Sábado, Enero 20, 2018
logo.jpg

Introspecciones: En Yemen abatieron a terrorista de Al Qaeda

En las últimas horas las agencias internacionales dieron a conocer que entre cinco terroristas que perdieron la vida durante un bombardeo en momentos en que se hallaban en la provincia de Al Bayda, en el centro de Yemen, se hallaba el líder de Al Qaeda, en la península Arábiga (AQAP), Mujahid al Adani, según un comunicado militar

Al Adani, conocido también como Mohamed Shurki, líder en el sur del país “ejercía una importante influencia en el grupo yihadista, según el CENTCOM.

Dicho organismo agregó que Adani tenía la misión de planificar y ejecutar los ataques contra fuerzas yemeníes y de la coalición internacional ubicada en la región.

También cayeron en el ataque Abu Layth al Sanaani, uno de los encargados de la infraestructura de Al Qaeda en Al Bayda y otros tres mandos superiores del grupo yihadista.

Las fuerzas del mando internacional consideran a AQAP como la rama más peligrosa del grupo radical, ya que creció en el caos de la guerra civil, fundamentalmente a partir de enero pasado con el ascenso al poder de Donald Trump, quien tiene claro que AQAP es apoyada por Arabia Saudita, rebeldes hutíes  y sus aliados.

El conflicto ya produjo como resultante más 8.700 muertos desde que los componentes de la coalición intervinieron a favor del gobierno desde 2015. Vale dejar claro que los rebelde yihaidistas también dejaron y dejarán un camino de sangre de sus compatriotas.

Hasta aquí nos limitamos a agregar datos útiles, del comando yihaidistas, pero utilizaremos los siguientes párrafos para precisar más datos que no distribuyen las agencias, pero que entendemos son válidos, ya que apoyan el convencimiento que los terroristas, nucleados en la banda terrorista ISIS, entraron en una espiral de decadencia.

Es que comenzaron a sufrir pérdidas militares importantes en lo que respecta a la disminución amplia de control territorial en su califato erigido en Irak y Siria, aunque –vale aclararlo-, todavía no sintieron, paralelamente, la disminución de su capacidad para producir daños directos con los ataques suicidas.

El trabajo de sectas por  infiltración

El ISIS trabaja  con el mecanismo de sectas por infiltración, esto es aumentar la dimensión del caos  en un sistema en que deviene en colapso, corrupción, degeneración, desintegración y desaparición en una fase del ciclo existencial del propio sistema de donde se originó.

Otros colegas precisan actualmente  -cuando lo veníamos apuntando desde hace años en estas columnas-, que el ISIS pierde terreno de manera acelerada y la única manera  de conservar el número de sus combatientes ha sido devolverlos a sus países de origen  para que como células dormidas intensifiquen  atentados suicidas.

La mutación de la estrategia militar del ISIS comenzó a producirse  debido a que,  de la creciente pérdida de territorio donde se asentaba el Califato -40 por ciento en Irak y 20 por ciento en Siria-, no siendo ello un dato menor, teniendo en cuenta que la banda armada desarrolló su estructura de poder mediante la conquista y control del territorio, diferenciándose de la red Al Qaeda, que lo hizo por medio del despliegue de fuerzas militares convencionales, utilizando armas pesadas.

Otro dato que los terroristas guardan silenciosamente: “El ISIS llegó a tener 33.000 combatientes y actualmente tendría 16 mil-, aunque se afirma que hay 15.000 efectivos dispersos en Libia, Egipto, Afganistán, Pakistán y Nigeria, formando parte de células dormidas”.

El jefe del Centro de Terrorismo y la Insurgencia, general Gary Volesky, quien se desempeña en Irak, afirmó que “se detuvo la capacidad del grupo para llevar a cabo operaciones ofensivas a gran escala en Siria e Irak”.

La atracción del ISIS era el Estado y su ideología acercó a muchas personas, pero el destino era más importante: Un idílico territorio Suniita. Cuando eso desaparezca, gran parte del atractivo del ISIS desaparecerá.

Se estima que hay, aproximadamente, 3.200.000 musulmanes en Estados Unidos , quienes tienen la obsesión de que estalle  allí  una bomba atómica   Esto último no es una apreciación paranoica.

 Varios individuos ya han sido detenidos tras intentar hacer apoderarse de bombas y hoy por hoy,  cualquier físico nuclear sabe que un explosivo de 10 kilotones, con 13 kilos de uranio no enriquecido vuela un radio de 2,5 kilómetros y volatiliza a 1.500.000 personas.

Ello no es ningún secreto. La sociedad post industrial se está convirtiendo en tecnotrónica, configurada en lo cultural, lo psicológico, lo social y lo económico.

Esto es así por la influencia de la tecnología y la electrónica, en especial en el área de las computadoras y comunicaciones.

Y ya que hablamos de comunicar, vale subrayar que  los ataques del ISIS llevan un conjunto diferentes de mensajes. Están los ataques de inspiración, en los que el ISIS no tiene ninguna participación, pero se atribuye la responsabilidad.

CENTCOM

En las  próximas horas, seguramente, la CENTCOM seguirá apoyando al grupo yihaidista y es aquí que se genera nuestro aporte sobre el accionar de dicho organismo en Yemen.

Para hacerlo debemos apuntar, en primer lugar, que el Pentágono dividió al mundo en cinco sectores de mando: el mando norte o NORTHCOM; el mando sur o  SOUTHCOM; el mando europeo o EUCOM; el mando central o CENTCOM y el mando del Pacífico PACOM.

El mando europeo linda con el CENTCOM, en la frontera turco-iraní.

Yemen, vale decirlo, es una palabra de antiguas connotaciones. En árabe significa  “mano derecha”, la parte de Arabia al sur del golfo de Áqaba que, desde el punto de vista de los geógrafos greco-egipcios como Ptolomeo, queda “a la derecha” de Alejandría.

En Yemen, el rincón sudoccidental de la península Arábiga los altiplanos se elevan y enmarcan una red de oasis con granes poblaciones urbanas.

Reinos tribales libraron ene l tiempo guerras intestinas y los mercaderes traficaban diamantes y zafiros

Si hacemos una muy breve  y superficial reseña histórica vale apuntar que en 1986 en Yemen los funcionarios, con el descubrimiento del petróleo en cantidades significativas, advirtieron  que dispondrían medios económicos para extender su poder al campo y terminar con el caos feudal. Había ocurrido lo contrario.

Para aplacar a los jeques, el gobierno los sobornó y reforzó la periferia medieval  en lugar de la capital modernizadora.

Ello degeneró en una ola de secuestros a cargo de jeques codiciosos y se inició la competencia entre dirigentes, acaudalados extremistas de Arabia Saudita y con Al Qaeda que atacaba petroleros que zarpaban desde costa yemení.

El CENTCOM sabe que en Yemen viven casi veinte millones de personas agresivas, bien armadas y con  mentalidad comercial. 

También  tiene en sus manos un equipo  de asistencia militar  para proporcionar la alternativa  humanista liberal y proporcionaba el dinero para adiestrar  a unidades de elite yemeníes. (Jackemate.com)

 

 

(*) Licenciado en Periodismo – Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar