Viernes, Junio 05, 2020
logo.jpg

"Los rosarinos no pueden ser rehenes de un puñado de formadores de precios"

TONIOLLI - CARDOZO

Frente a los aumentos abusivos en productos de primera necesidad evidenciados durante el periodo de aislamiento social obligatorio derivado de la pandemia del coronavirus, el concejal justicialista rosarino Eduardo Toniolli volvió a poner sobre la mesa la necesidad de “revisar la concentración de la actividad comercial en Rosario y la región”

En declaraciones periodísticas, Toniolli reflotó una iniciativa de su autoría que se está discutiendo en el cuerpo legislativo y apunta a crear -con apoyo municipal- una red de proveedores de alimentos para almacenes de barrios y comercios de cercanía.

“Frente a la difícil situación económica primero, y hoy ante la emergencia sanitaria, el gobierno nacional viene impulsando distintas iniciativas para que los que menos tienen puedan resolver sus necesidades alimentarias básicas, desde la Tarjeta Alimentar hasta los bonos para la AUH, las jubilaciones, y para quienes trabajan en la informalidad”, señaló Toniolli.

Y agregó: “La concentración económica -y la inflación que de ella deriva- atentan contra esas medidas”, para luego sostener que “el caso de Rosario es paradigmático porque un puñado de distribuidoras y grandes supermercados concentran el grueso de la actividad comercial, incluido la de los almacenes de los barrios, en la medida de que son sus proveedores exclusivos”.

El edil justicialista, asimismo, amplió sosteniendo que “estas grandes empresas deciden qué comemos, de qué marca y a qué precio, y en los últimos días han sido responsables de aumentos desmedidos, aprovechándose de la situación de vulnerabilidad en la que se encuentra la población”.

También dijo que “en la coyuntura se debe controlar y penalizar estas avivadas, de hecho la Secretaría de Comercio Interior de la provincia lo viene haciendo, pero esta emergencia nos tiene que permitir discutir salidas de fondo”.

El proyecto que impulsa el concejal del Frente de Todos parte del reconocimiento de la existencia en nuestra región de “una gran cantidad de pequeños productores, pymes y empresas sociales que producen alimentos saludables y accesibles”, pero que tienen una enorme dificultad para vender en el mercado local, y llegar a la mesa de los rosarinos.

En ese marco, la propuesta apunta a “la participación del Estado local en las redes de producción, distribución y consumo de alimentos”, generando una red de proveedores para los almacenes de barrios.

“De esta manera estaríamos fortaleciendo emprendimientos productivos familiares y cooperativos, defendiendo el trabajo del comercio minorista, y cuidando el bolsillo de los consumidores”, explicó.

 “La pandemia en curso nos tiene que abrir los ojos sobre inequidades históricas en el acceso a bienes imprescindibles para el desarrollo humano, empezando por los alimentos”, señaló para finalmente afirmar que “frente a la especulación y a los aumentos indiscriminados de precios, necesitamos un Estado local impulsando medidas concretas para cuidar a los rosarinos y las rosarinas”. (Jackemate.com)

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar