Lunes, Agosto 19, 2019
logo.jpg

Drogas: ¿Rosario se encamina hacia una favelización a la carioca?

Usar puntuación: / 4
MaloBueno 

 

Si decimos que Rosario se encamina hacia una favelización al estilo de Río de Janeiro por el tráfico de drogas en los sectores más pobres del barrio ‘La Tablada’, ¿nos equivocaríamos? Muchos pueden decir que se peca de escándalo informativo, pero cuando se comienza a escuchar lo que pasa en esos sitios, más que escandalizarse, aumenta a grado sumo la preocupación de por qué y cómo se llegó a esta situación de zona liberada para la venta de drogas al menudeo.

Cuando narraron lo que ocurría en ese populoso barrio de la zona sudeste rosarina, cuyos asentamientos de viviendas más pobres se levantan en las proximidades de la cinta asfáltica del Acceso Sur a Puerto y a lo largo de un viejo tendido de vías ferroviarias.

Las fuentes que dialogaron con Jackemate.com recorren sus calles por cuestiones profesionales e indicaron que entre el 60 y 70 por ciento de las viviendas más pobres o de trabajadores humildes reciben una interesante cantidad de dinero mensual de los ‘narcos’ para que guarden la droga en sus inmuebles.

Sí, por cumplir con esa tarea o trabajo de depositarios del estupefaciente (marihuana, paco y cocaína) en sus casas reciben entre cinco y seis mil pesos por mes, un sueldo mensual nada despreciable para una familia actualmente.

Pero la pregunta emergió rápidamente: ¿Por qué los ‘narcos’ depositan su preciada mercadería en estas viviendas?

Y la respuesta fue escueta y directa: "Porque la policía, con orden de allanamiento de la Justicia Federal, solamente ingresa en las viviendas en las que creen -por sus investigaciones- habitan los ‘delivery’ de estupefacientes, pero la droga mudó o no está ahí".

Parece increíble la respuesta dada, pero –según las fuentes- es la realidad que se vive en ese barrio rosarino, donde también algunos pequeños talleres mecánicos (se negáron a indiviualizarlos por temor a represalías) son utilizados por los ‘narco deliverys’ como epicentros de distribución al menudeo de sus drogas.

Y también –como dijeron las mismas fuentes- no son blancos de investigaciones o, al menos, de sospecha cuando en esos sitios siempre están sin vehículos para arreglar o el que está siempre es el mismo, sea el día que se revise.

Pero todo este relato se corona con la supuesta participación de chicos menores de diez años, a quienes hacen trabajar de ‘correos’ de los ‘narcos deliverys’, trayendo desde viviendas particulares que usan de depósitos pequeños cargamentos de diez unidades de droga, las que son inmediatamente "colocadas" entre quienes ocupan los modernos vehículos que transitan, a baja velocidad y con sus vidrios oscurecidos levantados, las intrincadas calles y cortadas de esa populosa barriada.

“Decime quién podría llega a sospechar que un chico de menos de diez años esté haciendo el triste trabajo de correo de los ‘narcos’”, dijeron las fuentes ante una consulta de nuestro portal.

Y la verdad, pensando con sentido común, muy pocos que no están en el mundo de la investigación policial podrían llegar a imaginar, al menos, que estos niños cumplan esta triste tarea de trasladar la droga desde los ‘santuarios’ a los ‘camuflados’ centros de distribución al menudeo, cuyos padres también reciben dinero por ese trabajo que cumplen sus hijos.

Si estas personas, que cumplen tareas profesionales a diario, observan estas delictivas situaciones que, además, atentan contra la salud y el futuro de nuestros jóvenes e hipotecan a las generaciones venideras, porqué los organismos especializados en combatir el narcotráfico urbano no lo registran o advierten.

¿Habrá connivencia policial con los ‘narcos deliverys’? ¿Las actividades de los narcos en Rosario cuentan con protección política, judicial o policial? Son preguntas sin respuestas inmediatas. 

Preguntas que uno se hace cuando va escuchando el relato de las fuentes y que buscan una respuesta racional, la que nunca, al menos, por ahora se escucha de quienes tienen la obligación de evitar que estas seudos actividades comerciales –por darle una definición- no se sucedan con la intensidad como lo estarían haciendo desde hace un tiempo.

Después de escuchar a las fuentes, nada reprochables y totalmente seguras, uno puede preguntarse, como dice el título de esta nota: ¿Rosario se encamina hacia una favelización parecida a la que se vive en la carioca Río de Janeiro como consecuencia de la droga? (Jackemate.com)

Por Jorge Ferrari    

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

ULTIMO PROGRAMA



Get the Flash Player to see this player.

time2online Joomla Extensions: Simple Video Flash Player Module