Miércoles, Enero 22, 2020
logo.jpg

Introspecciones: Yemen cuna de atentados mortales

 

Irak es el pasado bélico, Afganistán el presente y Yemen, territorio natal de la familia Bin Laden, es el futuro, a breve plazo, de un conflicto bélico decidido por Barak Obama, con el apoyo de países centrales, luego de que una rama de Al Qaeda reivindicara el atentado fallido del nigeriano Umar Faruk Abdulmutallab, quien habría admitido al ser interrogado, que recibió entrenamiento y explosivos del grupo terrorista. 

 En las últimas horas, el instituto privado norteamericano Intel Center, especializado en analizar mensajes de organizaciones terroristas, hizo saber que la facción "Al Qaeda en la Península Arábiga" (AQAP) se atribuyó el atentado en un comunicado en el que publica, además, una fotografía de Abdulmutallab, que trató infructuosamente de detonar un explosivo en un avión procedente de Ámsterdam, cuando se disponía a aterrizar en Detroit.

El comunicado, fechado el 26 de diciembre agregó que el terrorista "logró romper todas las modernas y  sofisticadas tecnologías, así como puestos de control” y  “su acto supone un gigantesco golpe al mito de los servicios de inteligencia estadounidenses y globales, a la vez que  muestra cuán frágiles son sus estructuras”. 

El refugio terrorista yemení

Abdulmutallab, de 23 años, “coordinó el ataque con Al Qaeda en la Península Arábiga, una alianza de extremistas basados en Yemen y Arabia Saudita”, dice el comunicado.

Según el Centro que nos ocupa, con sede en las proximidades de Washington, el motivo del frustrado atentado es una "represalia" contra la "injusta agresión norteamericana contra la Península Arábiga", donde -agrega AQAP- "lanzó sus bombas de fragmentación y misiles de crucero desde sus buques de guerra en el Golfo de Adén".

También la cadena internacional de televisión norteamericana CNN había informado de que el frustrado atentado constituía una represalia por una reciente operación contra Al Qaeda en Yemen, realizada con ayuda estadounidense.

El propio Abdulmutallab habría confesado, al ser interrogado varias veces luego del fallido ataque, tener vínculos con Yemen, considerado uno de los nuevos refugios de la red terrorista internacional.

Debido a ello Obama decidió que se “examinen todas las políticas de rastreo, tecnologías y procedimientos relativos al transporte aéreo", y acotó: “Tenemos que determinar cómo logró el sospechoso introducir peligrosos explosivos en un avión y qué pasos más podemos dar para evitar ataques".

El casi desconocido Yemen

Quienes siguen semanalmente las introspecciones que edita Jackemate.com, saben que en las mismas volcamos informaciones poco conocidas y no pocas veces desconocidas. Y en este caso haremos lo propio con este conflicto bélico en ciernes, que puede derivar en aristas mortales no deseadas.

Yemen es el Estado más democrático de Arabia y por el mismo motivo el más inestable debido a sus instituciones débiles e infectadas de corrupción.

Pocos saben que el comando militar norteamericano que opera en la región, bajo las órdenes de las Naciones Unidas, tendría en su poder listados de funcionarios que deben ser evacuados en horas hacia la ciudad de Asmara,   si el “país se viene abajo”.

La inteligencia norteamericana, -que por estas horas está trabajando a full con la de Yemen a partir del intento de atentado aludido- sabría perfectamente que Al Qaeda compra voluntades entre los cabecillas tribales para hacer volar a petroleros que zarpan de la costa yemení.

No es casualidad que el valor de los seguros navales ascendiera hacia la estratosfera y el tráfico marítimo se redujera a casi su mínima expresión.

Como consecuencia colateral los montos por ingresos al gobierno de Yemen por exportaciones de petróleo se redujeron de manera considerable y los jeques codiciosos, se ven obligados a pedir a las empresas privadas menos sobornos. Sólo les quedan los turistas como víctimas.

De esta manera, para Al Qaeda Yemen es un país ideal para asentar sus bases, ya que aprovechan el caos imperante y las simpatías culturales que recogen del corazón de Arabia. Incluso es más deseable su territorio para entrenar adherentes que el remoto Afganistán, ya que sólo deben ayudar a los enemigos del gobierno a socavar el régimen existente.

Feudos tribales corruptos

Los ministerios de Yemen son feudos de las diversas tribus y en ellos se mueven funcionarios que utilizan la burocracia inconexa que permite negocios que se logran sobre la base de la obtención de información reservada que no se comparte y que circula hacia arriba. Sólo el presidente sabe lo que pasa.

Y es el que utiliza esa información para aplacar rebeliones circunstanciales y para hacer favores a quien estime conveniente para mantenerse en el poder.

La fuente que consultamos resumía en una frase esa lucha soterrada e infinita por el poder: “El presidente da de comer al perro que esté más próximo a morderle, ya que sólo controla el 50% del país”.

Yemen: Paraíso de jeques secuestradores

Las autoridades de Yemen exponen descaradamente a los extranjeros que representan a empresas internacionales, una especie de guía básica para víctimas de jeques secuestradores.

 En caso de ser secuestrado, el extranjero debe actuar sumisamente e incluso, si es posible, en todo momento en su tránsito por el país, debe llevar fotos de familiares para “entablar relaciones mínimas con los captores”.

A las pocas horas de producirse el secuestro debe pedir hablar con el jeque y si lo llevan a verlo, el secuestrado debe quedarse tranquilo: significa que es un secuestro autorizado.

El secuestro se realiza para que las autoridades concedan a la tribu un nuevo pozo de agua. El trámite dura dos meses, en los que el secuestrado vive, semanalmente, con las distintas familias de la aldea para compartir las pérdidas generadas por el mantenimiento del secuestrado.

Si al secuestrado le niegan la entrevista con el jeque el primer día, la víctima debe comenzar a preocuparse ya que es un secuestro no autorizado. Conocida esta circunstancia hay que comenzar a pensar en como escapar.

En Yemen el sistema Kabili –tribal- es el más fuerte del gobierno y algunos nos dicen que “es más fuerte que el Islam”. La burocracia funciona sobre la base de lazos familiares y redes de conocidos, en lugar de la ley.

Los jeques viven mayoritariamente del tráfico de armas y hay muchos yemeníes veteranos de Afganistán, quienes luchaban en la época en que se enfrentaba a los soviéticos, a mediados de los noventa.

La presión norteamericana, a partir del episodio de las Torres Gemelas (2001), fue tan severa que el gobierno de Yemen se vio obligado a satisfacer al ex presidente Bush, quien se comprometió como contraprestación, a brindar un paquete de ayuda militar que sabía muy bien el código básico de los yemeníes: familia, aldea, tribu, armas.

La cuasi empresa terrorista de Yemen

El terrorismo de Yemen, en otras palabras, es una actividad “cuasi-empresarial” de la que viven 20 millones de agresivas personas bien armadas y con mentalidad comercial, conocedora de la aplicación de los límites de la ley islámica para el crimen.

Barak Obama sabe por estas horas que los acuerdos logrados con la cúpula gubernamental de Yemen para buscar blancos, en caso de que ordene represalias, le impedirá la utilización de tropas de asalto para combatir en ese territorio a los terroristas, aunque estaría autorizado –según información dada a conocer públicamente por el estado mayor yanqui- a utilizar aviones espía, misiles crucero y cazas a reacción.

También conoce el dueño temporario de la Casa Blanca que Yemen necesita una guardia costera de primer nivel y sabe que oportunamente se le proporcionó a ese Estado la cifra de 22 millones de dólares en ayuda militar para la lucha antiterrorista.

Del total apuntado, 8 millones fueron a la guardia costera para que asumiera el control de las costas de Arabia y Omán. En esa oportunidad la Guardia pasó de tener 40 efectivos a 2.500 para cumplir el objetivo aludido.

Ochenta millones de armas   

Yemen, uno de los países más pobres del mundo, paradójicamente cuenta con aproximadamente 80 millones armas en su territorio – cuatro para cada yemení promedio- y cada habitante posee más rifles de asalto y granadas per cápita que cualquier otra nación del orbe.

Se vive entre tiroteos tribales y algunos jeques tienen hasta sus propias piezas de artillería. La juventud anda por las carreteras con rifles AK-47, en muchos casos, con el seguro quitado.

La semana pasada, vale hacerlo conocer, el ejército de Yemen bombardeó posiciones de la red que nos ocupa y en combate dio muerte a más de 60 rebeldes, con la colaboración de asesores norteamericanos que dispusieron que la embajada de EE.UU. en Yemen se convierta en una fortaleza –nos dicen- con múltiples puertas y dientes de hierro que surgen del suelo para bloquear vehículos.

Incluso se habría definido que ante el cariz que tomarán las acciones militares en un futuro cercano, la mayoría de los diplomáticos serán reemplazos por varones sin familia.

Esto se decidió, entre otros motivos, por el tipo de amenaza dado a conocer por los terroristas, quienes en su comunicado expresaron: "Hemos venido a cometer una matanza y hemos preparado a hombres que desean morir con el mismo fervor con que ustedes desean vivir y, Dios mediante, les atacaremos con todo aquello desconocido hasta ahora (...) Nuestra venganza está próxima", aseguró AQAP.

También llamó a "todo musulmán al que le importe su religión a ayudarnos a expulsar a los apóstatas de la península Arábiga, matando a todo cruzado que trabaje en sus embajadas”, implicando ese llamamiento una "significativa escalada" en las actividades de este grupo y forma parte ello una serie de "cambios operacionales" desde que las facciones de Al Qaeda en Arabia Saudita y Yemen se fusionaron para formar AQAP. (Jackemate.com)

Por Lic. Ricardo Marconi

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar