Sábado, Junio 24, 2017
logo.jpg

Alepo está bajo fuego intenso de la aviación y desde el portaviones ruso 'Almte. Kuznetsov'

Aviones de combate y helicópteros militares rusos atacaron este martes con dureza distintos barrios del este de la ciudad Alepo, al norte del territorio de Siria, cercada por el ejército y controlados por la oposición, y ya empiezan a llegar reportes de numerosas víctimas mortales

Los bombardeos, los primeros en la mitad oriental de Alepo desde hace más de tres semanas, afectaron a los distritos de Al Haidariya, Masaken Hanano y Al Sheij Fares, indicó la ONG.

También fueron bombardeadas varias localidades situadas al oeste de la población, como Al Atareb, Kafr Naha, Dara Aza, Babis y Yamiat al Hadi, así como Andan, al norte.

Los ataques aéreos se suspendieron durante la pausa humanitaria de cuatro días, iniciada unilateralmente por Rusia y el Ejército sirio el 20 de octubre.

El ministro de Defensa ruso Sergei Shoigu ha afirmado que sus fuerzas aéreas lanzaron una operación importante en las provincias sirias de Idlib y Homs.

Shoigu dijo, tras una reunión con el presidente Vladimir Putin el martes, que la operación involucra al portaaviones ‘Almirante Kuznetsov’, que realizó un viaje muy divulgado desde Rusia a las costas de Siria el mes pasado.

El ministro ha afirmado que los objetivos de los aviones de combate son depósitos de munición, campos de entrenamiento y fábricas de armamento en ambas provincias, pero no mencionó de inmediato el ataque contra Alepo.

La nueva ofensiva rusa era anunciada este lunes 14 por el primer vicepresidente del Comité de Defensa y Seguridad de la Federación Rusa, Franz Klintsevich, que afirmó que existía una alta probabilidad de que, al día siguiente, el Ejército sirio, respaldado por las fuerzas armadas rusas y las fuerzas aeroespaciales rusas, iniciara una operación en Alepo.

También señaló que la pausa humanitaria iniciada hace tres semanas no había dado prácticamente ningún resultado.

Mientras, la tensión prevalece en los barrios del este de Alepo, donde algunos ciudadanos han asaltado almacenes de organizaciones humanitarias, en medio del empeoramiento de las condiciones y el aumento desorbitado de los precios.

El Observatorio agregó que en la parte oeste de Alepo, bajo control gubernamental, también existe descontento entre los ciudadanos por los saqueos de viviendas por parte de milicianos leales al Gobierno de Damasco, que las autoridades están tratando contener.

Rusia es un aliado cercano del presidente sirio Bashar el Asad y ha estado llevando a cabo ataques aéreos en apoyo de sus fuerzas durante más de un año. (Agencias/Jackemate.com)