Sábado, Noviembre 18, 2017
logo.jpg

Nuevo mensaje antifederal del Gobierno por la compra de trenes

Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

El Gobierno nacional, lejos de practicar el federalismo en cuanto a la reapertura de trazados ferroviarios en el interior de la Argentina, lanzó una licitación internacional para la compra de 1.500 nuevos coches eléctricos para los trenes del área metropolitana, que prevé una inversión de 2.000 millones de dólares y la generación de 1.000 nuevos empleos directos y 2.000 indirectos

Rosario, como otras importantes ciudades del país, tienen tendidos de vías habilitados para poder reabrir servicios de trenes de pasajeros de cercanías, urbanos o regionales, los que fueron cerrados en los primeros años de la última Dictadura militar o en la primera gestión presidencial del riojano Carlos Saúl Menem con aquello de +ramal que para, ramal que cierra+’”.

Con el advenimiento de la democracia, Rosario -como principal nudo ferroviario del interior del país- tiene la esperanza y el anhelo de recuperar sus trenes regionales y urbanos con terminal en la estación Rosario Central, los que estuvieron vigente hasta 1979, estadísticas positivas de uso por los usuarios.

Pero en las últimas horas, a través de un comunicado de prensa, el Ministerio de Transporte informó que los nuevos coches “irán llegando al país en diferentes etapas a partir del segundo semestre de 2020 hasta completarse en 2023” y que con estas nuevas formaciones se cuadruplicará la capacidad de transporte, con una reducción en las frecuencias del servicio que pasarán a ser de “entre 3 y 5 minutos en hora pico”.

“Los trenes eléctricos 0 kilómetro tendrán aire acondicionado, conexión a Wi-Fi durante el viaje, pantallas LED en el interior de los coches, cámaras de seguridad con monitoreo on line, puertas inteligentes con cierre automático, suspensión neumática y frenado automático”, señala el comunicado.

Además indica que “en las estaciones, los pasajeros podrán saber cuál es el estado del servicio y la capacidad de asientos disponible en el próximo tren a través de un moderno sistema de información en tiempo real”.

“Los trenes nuevos consumen menos electricidad, con un ahorro energético del 15% respecto de los actuales”, puntualiza la información oficial, que agrega que “con esta compra además se dará un gran impulso a la industria nacional, ya que hasta un 20% de los componentes de los trenes deberá ser fabricado en el país".

En ese sentido, el Gobierno estimó que se "generará más de dos mil empleos indirectos en industrias locales, con capacidad para producir, entre otros componentes, ventanillas y puertas, asientos, iluminación, pastillas y discos de freno, aires acondicionados, carrocería de aluminio, parabrisas o revestimiento interior de los coches”.

La incorporación de estos coches “forma parte del proceso integral de renovación de los trenes metropolitanos que se está llevando adelante con obras como el soterramiento del Sarmiento, los viaductos Mitre, San Martín y Belgrano Sur, nuevos pasos bajo nivel, la electrificación de líneas ferroviarias y la renovación de estaciones, vías y sistemas eléctricos y señalamiento, en el marco de la Red de Expresos Regionales (RER)”, destaca el ministerio de Transporte.

Al respecto, el titular de esa cartera, Guillermo Dietrich, señaló que el Gobierno liderado por Mauricio Macri está “transformando el sistema ferroviario para tener un tren cada 3/5 minutos, con un servicio seguro y de primera calidad, gracias a obras de infraestructura fundamentales que ya empezamos, las que se ven y las que no como es la instalación del frenado automático”.

“Lo de hoy implica acompañar esas obras con nuevo material rodante, en ésta que es la mayor compra de la historia para los trenes metropolitanos. Trenes eléctricos nuevos, con tecnología de punta y que por primera vez vienen acompañados de los repuestos y de su mantenimiento con nuevos talleres y miles de puestos de trabajo local”, expresó Dietrich.

“La inversión total ronda los dos mil millones de dólares en material rodante, más la inversión que impliquen los repuestos y el mantenimiento de los trenes en instalaciones locales”, indica el comunicado, que agrega que “habrá cinco nuevos talleres ferroviarios para mantenimiento, en los que se generarán mil nuevos empleos”.

También se destaca que “con esta compra más que se duplicará el parque de trenes urbanos, que hoy está compuesto por 1.346 coches. La flota quedará completamente renovada, con más capacidad, comodidad y seguridad para el pasajero”.

En cuanto a la integración del 20% de componentes locales en los nuevos coches, la información expresa que, además de los dos mil nuevos puestos de trabajo, se espera una inversión del orden de “los 300 millones de dólares en el país”. (El Día/Jackemate.com)

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar