francisco que provenía del puerto de San Francisco, los que dicen, nunca fueron recuperados.

A Hess la suerte no lo acompañaba: el 26 de abril de 1934 se inició un incendio que rompió el techo y un electricista resultó herido en un pie al caérsele una alcantarilla.

En junio de dicho año  la Corporación Teletouch de Nueva York inició la instalación de un “sistema y pistola electromagnética  para detectar metales” que se añadió al muelle, en la entrada principal del bloque de celdas y en la puerta de entrada posterior, poniéndose en marcha el 30 de julio de 1934, a lo que se agregó un nuevo equipo de radio, el que fue probado por la Guardia Costera de EE.UU y el Departamento de Policía de San Francisco el mismo día.

Los detectores de metales causaron problemas de recalentamiento y debieron ser desactivados en varias oportunidades. Finalmente, en 1937, se dio por concluido el contrato con Teletouch, empresa a la que se le cobró una multa de más de 200 dólares que se utilizaron para comprar otros detectores que les suministraron desde los laboratorios federales.

Una tormenta singular

El 10 de enero de 1935 una tormenta causó un corrimiento de tierras en Alcatraz, causando un deslizamiento que provocó cambios en las instalaciones de la isla. Construida una escollera alrededor de la isla, se agregó una torre de guardia a la azotea en junio de 1936 y en el mismo mes los cuarteles fueron remodelados en 11 departamentos y nueve habitaciones individuales para solteros. Para ese momento ya había 52 familias -126 mujeres y niños-, viviendo en la isla, junto a la prisión.

En 1937 se agravaron problemas edilicios y los problemas  en los servicios que tuvieron que ser subsanados, incluyendo nueva rejillas a prueba de herramientas en los ventiladores del techo de las celdas, dos nuevas calderas instaladas en la casa del generador y una bomba filtradora de agua salada.

A lo que se le agregó una nueva urbanización de 1 millón de dólares, en el que se incluyó la construcción del Edificio de Nuevas Industrias, junto a la del edificio para el depósito de agua, así como nuevos bloques de departamentos para funcionarios, mejoras en el muelle y la conversión del bloque D, en celdas de aislamiento, lo que ocurrió en 1941.  

El inicio de Alcatraz

El primer grupo de 137 prisioneros llegó a Alcatraz a las 9.40 del día el 11 de agosto de 1934, en el tren que partió desde la penitenciaría de Leavenworth, Kansas hacia Santa Venetia, California, tras lo cual fueron escoltados en vagones y controlados por 60 agentes especiales del FBI y oficiales de seguridad ferroviaria. La mayoría eran ladrones de bancos famosos, falsificadores, asesinos y sodomitas (12).

Había, además, 14 sujetos provenientes de la Isla Mc Nel, Wahington y el 22 de agosto, otros 43 prisioneros llegaron desde la penitenciaría de Atlanta y 10 de Lewisburg, Pennsylvania.

Un solo prisionero lo hizo desde el Asilo y Cárcel de Wahington y otros 7 del Reformatorio del Distrito de Columbia, Virginia. Finalmente, ese año llegó otro lote en tren  desde Leavenworth.

Otros presos continuaron ocupando celdas, principalmente desde Leavenworth y Atlanta, en 1935, teniendo el 30 de junio de ese año una población carcelaria de 242 delincuentes, habiendo logrado su transferencia algunos de ellos como Verril Rapp.

Abuso racial

Los afroamericanos sufrían la segregación, ya que sus celdas estaban separadas del resto y, en el bloque D se ubicaban los peores reclusos. Las cinco celdas finales eran designadas como “El agujero”, donde los que se comportaban agresivamente eran derivados por un extenso tiempo. En esas celdas eran objeto de brutales castigos.

El sector de celdas principal, vale aclararlo, era originalmente el edificio de celdas para la alcaldía militar y luego entre 1910 y 1912, con un presupuesto de 250.000 dólares, se construyó una estructura de hormigón de 152,40 metros de largo, que dicen es el más largo del mundo. (ver2)

Las escaleras de hierro del interior y la puerta del edificio de celdas, cercano a la peluquería, al final del bloque A, se conservaron de la antigua ciudadela y enormes bloques de granito, utilizados originalmente como monturas de armas fueron reutilizados como mamparas del  muelle y muros de retención.

El comedor y la cocina se hallaban fuera del edificio principal, en una porción extendida de la construcción. Allí el personal y los presos recibían juntos sus tres comidas. El hospital  estaba construido arriba del comedor.

Los corredores de la prisión tenían los nombres de las principales calles de Estados Unidos como Broadway y Avenida Michigan.

Privilegio

Para los presos trabajar en la prisión era un privilegio y varios de ellos eran contratados en el Edificio de Modelos Industriales y el Edificio de Nuevas Industrias durante las horas del día. Allí hacías trabajos de costura, carpintería, mantenimiento y lavandería para el Ejército.

Fueron altamente productivos  para la fabricación de uniformes militares y redes de carga y otros artículos que tenían gran demanda durante la Segunda Guerra Mundial y en junio de 1945 se informó que las penitenciarías  federales habían hecho 60.000 redes.

Muchos antiguos barrotes de las celdas se usaron para reforzar paredes, causando problemas estructurales, ya que fueron, en cantidad apreciable, ubicados cerca del borde donde fueron objeto de la erosión del aire salado y el viento.

Mala Reputación

La cárcel de Alcatraz se hizo acreedora de mala fama en razón que se la consideraba como la más estricta en América, ya que frecuentemente sus ex prisioneros relataban a quienes quisieran escucharlos, actos de brutalidad innecesarios y condiciones inhumanas, a tal punto que uno de los detenidos –Ed Wutke-, recurrió al suicidio con tal de dejar de existir en esa prisión.

Mutilación

Rufe Persulf se mutiló los dedos luego de hacerse de un hacha que tomó de un camión de bomberos, tras lo cual le rogó a otro prisionero que le cortara los de su otra mano.

El 3 de diciembre de 1940, Rufus Mc Cain, fue asesinado por su compañero de celda Henri Young. La víctima fue apuñalada cuando escapó corriendo desde la mueblería a la sastrería de la prisión. Mc Cain murió luego de cinco horas de agonía.

Young había sido “depositado” en alcatraz tras ser aprehendido por asesinato en1933 y se vio envuelto en un intento de fuga en el que Doc Barker murió de un disparo en el cráneo.

Young pasó veintidós meses en confinamiento solitario en razón de su intento de escape y, a pesar de ello, obtuvo un trabajo en la mueblería, siendo juzgado en 1941, oportunidad en la que sus abogados argumentaron en su beneficio “un cruel e inusual castigo”, previo a su tormento propinado por los guardias de la prisión.

Finalmente, el acusado fue responsabilizado de homicidio involuntario y su sentencia sólo aumentó dos años.

Años finales

En la década del 50 mejoraron las condiciones de la prisión y a los prisioneros se les autorizó tocar instrumentos musicales, pintar, ver películas los fines de semana y usar la radio, a la vez que el código de silencio se relajó, permitiéndose hablar en voz baja.

1959 fue el año en que el director James V. Bennett solicitó reemplazar a Alcatraz por una prisión más centralizada y una de las razones era que su mantenimiento era 3 veces más cara  de mantener que las demás prisiones estadounidenses (10 dólares, 3 más por cada preso que las demás prisiones y se necesitaban 5 millones de dólares para cubrir los gastos de mantenimiento definitivos.

Al final fue considerada como “un caso perdido”, motivo por el cual Robert Kennedy presentó planes para construir una nueva institución carcelaria  en Marion, Illinois, decidiéndose el cierre de Alcatraz el 21 de marzo de 1963.

Museo

Actualmente la penitenciaría es un museo público y una de las mayores atracciones turísticas de San Francisco. Por allí transitan aproximadamente, 1,5 millones de visitas anuales, siendo el mismo gestionado por el Servicio Nacional de Parques, dentro de la Golden Gate National Recreation Área.

Los visitantes legan en una embarcación al puerto, se hace una recorrida por la isla y celdas y se ofrece un espectáculo de audio, con narraciones y anécdotas de ex reclusos y guardias.

Intentos de escape

Un total de 36 delincuentes concretaron 14 intentos  de fuga en los 29 años existencia de la prisión, siendo considerado el más violento el ocurrido, en abril de 1946, conocida como la “Batalla de Alcatraz”, en la que fueron asesinados Bernard Coy, Marvin Hubbard y Joseph Cretzer, tres de un total de seis prisioneros. Los restantes fueron Sam Shockley, Clarence Carnes y Miran Thomson.

Los presos tomaron el control de la cárcel, se sobrepusieron a los guardias y oficiales y tomaron el cuarto de armas, así como las llaves del patio recreativo, ya que su objetivo final era el de escapar en bote desde el muelle, pero en cuanto fallaron en obtener las llaves de la puerta exterior, decidieron enfrentar a los guardias. A dos de los cuales los tomaron de rehenes, a quienes mataron dos días después. El homicidio, a corta distancia estuvo a cargo de Cretzer

William Miller murió por las heridas de las balas y el oficial Harold Stites  dejó de existir en el interior de la cárcel.

Shockley, Thompson y Carnes decidieron, al verse perdidos, regresar a sus celdas, mientras que los restantes continuar con la intención de fugar hasta ser abatidos por marines de Estados Unidos

En la batalla otros 17 guardias y un prisionero resultaron lesionados, siendo Shockley, Thomson y Carnes enjuiciados por el asesinato de los guardias. Los dos primeros fueron condenados a muerte en la cámara de gas en San Quintín, en diciembre de 1948. Carnes, de 19 años, sólo tenía 19 años. (Jackemate.com)

 

(*) Licenciado en Periodismo – Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar