Miércoles, Agosto 16, 2017
logo.jpg

Un escudo magnético inmenso posibilitaría la conquista de Marte

Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

Stephen Hawking, uno de los astrofísicos  británicos más reconocido a nivel mundial advirtió recientemente que La Tierra “está muy cerca del punto de inflexión  donde el calentamiento global se vuelve irreversible”

Estamos, según el científico de 75 años “al borde del precipicio para que nuestra casa global se convierta en Venus con una temperatura de 250 grados y lluvia de ácido sulfúrico”.

Ello se verá acelerado sino se reducen drásticamente las emisiones de gases de efecto invernadero y se supera la temperatura media mundial de 2º C.

Hawking expresó con meridiana claridad que “quienes niegan la evidencia del cambio climático y se retiran del Acuerdo Climático de París, como Estados Unidos, serán los responsables  de causar daños ambientales  en nuestro planeta, poniendo en peligro el mundo natural para nosotros y las próximas generaciones”.

El astrofísico que sufre  una enfermedad  del sistema nervioso, por el momento incurable –esclerosis lateral amiotrófica-, tiene claro que la Tierra se transformará en un lugar inhabitable en corto plazo y es por ello que brega constantemente por poner en marcha la concreción de la colonización de otros planetas.

Los efectos mortales

Hawking ha dejado claro que Venus, el segundo planeta del sistema solar, tenía condiciones de habitabilidad como La Tierra, siendo similar en cuanto concierne a tamaño, masa y composición, pero disímil en lo que compete a cuestiones atmosféricas y térmicas.

Ello era así hasta que en Venus se desencadenó un colosal calentamiento global que hace imposible la vida humana, debido a que la presión de la atmósfera  en Venus es poco menos que 100 veces la de la Tierra. El calentamiento que nos ocupa evaporó el agua y la lluvia es de ácido sulfúrico.  

El deseo de conquista de nuevos mundos de Hawking es traducido por la NASA mediante un plan para conquistar a Marte convirtiéndolo en un planeta habitable.

Escudo magnético

La agencia espacial norteamericana ya presentó un proyecto para lograr el señalado propósito y en el mismo está inserto el lanzamiento de un inmenso escudo magnético que protegería al planeta rojo de los vientos solares. Los científicos norteamericanos estiman  que si el objetivo se cumple como primer paso, la colonización humana no estaría lejos.

Vale enunciar que hace aproximadamente 4.200 millones de años el campo magnético que  protegía la atmósfera marciana desapareció y esa situación implicó dejar  convertido en un desierto árido, frío e  inhabitable lo que era un planeta cálido y húmedo.

El escudo magnético recompondría la atmósfera y el agua  líquida podría fluir nuevamente sobre la superficie. El director de la División de Ciencias Planetarias de la NASA, Jim Green sostiene a quien quera escucharlo que “lanzar una magnetósfera artificial en el espacio entre Marte y el Sol podría proteger al planeta de tierra rojiza”.

 Datos sobre el proyecto Istock

 Green y los científicos que presentaron el proyecto señalaron que  dicha solución “elimina los procesos de erosión del viento solar que ocurren con la ionósfera y la atmósfera superior del planeta permitiendo que la atmósfera marciana crezca en presión y temperatura a lo largo del tiempo”.

Trascendió que el punto estratégico de colocación del escudo sería Lagrange L1, un sitio espacial localizado entre Marte y el Sol , quedando dicho elemento estacionado para formar una gran magnetósfera que protegería al planeta rojo  de la radiación y el viento solar, permitiendo restablecer al menos una séptima parte de los océanos que formaban parte de Marte. (Jackemate.com)

 

 

(*) Licenciado en Periodismo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar