Lunes, Noviembre 20, 2017
logo.jpg

La Nasa sigue persiguiendo la sombra del MU 69

Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

Mediante un trabajo silencioso y meticuloso, iniciado en el 2014, investigadores que trabajan en el proyecto relacionado con la nave espacial New Horizons, de la NASA, están clasificando datos recogidos sobre un lejano objeto  al que se denominó -en el 2014-, MU 69 y  que forma parte del Cinturón de Kuiper. La agencia espacial norteamericana tiene previsto sobrevolar el MU 69  el 1º de enero de 2019

La experiencia científica planeada que nos ocupa se considera, a nivel de sobrevuelo, como el más lejano en la historia de la exploración espacial, ya que se realizará a 1.500 millones de kilómetros, más allá de Plutón.

El MU 69, que está a más de 6.500 millones de kilómetros de la Tierra, pasó frente a una estrella el 17 de julio de 2017.

Un grupo de telescopios desplegados por el equipo de New Horizons en nuestra Patagonia Argentina estaban en el lugar correcto y en el momento adecuado para capturar su sombra fugaz -un evento conocido como ocultación- y fueron capaces de capturar datos importantes para ayudar a los planificadores de la misión a determinar de manera óptima la trayectoria de la nave espacial y comprender el tamaño, la forma, la órbita y el entorno alrededor de MU69.

 Los especialistas de Estados Unidos, afianzados en la base de estas nuevas observaciones de ocultación, sostienen que MU 69 puede no ser un objeto esférico solitario y sospechan que podría ser un "esferoide alargado extremo" o incluso un par binario.

 Esta forma extraña hace pensar a los expertos que podría tratarse de dos cuerpos que estuviesen orbitando muy próximos entre sí o incluso tocarse - lo que se conoce como un binario cercano o de contacto - o tal vez están observando un solo cuerpo con un pedazo grande exterior de él.

El tamaño de MU69 o sus componentes también se pueden determinar a partir de estos datos. Parece no tener más de 30 kilómetros de largo, o, si se trata de un binario, cada miembro tendría cerca 15-20 kilómetros de diámetro.

Estiman otros analistas científicos que la forma de MU69 es realmente provocativa, y podría significar otra primicia para New Horizons al  ir hacia un objeto binario en el Cinturón de Kuiper".

Alan Stern, investigador principal de la misión en el Instituto de Investigación del Suroeste (SWRI) en Boulder, Colorado apuntó que  "No podría estar más feliz con los resultados de ocultación, que prometen una bonanza científica para el sobrevuelo."

 La ocultación

El evento de ocultación estelar del 17 de julio, que reunió estos datos fue el tercero de un conjunto histórico de tres ambiciosas observaciones para New Horizons.

El equipo utilizó datos del Telescopio Espacial Hubble y del satélite Gaia de la Agencia Espacial Europea para calcular y determinar dónde MU69 proyectaría una sombra en la superficie de la Tierra. "Estos dos satélites espaciales fueron cruciales para el éxito de toda la campaña de ocultación", añadió Stern.

Al profundizar datos sobre el proyecto, no podemos dejar de mencionar que los científicos, en su tarea de aportar información específica, debieron desplegar más de 20 telescopios para   detectar parpadeos de la luz de estrellas que duraron un segundo, o quizás menos.

Vale hacer mención, llegado a este punto, que ya el New Horizons realizó, hace un par de años, un reconocimiento básico sobre Plutón y en esa indagación  se obtuvieron informaciones suficientes para decidir  el nuevo destino de la nave, esto es lo que se estima es un “fragmento original” de los instantes en que  se generó el inicio del sistema solar.

New Horizons, según estimaron especialistas al New York Times, pasará por las cercanías del MU 69 que se encuentra a 1,6 mil millones de kilómetros más allá de Plutón y mide unos 32 kilómetros de ancho.

Centelleos de “una papa”

En razón de cinco centelleos del elemento a investigar,  se detectó que tiene una forma irregular y ha sido descripta como  “una papa larga y delgada” e incluso algunos científicos opinan que podrían ser dos objetos orbitando muy cerca uno de otro.

2014 MU69 orbita a más de 6,4 millones de kilómetros del Sol y podría aportar datos sobre la formación de los planetas. Ya el Hubble lo había detectado hace tres años a nivel de una mancha  de luz que se movía lentamente y a partir de esa determinación, se decidió llegar a esa mancha en el Universo.

La NASA posteriormente  pudo conocer más del misterio espacial cuando una estrella, fortuitamente, desapareció momentáneamente debido a que el MU 69 pasó frente a ella y esos “ocultamientos” se volvieron a suceder  en un lapso de dos meses durante el año en curso –el 3 de junio, 10 de julio y 17 del mismo mes-, mientras el MU 69 pasaba frente  a tres estrellas distintas, según consignó en un trabajo Kenneth Chang.

Expertos que seguían la trayectoria del MU 69 lo detectaron en nuestro país, más precisamente en Comodoro Rivadavia y la científica del equipo de New Horizons pudo establecer que MU 69 está compuesto de dos esferas orbitando una a la otra , siendo cada una de ancho de 14 y 19 kilómetros, respectivamente (son binarios). 

Finalmente vale acotar que es posible que otro “ocultamiento” se produzca en agosto de 2018, oportunidad en que se iniciará, una vez más, la persecución de la sombre del 2014 MU 69. (Jackemate.com)

 

(*) Periodista

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar