Lunes, Diciembre 17, 2018
logo.jpg

Concejala rosarina del PRO brindó detalles del convenio firmado con el Gobierno chino

 

Se conocieron detalles minuciosos del convenio de cooperación firmado en Beijing, entre el Centro de Investigación del Mundo Contemporáneo –China Center for Contemporary-, y la Fundación Pensar, del que participó, entre otros, la concejala rosarina de Cambiemos, Laura Martínez

El encuentro, que derivó en la firma de un documento, firmado en China, fue organizado por el Departamento Internacional del Partido Comunista.

Vale apuntar que El CIMC es integrante del Silk Road Think Tank Association, una red de ‘Think Tanks’ china, que trabaja en el desarrollo de la nueva ruta de la seda.

El convenio incluye una investigación sobre el Belt and Road (La franja y la Ruta), relaciones internacionales, política internacional, políticas relativas a partidos políticos y lo atinente a comunicación interpersonal, participación de intercambios académicos y programas de investigación mutuos, seminarios e intercambio de estudios a corto plazo.

Reuniones de alto nivel

La delegación argentina mantuvo una serie de reuniones de primer nivel, siendo recibida por el Vicepresidente Estatal Wang Qishan; hombre de extrema confianza del presidente Xi, quien participará este fin de mes de noviembre en Argentina de la reunión del G20 y uno de los principales impulsores de las acciones de saneamiento partidario  estatal y de lucha contra la corrupción, uno de los principales problemas internos que soporta China.

El vicepresidente Qishan estaba manifestó puntualmente el interés de China por la región en la que está inserto nuestro país.

Indicó, además, que en momentos como el de Argentina, “no debían detenerse las transformaciones y que  el proceso de incorporación de mucha gente a la clase media y a mayores derechos, genera reclamos, inestabilidad y quejas, pero que ello no debía frenar el proceso de cambio”.

Liu Xianwei director de la Comisión  Estatal de Reforma y Desarrollo acerca de los conceptos, ideas y experiencias de la Reforma y Apertura de China -Institute of Economic System and Management, National Development and Reform Commission of China-,  (IESM – NDRC) brindó una disertación.

Conceptos centrales

Liu Xianwei, diputado y director en la provincia de Shaanxi de Research Office, al explicitar el modelo de desarrollo que se está imprimiendo en China subrayó una serie de objetivos, los que pueden ser así detallados:

  • Generar competencia  entre distintas regiones.
  • Establecer una economía estatal de propiedad mixta, cuyo principal protagonista sea la propiedad pública.
  • Liberar la mentalidad  y buscar la verdad de los hechos.
  • Lograr una modernización de la economía.
  • Incrementar la capacidad productiva, el desarrollo social y ecológico.

En el campo de las reformas Xianwei hizo referencia a:

  • La adquisición de la fuerza necesaria para alcanzar el desarrollo en lo político haciendo foco  en la aplicación de subisidios.
  • La concreción del comercio multilateral  y la liberalización comercial (China es el tercer país del mundo con mayor participación en el mercado global).
  • El paso de la producción colectiva a la individual en un marco estable. El funcionario, en el cónclave con argentinos hizo hincapié en la necesidad de evolucionar desde una economía planificada a una liberal en función de las realidades fundamentales del país, aplicando reformas graduales y utilizando pruebas pilotos en el mismo sentido antes de generalizar una reforma utilizando lo que los chinos consideran  “los tres lados del triángulo: Esto es Estado, reforma y desarrollo”.

Se le puntualizó a la concejala Martínez y al resto de los interlocutores argentinos  que  “China está trabajando en la reforma estructural desde el lado de la oferta, así como en el desarrollo en el área de servicios, en el impulso de incentivos para emprendedores, en objetivos para el 2020, la reducción de las tasas de apalancamiento, reducción de los costos  e inventarios y  la reducción de la sobreproducción industrial”.

El diputado chino hizo referencia a la tarea que se espera cumplir en los próximos años, fundamentalmente en el campo de la protección ecológica y en el logro de mayores acuerdos comerciales.

En la referida nueva etapa el gobierno chino  tiene planificado avanzar  en la concreción de un tren de alta velocidad que cubrirá una distancia  de 1.200 kilómetros en cuatro horas (300 km/h).  

 En Beijing

La delegación argentina mantuvo otra reunión  en Beijing, más precisamente  en el Centro de Investigación del Mundo Conemporáneo (CIMC).

Allí se firmó un convenio de cooperación que incluyó temas tales como: Relaciones internacionales, política internacional, políticas relativas a los partidos políticos, comunicación interpersonal, participación de intercambios académicos y programas de investigación mutuos con la concreción de seminarios y estudios de corto plazo.

El grupo de funcionarios argentinos también concurrió a la denominada Escuela Central y recorrieron su museo, así como su campus, donde hay habitaciones para alumnos y docentes. Allí se dirigen habitualmente personalidades de todo el mundo para impartir conferencias y clases magistrales.

Reconversión

La delegación que nos ocupa también  visitó la aldea Yuanjiacun.  Las autoridades chinas expusieron a los políticos argentinos como fue reconvertida la ciudad agrícola  en una turística. A modo de ejemplo le mostraron, a la entrada del pueblo las instalaciones  de una estación de carga eléctrica para vehículos. Vale puntualizar que en el 2030 no habrá vehículos a nafta en China.

Y otra visita de singular interés  para los argentinos resultó ser la realizada a Hangzhou (provincia de Zhejiang) y al puerto de Ningbo, el tercer puerto del mundo en tamaño y primero en el movimiento de contenedores.

La edila de Cambiemos punutalizó que “se tomó debida nota del más que positivo recorrido realizado, no sólo desde lo atinente al campo de la producción, sino también desde el cultural, ya que visitamos al Zhejiang Redboat Executive Leadership Academy, que en el mundo es conocido como el Instituto Barco Rojo”.

Allí se alojan estudiantes y profesores dedicados a estudiar y resolver  problemas concretos como lo son el alimentario, la superación de la caída de la URSS, la superación de la crisis financiera internacional y los mecanismos para  hacer crecer a China económicamente de manera sostenida. Vale hacer notar que en el instituto no hay examen de ingreso.

Los legisladores argentinos también recorrieron  la Universidad Zhejiang, a la que concurren 50.000 alumnos, quienes se ubican en un campus en Hanzhou, en el que hay programas de intercambio  en inglés.

El costo mensual de la matrícula más la vivienda  sumó en julio pasado  alrededor de 500 dólares.

Alibaba

Otro punto de visita para reconocer experiencias fue a la provincia de Zhejiang y, más específicamente a la ciudad de Shanghai, sede de la empresa Alibaba, donde se procesan 300.000 operaciones comerciales por segundo y se entregan 60 millones de paquetes por día. En china, el pedido se resuelve en 24 horas desde el momento de la compra y en el exterior 72 horas.

Se utiliza un sistema de control de patentes y marcas on line, existiendo en la web un espacio especial para productos de nuestro país. En la visita los legisladores argentinos habrían acordado dos puntos de almacenamiento  y distribución en China Central.

La serie de entrevistas planificadas se completó con el vicegobernador Gao Xingfu, responsable de la industria y el comercio de la provincia de Zhejiang.

Segundo socio comercial

En los días que corren China se ha posicionado como el segundo socio comercial de nuestro país, después de Brasil, según un informe  de la Agencia Argentina de Inversiones y Comercio Internacional tendríamos el potencial necesario para multiplicar ventas al gigante asiático, con el objetivo básico de equilibrar el comercio bilateral, ya que tenemos un déficit comercial de US$ 8.000 millones.

Para lograr ese equilibrio deberíamos diversificar la oferta, debido a que en 2017 las exportaciones alcanzaron a US$ 4.300 millones y del total el 20% corresponde a pollos, mariscos y vinos.

¿El lector de esta columna imagina a Rosario exportando a China lácteos, quesos y leche junto a peras, manzanas, uvas, cerezas y arándanos, junto a otros alimentos industrializados como fideos, galletitas y golosinas?

Los empresarios e industriales rosarinos, ayudados por políticos locales tienen la oportunidad de actuar decididamente para buscar concretar dicho objetivo. La firma del convenio es sólo el primer paso. (Jackemate.com) 

 

(*) Licenciado en Periodismo – Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

 

 

ULTIMO PROGRAMA


time2online Joomla Extensions: Simple Video Flash Player Module