Martes, Octubre 17, 2017
logo.jpg

Argentina en estado casi de indefensión de su espacio aéreo

Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

Compartimos la entrevista realizada por la Radio Jai al brigadier mayor retirado Alejandro Aníbal Moresi, en la cual se ahonda tanto sobre la situación del poder aéreo argentino, como de los últimos trascendidos sobre las negociaciones con Israel por los Kfir. En esta entrevista radial el militar deja bien a las claras la situación deprimente en la que se encuentra nuestra Fuerza Aérea para custodiar el espacio aéreo nacional que casi alcanza a más de tres millones y medio de kilómetros cuadrados, contando la parte continental, insular y Antártida Argentina

Radio Jai: ¿Cuál es la situación de la Fuerza Aérea Argentina en términos del equipamiento?

Moresi: Es sumamente crítica. La responsabilidad de la Fuerza Aérea es cuidar la soberanía del espacio aéreo, y desde hace larga data existe dificultad para poder vigilar y controlar el espacio aéreo.

Respecto de la vigilancia se solucionó con un desarrollo nacional, que son los radares del invap y con otros que recibimos del exterior, pero lo que hace al control, que requiere aviones, se ha ido desactivando la flota: el año pasado se retiraron los Mirage;  los A4, están en situación crítica, los Pucará también, y el Pampa que era la propuesta que teníamos, aunque sea de baja velocidad, se ha demorado mucho en su producción.

¿En qué aviones se formó usted? ¿Cómo es la preparación de nuestros pilotos?

Yo soy piloto de combate. Comencé haciendo la escuela de aviación, luego hice el curso de aviador, luego de piloto de ataque, fui a volar sable, y luego volé Freer y Dagger, los Nesher en Israel durante varios años, luego volví a volar los Dagger, luego al 4AR cuando volví de USA.

La formación requiere de cantidad de horas en vuelo y de densidad. Es decir, una cantidad mínima de horas por semana. Uno está permanentemente sometido a una evaluación constante respecto de las capacidades para volar.

Dado que la aventura de Malvinas quedó atrás, la situación con Chile y demás fronteras es tranquila, no tenemos hipótesis de conflicto bélico, ¿para qué se necesitan aviones?

El planteo no pasa por una situación de guerra. Pasa por que el país no tiene dos dimensiones, sino tres. Igual que sucede en las fronteras terrestres y marítimas, la soberanía hay que ejercerla mediante el control.

Y nuestro espacio aéreo es permanentemente sometido a violaciones y explotaciones importantes y se dilapidan recursos de la tierra y el mar por no tener el control del espacio aéreo. Es un problema de tiempos de paz, no de tiempos de guerra.

¿Algún ejemplo de esa situación?

La frontera norte es un ejemplo típico en lo que hace a entrada de vuelos ilegales. Vuelos que se pierden o que tienen emergencias y hay que salir a ayudarlos. Los que pueden hacer ese trabajo son los aviones de la Fuerza Aérea.

Hace cinco meses, en Francia, un Mirage 2000 llevó a un Airbus 320, que estaba perdido, al aterrizaje. Es lo normal que se hace en todo el mundo. Y para eso la Fuerza Aérea requiere de aviones.

Está la problemática del narcotráfico también, ¿no?

En el espacio aéreo no existe el delito. El delito se comete antes del despegue o después del aterrizaje. Lo único que existe son infracciones o violaciones a la soberanía nacional. Infracción es: no haber hecho el plan de vuelo.

Y violación a la soberanía nacional es cuando uno entra dentro del espacio aéreo. Durante el vuelo no se tienen tiempo para definir si hay un delito o si lleva carga. Lo único que se puede es llevar al hombre al aterrizaje, si es que esa persona se aviene a respetar la condiciones de tránsito y la reglamentación nacional e internacional. El tema del narcotráfico lo tienen que resolver de manera interagencial: la Justicia, la Aduana, la AFI (Agencia Federal de Inteligencia).

¿Voló los Nesher? ¿Estuvo en Israel entrenándose?

No estuve en Israel. Volé los Nesher después de la guerra del ’82.

¿Qué nos dice la posibilidad de adquirirlos?

He leído la noticia. La compra no la hace la Fuerza Aérea. La hacen los gobiernos. Este es un avión que estuvo previsto dentro de los planes de la Fuerza Aérea. Dentro de lo que era un avión de transición, para un gasto de 300 a 500 millones de dólares a realizar en cinco años, era la mejor opción dentro de ese precio.

Un avión como el Kfir sale lo mismo que el fútbol para todos por un año. Los gobiernos y los países definen esto. Técnicamente es un avión sumamente interesante. Pensábamos que un avión de transición para ocho o diez creíamos que era una compra adecuada y posible para el gobierno.

¿Cuántos aviones se está requiriendo para la Fuerza Aérea?

Lo que se conversó con IAI (Industria Aeronáutica de Israel) fue 14 aviones. Pero la Fuerza Aérea necesita mucho más que eso. Nosotros tenemos 2.700.000 km2 de superficie continental. A eso hay que agregarle la marítima, y a eso le tenemos que agregar la Antártida. Si se cree que con catorce aviones podemos cubrir todo eso, (y) tenemos pilotos que además de ser excelentes, son magos.

¿Por lo menos catorce aviones y cada uno cuestan 300 millones?

No. El todo el contrato era alrededor de los 300 millones de dólares. Incluía mantenimiento por cinco años, con opción a otros cinco más, y otras cosas.

Radio Jai: ¿Qué costo tiene el Kfir?

Entre 15 y 20 millones de dólares, depende del equipamiento, pero el avión solo, sin repuesto, sin mantenimiento, sin armamento, sin una biónica adecuada, no sirve de nada. Lo importante es la integralidad de la compra. Un paquete que le permita a la fuerza operar por una cantidad mínima de cinco a diez años.

Se hablaba incluso de que pilotos argentinos pudieran capacitarse en Israel, del mantenimiento y la tecnología necesaria para ser óptimo en su funcionamiento. Esperemos que tomemos conciencia sobre este tema y que se tomen las decisiones para equipar a la fuerza.

Así es. Lamentablemente hablamos mucho pero hacemos poco. Lamentablemente nuestros enemigos del exterior ya lo han detectado. (Jackemate.com)

 

(*) Periodista – www.zona-militar.com

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar