Miércoles, Marzo 29, 2017
logo.jpg

Cambiemos no apoyará una reforma constitucional con la reelección de Lifschitz

"La reforma constitucional tiene que estar apuntada a resolver los problemas de los santafesinos, no a responder a meros intereses políticos", sostuvo el diputado provincial del PRO, Roy López Molinas, en torno del tratamiento de una actualización de la Carta Magna en la que se incluya la reelección por un segundo mandato del actual gobernador socialista Miguel Lifschitz 

Tras reanudarse la polémica en torno a ciertos puntos que el Ejecutivo propone incluir en debate de la Reforma Constitucional, el diputado rosarino argumentó que "la verdadera intención sigue siendo lograr la reelección de Miguel Lifschitz, escondida bajo extravagancias peligrosas, como los mandatos de ocho años de los jueces de la Corte Suprema".

Por todo ello, López Molina afirmó que “el único eje que debemos defender y mantener incólume es la prohibición de la reelección del gobernador”, aclarando que “estamos de acuerdo con una reforma constitucional en serio, pero no con un nuevo Pacto de Olivos".

Además, el legislador de Cambiemos amplió su opinión señalando que "los temas verdaderamente claves, como la autonomía municipal, la unicameralidad, el sistema D'Hont para la elección de diputados, el Consejo de la Magistratura para mejorar la Justicia, un Tribunal Electoral independiente, los nuevos derechos y garantías, siguen ausentes".

López Molina dijo que "ponerle límites a los mandatos eternos como los de los concejales y legisladores, o extender a cuatro años el período de gobierno de los presidentes comunales, es un sano objetivo institucional que favorece la alternancia y la renovación política".

Más adelante, aseveró: “Sin embargo, para el socialismo el punto más importante es la reelección del gobernador; por eso, la urgencia de aprobarla. Si bien, estamos a favor de un cambio constitucional, no vamos a permitir que se esconda detrás de intereses políticos y partidarios", enfatizó.

Finalmente, Roy López Molina argumentó que “cuando la ciudadanía consideró que un proyecto político debía mantenerse al frente de la administración provincial, acompañó su continuidad más allá de los personalísimos. Con la reforma constitucional debemos garantizar una mejor calidad institucional, que sea en beneficio para todos los santafesinos y no apunte a satisfacer los deseos reeleccionistas del actual gobernador”. (Jackemate.com)